#Economía

Mercado latinoamericano, ¿normas de libre competencia?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Dos preguntas, por lo menos, habría hecho la Fiscalía Nacional Económica (FNE) a los ejecutivos de SCA Chile acerca del rol del tercer actor del mercado, Kimberly Clark. La segunda, si sabían de un cartel entre CMPC Tissue y Kimberly Clark para “repartirse” el mercado a nivel latinoamericano. Estas semanas mientras miraba las noticias, las cuales estaban centradas en el cambio de agente para nuestro litigo en La Haya, al ver las imágenes del presidente Evo Morales con una serie de presidentes europeos, se me vino a la cabeza el caso de la colusión del papel tissue, llevábamos casi 60 años diciéndoles papel confort, al parecer esto tendrá la externalidad positiva de mejorar el lenguaje nacional.


Por nuestra parte, nos toca incentivar la integración cultural de los pueblos, lograr convencer que los problemas de colusión en Colombia o las malas condiciones laborales en Ecuador, son problemas de nuestro país.

Específicamente me acordé de estar en un supermercado, al frente del pasillo de papel higiénico (lo siento, tissue me suena demasiado siútico), revisando un cartelito que me invitaba a comprar la marca Scott, dado que la competencia se había coluído. En ese momento pensé: “Pero estos tuvieron un problema parecido en Colombia”. Finalmente tuve que comprar la marca no coluida para evitar la mirada inquisidora del resto de los consumidores empoderados.

Al comentar esta situación con un grupo de amigos, uno me señala: “Esos son problemas de los colombianos, aquí en Chile compramos Scott”. Creo que fue precisamente esta idea la que se me cruzó con la figura de Morales conversando con Putin sobre los problemas de soberanía entre dos pequeños países de América del Sur. Posterior a que explotara el caso de la colusión entre CMPC Tissue y SCA Chile, dos tesis se repitieron en las columnas de opinión de los especialistas nacionales, las cuales daban su veredicto indicándonos al culpable. La primera, se centra en la falta de sanciones coercitivas de magnitud tal que permitieran disuadir la generación de este tipo de situaciones. En este sentido, el culpable era el ex presidente Lagos y la eliminación de pena de cárcel para este tipo de delitos.

Una segunda corriente, vocifera por la falta de competencia de nuestro mercado, para la cual el culpable es el Estado, con sus barreras de entrada que impiden el emprendimiento privado y el accionar libre del mercado. Por mi parte, considero que el culpable es mi amigo y su idea sobre que los temas de Kimberly Clark en Colombia eran problemas de los colombianos.

Uno se puede desgastar como país perfeccionando la normativa agravando las penas o mejorando las condiciones para la inversión, sin embargo hay algo que no podemos cambiar. Somos un país de menos de 20 millones de habitantes, lo cual nos transforma en un mercado minúsculo para la realidad mundial. Cualquier cambio legislativo vuelve al país vecino en un lugar más llamativo para invertir, lo que nos llevaría aligerar nuestra normativa, esto podríamos llamar el círculo vicioso de la accionar individual.

Un cambio en la legislación de libre competencia chilena, peruana o boliviana, no cumple su objetivo, dada la asimetría en la transacción con grandes grupos económicos internacionales, lo que nos lleva a la disyuntiva entre permitir el abuso o aceptar que la inversión se cambie de país. Si en cambio, unificáramos las normas de libre competencia con una jurisdicción supranacional, el escenario se equilibra, puesto que ahora negociamos como un mercado de 600 millones de habitantes.

En este contexto, seguir peleando una guerra de más de ciento treinta años, resulta un despropósito. El objetivo, por tanto, de los pueblos latinoamericanos debe ser uno solo, unión para enfrentar al gran capital. Lo anterior, no debería ser solamente una bandera de lucha de la izquierda, sino también de aquellos que creen que la solución a nuestros problemas, esta en la competencia y la inversión privada, puesto que las estrechas soberanía nacionales son, al final del día, un límite para la circulación de capitales.

Por nuestra parte, nos toca incentivar la integración cultural de los pueblos, lograr convencer que los problemas de colusión en Colombia o las malas condiciones laborales en Ecuador, son problemas de nuestro país. Que nuestro desarrollo esta intrínsecamente vinculado al éxito de la región, y si alguien se quiere aprovechar de alguno de nosotros: «palo al Tiburon, en la unión está la fuerza y nuestra salvación».

TAGS: #AméricaLatina Colusión Papel Higiénico Mercado

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Juan Pedro

04 de diciembre

Sorpresivo. Primera vez que estoy de acuerdo con un funcionario de los gobiernos de izquierda. Se nota que entiende el problema, el hecho de que somos, como país, un mercado inexistente (mas chicos que buenos aires o sao paulo). Buena.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes