#Economía

Los chistes del G20 y su “nota de optimismo”

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Esta cumbre del G20 se inicia con una nota de optimismo. Los resultados de las elecciones de ayer en Grecia alivian a los dirigentes del G20, sobre todo a los europeos. Todos ellos esperan devolverle un poco de confianza a la economía mundial”. Así comenta hoy Radio France Info la reunión del G20, uno de los engendros más inútiles e ilegítimos que se hayan inventado en el ámbito internacional.

El G20 reúne a 19 países y a la Unión Europea. Esta última está representada por el presidente del Consejo Europeo y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), lo que hace que el G20 reúna en realidad a 21 genios. Creado el año 1999, el G20 debía favorecer los acuerdos internacionales con el fin declarado de ponerle fin a la interminable serie de crisis financieras de los años 1990. Los resultados están a la vista.

Tal vez sea útil recordarle a este grupo de impotentes que la crisis financiera no la desató Grecia, cuya economía representa menos del 3% del PIB europeo, y menos del 1% del PIB mundial. ¿Cómo podría?

Desde la cumbre del G20 en Washington, el 15 de noviembre de 2008, -en los inicios de la catástrofe ocurrida bajo su autoridad-, el G20 se ha reunido cinco veces más en Londres, Pittsburgh, Toronto, Seúl y Cannes, y ahora una sexta en Los Cabos (México), lo
que lleva a la prensa financiera internacional a preguntarse si sirve para algo.

El semanario financiero galo L’Expansion se cachondea del G20 en términos algo irrespetuosos:

“Se terminó ese tiempo en que las cumbres del G20 concluían con discursos líricos y anuncios estruendosos. Se terminaron las decisiones “históricas”, el “fin de los paraísos fiscales”, o el fin del “capitalismo desenfrenado”. Ya no estamos en abril del 2009 cuando, después de la cumbre de Londres, Nicolas Sarkozy se presentó en la sala de prensa para afirmar sin precaución: “La era del secreto bancario se terminó””.

Es verdad que las cumbres del G20 fueron inútiles, y que sus amenazas al mundillo de las finanzas no lograron sino hacerle mearse de la risa.

Seis cumbres del G20 más tarde, los mercados financieros siguen haciendo lo que les sale de los cojones, mientras los mandatarios que tomaron decisiones espectaculares (o más bien decisiones espectáculo) fueron expulsados de sus cargos por el voto democrático. La crisis no sólo continúa sino que se agrava al punto de provocar diarreas recurrentes entre los mandatarios de ahora, así como en los augustos sistemas digestivos de los burócratas designados a dedo en el BCE, el FMI, el Banco Mundial (BM) y otras organizaciones de pachanga. Entretanto el FMI se dio el lujo de tener un director gerente que, alejado de su cargo se dio maña para hundir a Bankia, el tercer banco español, otro que fue arrestado y está procesado por agresiones sexuales en serie, y la actual
directora, que no se entera y pone cara de yo no fui.

Entre otras decisiones que se transformaron en chiste, el G20 adoptó la de “establecer una lista de los paraísos fiscales” que convenía eliminar. La de establecer nuevas regulaciones bancarias. La de poner a disposición del FMI y del BM un millón de millones de dólares para estimular la economía (sic). Last, but not least, el G20 de Pittburgh prometió regular los bonos de los traders, esos compraventeros que especulan con productos financieros basura. Las carcajadas se escuchan desde los confines del espacio sideral que toca en estos días la sonda Voyager II lanzada el 20 de agosto de 1977.

A pesar de todo, el G20 de Los Cabos (México) tiene un aliciente: el caricatural Piñera se las arregló para estar presente. Puede que vaya a contar sus chascarros de las “oportunidades para todos”. Como quiera que sea, hará pálida figura con sus pijoteros 280 mil millones de dólares de PIB, menos de un 0,6% de la economía mundial. Si mañana por la mañana Chile desapareciera, hundiéndose en el océano Pacífico, sería noticia durante tres días. No más. Digo esto, haciendo gala de “una nota de optimismo”. En una de esas no se dan ni cuenta.

—–

Foto: International Business Times

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
alfredo

19 de Junio

Como quiera que sea,(Chile y Piñera) hará pálida figura con sus pijoteros 280 mil millones de dólares de PIB, menos de un 0,6% de la economía mundial. Si mañana por la mañana Chile desapareciera, hundiéndose en el océano Pacífico, sería noticia durante tres días. No más. Digo esto, haciendo gala de “una nota de optimismo”. En una de esas no se dan ni cuenta.
EXCELENTE …!!!!

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Millones de mujeres migrantes indocumentadas están con Kamala, ven en ella una luz para salir de las sombras y tener acceso a los derechos laborales, poder tener acceso a una residencia y posteriormente a ...
+VER MÁS
#Sociedad

Kamala, ¿luz para las mujeres migrantes?

Nuevos

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Millones de mujeres migrantes indocumentadas están con Kamala, ven en ella una luz para salir de las sombras y tener acceso a los derechos laborales, poder tener acceso a una residencia y posteriormente a ...
+VER MÁS
#Sociedad

Kamala, ¿luz para las mujeres migrantes?

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal