#Economía

La obsoleta institucionalidad pesquera

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La estructura y funcionalidad de la actual institucionalidad pesquera chilena reproduce la degradación de las poblaciones de peces, mariscos, algas marinas y medio ambiente e incrementa la desigualdad social entre los chilenos.

Es la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura quien determina las situaciones pesqueras y/o de acuicultura, las problemáticas y sus soluciones, incluyendo los objetivos y contenidos  de la investigación investigación científica, sobre los recursos pesqueros y de acuicultura.

La Subsecretaría, que  administra los recursos pesqueros, publicó en marzo de este año que el 60% de los recursos pesqueros está sobre explotado y dentro de las omisiones nada se dijo de la construcción de planes de manejo y/o recuperación, que por ley es competencia de esta institución.

Este tema ha pasado ante la ciudadanía casi inadvertido, con un lenguaje políticamente neutro, sin enfrentar el Estado de Chile la responsabilidad  de este desastre nacional con los recursos pesqueros.

Así, la lectura del informe refleja sólo la  punta del iceberg, pero bajo ella emerge de manera manifiesta la incapacidad política y técnica de esta parte de la institucionalidad pesquera,  para administrar de manera sostenible los recursos pesqueros de los chilenos.

La estructura y funcionalidad de la actual institucionalidad pesquera chilena reproduce la degradación de las poblaciones de peces, mariscos, algas marinas y medio ambiente e incrementa la  desigualdad social entre los chilenos.  De esta forma  se deteriora la sociedad chilena, producto de los negativos impactos sociales y económicos de prácticas de política e investigación pesquera obsoletas.

Por casi cuarenta  años los gobiernos han priorizado políticas de corto plazo, pero  los efectos negativos sobre los recursos naturales y la sociedad chilena acompañarán a las nuevas  generaciones de niños y jóvenes chilenos, por muchos años más. Si el Estado no asume y realiza una profunda adecuación de la institucionalidad pesquera al contexto de deterioro de los recursos pesqueros y pone en acción la mentada sostenibilidad de esta actividad, para las futuras generaciones el futuro no será bueno.

El entramado institucional pesquero chileno ha tocado fondo y los gobiernos venideros deberán resolver la sobre explotación de las poblaciones de peces, mariscos y algas marinas, la fragmentación de competencias pesqueras del actual modelo institucional y la discrecionalidad con que actúan. Chile requiere un Ministerio de Pesca y  Acuicultura, con administraciones pesqueras y de investigación en varias regiones de Chile, creando un nuevo instituto de investigación pesquera, de carácter público, fortaleciendo al Servicio Nacional de Pesca. Pero tal vez el desafío mayor es repensar las relaciones entre nuestra sociedad y los recursos naturales.

Los chilenos necesitamos un  modelo de desarrollo pesquero, uno que coloque  a la amplia mayoría ciudadana chilenos en el eje central de la política pública y también a sus recursos pesqueros y de acuicultura.

————-

Foto: Tom / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.