#Economía

La legalización de la usura

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ya puestos en la agenda los derechos de los consumidores, el nuevo paso debiera ser instalar los derechos de los deudores a no ser gravados con intereses usureros, que obligan a pagar varias veces el bien o servicio adquirido, sustituyendo el artículo 9 de la Ley 18.010 por uno que prohíba el cobro de intereses sobre intereses.

La airada y casi explosiva reacción del Presidente de la Asociación de Bancos, Jorge Awad, a la eliminación por parte de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de normas que permitían alzas unilaterales y cobros abusivos en líneas de crédito y ahorro, demuestra el convencimiento de la banca chilena de que el sector financiero es intocable. Incluso por la propia justicia.

Los recientes fallos de la Corte Suprema contra La Polar y Cencosud por aumentos unilaterales de comisiones y la demanda de Conadecus -que luego de ocho años obligó al BancoEstado a pagar$5.675 millones a 500 mil ahorrantes, por cobro indebido de comisiones en cuentas de ahorro a la vista-, no sólo sienta jurisprudencia para nuevos casos: puso en el centro del debate los derechos de los consumidores y evidenció el abuso del retail y, ahora, de los bancos.

Al retail y el sistema financiero ya no les bastará con la “aceptación tácita” de los consumidores de alzas en cobros por comisiones, como bien lo entendió Falabella al cancelar el alza unilateral de comisiones por mantención de su tarjeta CMR que ya había anunciado.

Comparando el sistema de pago chileno con “una joyita que la voy a cuidar siempre”, el demócrata cristiano que representa los intereses de los banqueros en la Asociación de Bancos se arrojó atribuciones que olvidan su rol de regulado, frente a la autoridad reguladora,al afirmar que “no voy a aceptar que medidas irresponsables en un momento determinado la pongan en juego”. Con el resto de sus colegas denunciando “un ambiente en contra de la banca” y hasta intentos de fijación de precios por parte de la Superintendencia.

La “joyita” a la que se refiere tan intensamente Awad está valorizada en más de US$ 3.352 millones, que fueron las utilidades de la banca del año 2012, lideradas por el Banco de Chile (uno de los bancos que más se demoró en pagar la deuda subordinada al Estado) y el Santander, la institución financiera más grande del sistema que actualmente enfrenta una demanda colectiva en su contra por estafa en la rebaja en el pago de dividendos.

El actual cuestionamiento ciudadano a las bases del modelo económico y político que se implantó a fuerza en dictadura con las reformas estructurales que liberalizaron la economía, el mercado del trabajo, la previsión, la estructura tributaria, finalmente llegó a los pies del sistema financiero que ha logrado bancarizar al país, pero a un costo social altísimo.

Claro, los chilenos y chilenas hoy pueden acceder a bienes y servicios a través de créditos de una industria en competencia, pero sometiéndose a un mercado poco transparente de reglas del juego, donde hasta antes de los fallos de la Corte Suprema condenando los cobros unilaterales, sólo les quedaba aceptar las inequitativas condiciones.

Pero el acceso al crédito es profundamente desigual: mientras es restringido para pymes (que son las que generan 80% de la fuerza de trabajo en el país) y, más aún, para los microempresarios y particularmente para las mujeres que trabajan por cuenta propia, para los bancos no hay restricciones.

Ello quedó demostrado cuando Jaime Estévez era presidente del ahora cuestionado Banco Estado y aprobó un préstamo por US$120 millones al Banco de Chile, institución a la cual se integró posteriormente como parte de su directorio.

Asimismo, mientras el Banco Central le cobra a los bancos un 5% de interés por los créditos, éstos castigan a los usuarios, con tasas seis y hasta siete veces mayores.

Intereses sobre intereses

El aumento del acceso al crédito en Chile en los últimos 30 años fue bajo el alero de una legislación (Ley 18.010) que legalizó la usura y que sigue permitiendo el cobro de intereses sobre intereses por cuota vencida.

Hasta la promulgación de la ley que regula las operaciones de crédito y otras obligaciones de dinero en 1981, la usura era ilegal. En su artículo 9, la ley expresamente señala que “podrá estipularse el pago de intereses sobre intereses,capitalizándolos en cada vencimiento o renovación”, consolidando el anatocismo, cláusula en que las partes convienen en que los intereses atrasados produzcan nuevos intereses.

Por ello, ya puestos en la agenda los derechos de los consumidores, el nuevo paso debiera ser instalar los derechos de los deudores a no ser gravados con intereses usureros, que obligan a pagar varias veces el bien o servicio adquirido, sustituyendo el artículo 9 de la Ley 18.010 por uno que prohíba el cobro de intereses sobre intereses.

Frente a la arremetida de la banca, habrá que estar atentos/as a que -como ha ocurrido en industrias como las isapres- un fallo judicial a favor de los usuarios finalmente no termine castigándolos a ellos mismos, dado que su cumplimiento (solicitar renovación de aceptación explícita de los clientes) pueda justificar nuevas alzas argumentando aumento de costos de administración.

Es el momento de poner mayor equidad en la relación entre clientes y compañías, y que los regulados entiendan que deben adecuarse al alero de la regulación. Es de esperar que el nuevo Sernac Financiero esté a la altura.

* Entrada publicada originalmente en Radio Cooperativa

————

Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

11 de mayo

Intereses sobre intereses es sólo una parte de toda la torta en cuestionamiento. También están los simples intereses, en los que pagan diferentes montos las empresas pequeñas y las personas respecto de grandes empresas, tal como los bancos, que pagan tan poco interés.

Además está el problema de la repactaciones unilaterales a las que no queda pito que tocar. Así, he visto empresas perder millones de pesos por una simple jugadita numérica del banco.

Yo creo que el pueblo chileno necesita crear un banco de dinero propio, teniendo una AFP propia, así como diversa clase de empresas propias, o de las que va adquiriendo acciones, para que el dominio del mercado cambie a uno más racional y en el que existan mejores condiciones para que la sociedad tenga un desarrollo más armónico, con menos concentración y menos delincuencia…

Para crearla, imagino que debe llegar la ciudadanía al poder (o hacer un acuerdo con un candidato presidencial), y para que esto pase debe haber un proceso organizativo que no se está dando en ningún lugar, de forma que tal proceso penetre la estructura de la sociedad, convirtiéndose en un hito capaz de organizar los cambios que el país necesite.

Para mí la idea más simple para crear los cambios que desea la población y los que puedan ser manifestados en un proceso más amplio de análisis es solicitando una Cámara Ciudadana a algún candidato presidencial, para luego contruir acuerdos e idear la forma de desarrollar determinadas iniciativas…

christian urrutia

13 de mayo

Patròn de fundo. Sacó a relucir toda su prepotencia y. Sobre todo, su visión del tema: ellos son los dueñ del país, demás deben acatar, incluidos ministros y superintendentes.

13 de mayo

EL SISTEMA BANCARIO EN CHILE SE HA CONSTITUIDO EN UN ROBO LEGAL E INSTITUCIONALIZADO

Carla Monsálvez

31 de agosto

definitivamente con la ley 18.010 se legalizó la usura, en que una de las formas pero con otro nombre es el cobro de intereses sobre intereses o anatocismo. Deberìa derogarse el artículo 9 de tal ley y permitir ademàs en materia civil la institución de lesión enorme en este tipo de contratos y no sólo en los inmuebles. No es posible que una persona para estudiar tenga que endeudarse de tal manera, pagando a veces tres veces más de lo que pidió.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

El Estado y el mercado deben tener una importancia relevante equitativa en el sistema democrático; ninguno de estas dos esferas, debe hacerse con todo el poder político-económico, como sucede bajo el neo ...
+VER MÁS
#Economía

Chile y Suecia, neoliberalismo en dos tiempos: algunas enseñanzas

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática