#Economía

La economía popular solidaria, un concepto olvidado

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

se hace necesario asimilar el desarrollo como el logro de expandir la multiplicidad de potencialidades de los distintos sujetos sociales y económicos que conforman la sociedad, ampliando constantemente su campo de acción a diversos terrenos, ya sea científicos, productivos, comerciales, tecnológicos, sociales, etcétera. De esta manera, se supera la visión de “desarrollo” impuesta en la actualidad, la que se funda precariamente en la disposición de abundantes capitales o la acumulación de los mismos.

Una de las más recurrentes formas de articulación popular en nuestro país son los llamados “Comités de Vivienda”. Estos, fuera de su denominación legal, son instituciones que pueden ser calificadas como organizaciones económicas populares, constituyéndose como francas expresiones de la llamada economía popular de la solidaridad, que ha sido entendida por autores como Razeto Migliario como “la introducción de niveles crecientes y cualitativamente superiores de solidaridad en las actividades, organizaciones e instituciones económicas”, tanto a nivel de mercados como de políticas públicas, entregándole a comunidades organizadas la posibilidad de ser protagonistas de su propio proyecto. Así, por una parte, se supera el asistencialismo y, por otra, se promociona una gestión cooperadora entre diversos actores sociales.

Ello obedece a una visión alternativa de desarrollo, que comulga con un modelo distinto al que hoy en día se implementa, privilegiando indicadores cualitativos del bienestar humano, por sobre aquellos cuantitativos (claro ejemplo de indicador cuantitativo es el PIB per capita). Así, se hace necesario asimilar el desarrollo como el logro de expandir la multiplicidad de potencialidades de los distintos sujetos sociales y económicos que conforman la sociedad, ampliando constantemente su campo de acción a diversos terrenos, ya sea científicos, productivos, comerciales, tecnológicos, sociales, etcétera. De esta manera, se supera la visión de “desarrollo” impuesta en la actualidad, la que se funda precariamente en la disposición de abundantes capitales o la acumulación de los mismos.

Los conceptos expuestos no son una novedad, ni tampoco un invento. Son prácticas sociales que han sido ejercidas bajo diferentes contextos de nuestra historia, en que se ha puesto como sujeto principal de desarrollo a los sectores populares. La práctica y comprensión de estas conductas pasa por “ver, juzgar y actuar”, dirigiéndonos hacia un horizonte distinto al trazado por intereses puramente individuales. Inclinándonos hacia la construcción de una “vida humana, más humana”, instalando una construcción social colectiva y comunitaria.

Difícil será, en este mundo individualista, lograr niveles de equidad a través de instrumentos individuales. Las necesidades son colectivas, por ende, es y será solidaria la manera como debemos superarlas. Así es como atendemos al llamado que nos hace el Documento de Aparecida,  cual propone “apoyar la participación de la sociedad civil para la reorientación y consiguiente rehabilitación ética de la política”, a través de “una verdadera economía solidaria y un desarrollo integral, solidario y sustentable”.

El desafío actual es hacer eco de ese llamado, considerando “injusto y al mismo tiempo de grave perjuicio y perturbación del recto orden social, confiar a una sola sociedad mayor y más elevada lo que pueden hacer y procurar comunidades menores e inferiores” (Quadragesimo Anno).

En definitiva, son infinitas las expresiones que tiene la economía popular solidaria: comités de vivienda, emprendimientos personales, autoempleo, bancos comunales, cajas solidarias, asociaciones comunitarias de producción, entre otras. Sin embargo, la proliferación de las mismas no pasa por dictar una u otra Ley, sino más bien por la asimilación real y colectiva de la solidaridad como motor de cambio social, constituyéndose como requisito fundamental para el logro de una justa economía.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
servallas

11 de abril

Me recuerda las antiguas cooperativas, el cooperativismo de los tiempos de la DC en el poder. El problema es que la corrupción, el robo y sobre todo el incumplimiento de los socios con sus responsabilidades envió todo al olvido.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Es lo que Chile necesita para alcanzar el desarrollo, dejar las diferencias partidistas de lado, cuando se trata de objetivos compartidos. Hoy estamos en una condición inmejorable, con el giro del mundo ha ...
+VER MÁS
#Energía

Innovación tecnológica en Magallanes

Es fundamental desarrollar y aplicar planes de ordenamiento territorial que promuevan un crecimiento urbano sostenible, garantizando el acceso equitativo a servicios básicos, protegiendo áreas de valor am ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Desafíos urbanos en Los Lagos: hacia una región sostenible y equitativa

Esperamos entonces que, para evitar que los DOM sean vitalicios, mediante un simple cambio en la ley N° 18.883, se fijen plazos máximos, podrían ser 6 años, para el ejercicio del cargo de estas autorida ...
+VER MÁS
#Municipales

Con ciertos cambios legales se puede reducir la corrupción municipal

Un fenómeno cósmico como este no se puede planificar, no se venden entradas para mirar el cielo nocturno. Sólo los más escépticos han permanecido ajenos, todo el resto anduvimos, al menos por un corto ...
+VER MÁS
#Sociedad

La Aurora de Magallanes

Popular

La buena noticia es que aún hay tiempo para impedir que las cosas empeoren aún más, siempre y cuando se comience a actuar ahora y para que el perdón sea sincero, debe ir acompañado por la acción
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Debemos pedir perdón a los niños y jóvenes

Los retos siguen coexistiendo cuando aún no se superan el trauma de las violaciones a los DDHH acontecidas durante la dictadura. Y, uno de esos, es que los DDHH no sea palabra de discurso populista y etér ...
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: en la medida de lo posible

Los sondeos políticos han de tomarse con la cautela de la razón y el soporte de la duda. Cuando hablo de duda, no entiendo endilgar acusaciones simplistas de manipulación de datos, sino de asumir las enc ...
+VER MÁS
#Política

Realidad e ilusión de las encuestas

En democracia no existe el dilema entre libertad y seguridad. Tenemos derecho como ciudadanos, a exigir que el Estado de Chile y sus instituciones nos garanticen a todos, paz y seguridad para desarrollarnos ...
+VER MÁS
#Sociedad

Libertad y seguridad