#Economía

Hambre

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No es ni el trabajo, ni el salario, ni quien provee, lo que en último término debiera preocuparnos, sino que la capacidad de toda la población de acceder a determinados bienes y servicios básicos (no pasar hambre ni tampoco frío, angustia, falta de educación, etc.).


No nos interesa socialmente si alguien cuenta con los recursos suficientes para fumar o viajar, pero sí si por ser pobre no puede acceder a una buena educación o salud.

Pero el sistema y los individuos temen perder el trabajo. Hay que mantener los trabajos, es la consigna. Sin trabajo no hay plata, sin plata no se puede vivir. No importa el para qué se trabaja, porque la respuesta de la plata tapa el motivo productivo. Pero en realidad uno trabaja para producir algo, no para ganar plata. Por lo que debiéramos preocuparnos por la necesidad productiva de tener que trabajar tanto y veríamos que no es necesario.

Tampoco es el salario lo que debiera ser nuestro foco. Hay un viejo axioma de la economía ortodoxa que repite como mantra que es preferible pasar plata a las personas necesitadas, que bienes, pues ellos saben mejor que nadie qué necesitan. Así si alguien es feliz gastándose toda la plata en copete, el liberalismo de la filosofía utilitaria nos dice que no es nuestro problema. Pero eso es falso. Nos preocupa la pobreza material porque sin plata no es posible comer, tener una vivienda digna, etc. No nos interesa socialmente si alguien cuenta con los recursos suficientes para fumar o viajar, pero sí si por ser pobre no puede acceder a una buena educación o salud.

Por último, menos debiera importarnos si quien provee los bienes y servicios que realmente necesitamos para vivir dignamente es privado o público. Como decían los chinos, no importa de qué color es el gato mientras cace ratones.

Pero no logramos distinguir medios instrumentales de los fines perseguidos. Entonces no logramos salir de desvelarnos para hacer que sigamos trabajando, abogamos por un ingreso garantizado (en vez buscar garantizar salud, educación, comida, etc), y seguimos discutiendo en un diálogo de sordos si el Estado o los privados.

Pero estamos equivocados: no es el trabajo, no es el salario, ni quién es el proveedor. Mientras no lo aceptemos, vamos a seguir hundiéndonos.

TAGS: #Hambre Salarios Trabajo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Nace en madrugada de hielo negro, Ramona Citlali, a miles de kilómetros de sus bisabuelos, abuelos y tíos, con la fuerza e irreverencia de sus ancestras indígenas que como su madre, su abuela y la Comand ...
+VER MÁS
#Sociedad

En madrugada de hielo negro

La magia del film es retratar de manera magistral el abuso, el desprecio, la humillación constante de la nobleza hacia las clases inferiores.
+VER MÁS
#Sociedad

Délicieux

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

El multiculturalismo, lejos de pensarse como una respuesta a la izquierda y la derecha y, aún más, como una crítica al sistema capitalista en el que vivimos, es un velo que solamente viene a cristalizar ...
+VER MÁS
#Sociedad

Multiculturalismo liberal ¿La nueva ideología de occidente?

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Los infantes durante los primeros años de vida se encuentran en un período clave, ya que es cuando tiene lugar un mayor desarrollo cognitivo y una mayor plasticidad neuronal, por lo que son más permeable ...
+VER MÁS
#Educación

Educación Parvularia: ¿El hilo más delgado del sistema educativo?