#Economía

Educación de fábrica

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El resultado es simple: una producción en cadena de individuos estandarizados y al servicio de los requerimientos del mercado industrial. Individuos que son espectadores del mundo, simples agentes pasivos y esponjas de una realidad entonces muerta.

La educación como la conocemos hoy parece algo necesario para nuestro futuro. Nos obligamos a educarnos por miedo a la inestabilidad que podría generar la falta de ella. ¿O realmente nos complace educarnos? La realidad es que no todos nos sentimos plenos estudiando. Entonces nos preguntamos el por qué: ¿será porque aprendemos en base al pasado; quizás porque existe sólo un tipo de conocimiento valorado o más bien por el método lineal y vacío de enseñanza?

Hoy la educación está estructurada e ideada en el contexto de la Ilustración y Revolución Industrial. Es modelada en términos de objetivos afines al mundo industrial, pero además opera como éste. Concretamente podemos hacer un símil entre el modelo educacional tradicional y una cadena de montaje del siglo XIX: lineal, rígida, constituida por grupos aislados de individuos intentando rescatar la “especialización del trabajo” y la estandarización de los procesos, con el objetivo único de alimentar y potenciar los procesos y conocimientos industriales.

El resultado es simple: una producción en cadena de individuos estandarizados y al servicio de los requerimientos del mercado industrial. Individuos que son espectadores del mundo, simples agentes pasivos y esponjas de una realidad entonces muerta. Enseñados a responder de una sola manera frente a escenarios similares. Enseñados a bloquear la experiencia propia. Enseñados a eliminar todo pensamiento divergente y volvernos ajenos a nuestras inteligencias múltiples[1]. Esto se vuelve inquietante al darnos cuenta que la educación de hoy no ha cambiado en nada.

El modelo de aprendizaje empleado en los establecimientos educacionales descansa fundamentalmente en dictar clases. En dichas clases se pasan las materias como “verdades absolutas”, lo cual inhibe la creatividad e inquietudes que son intrínsecas a cada ser humano (de acuerdo a estudios psicológicos, la creatividad de los niños se ve mermada con el paso de los años dentro del sistema educacional[2]). En vez de comunicarse el comunicador hace comunicados y depósitos que los educandos, meras incidencias, reciben pacientemente, memorizan y repiten. Tal es la concepción “bancaria” de la educación es que el único margen de acción que se les ofrece a los educandos es de recibir los depósitos, guardarlos y archivarlos[3]. Entonces, hemos llegado a construir una educación bancaria que nos aleja de nuestros talentos imponiendo una tiranía del “sentido común”. Si entendemos por tiranía del “sentido común” a todo pensamiento que proporciona eficacia al sistema, el mismo mercado nos entrega señales claras de cuál es el camino a seguir: una carrera como ingeniería comercial representa 2,63 veces un sueldo de una carrera artística[4].

Los contenidos de las materias son determinados desde una óptica centralista así como los resultados esperados. Por una parte, la rigidez que implica un aprendizaje lineal (paso a paso), ignora el hecho de que en la práctica (vida real) el aprendizaje es mucho más espontáneo, aleatorio y orgánico. Por otra parte, la estandarización de los resultados esperados redunda en que se espera un “modelo de niño” para cada uno de los niveles. Este estándar es determinado de acuerdo a los requerimientos del sistema, y además por el promedio del comportamiento efectivo de los niños. En otras palabras, el comportamiento del niño se espera que converja a la media de sus compañeros, una media artificial y conveniente. Obviamente un sistema como el explicado ignora la individualidad de cada persona, sus intereses, inquietudes, ritmos aprendizaje y por su puesto su inteligencia múltiple.

Enseñanza de la economía

La enseñanza de la economía no se escapa del escenario antes descrito. En efecto, se trata de una enseñanza basada en un pasado ajeno al nuestro. Importamos conocimientos muertos y caducados. Además de un conocimiento vacío que ignora toda comprensión holística de las variables que interactúan. De hecho, es un enfoque reduccionista de la naturaleza infinitamente compleja de la sociedad. Las personas no son aquellos fríos procesadores de costos y beneficios, como se representa en la teoría neoclásica, sino que seres humanos en busca de relaciones sociales gratificantes, muchos con un grado de compromiso en la acción colectiva, y que se unen a movimientos sociales cuando las condiciones están aptas para aquello[5].

Por lo tanto, se vuelve natural pensar una enseñanza de la economía que proporcione los conocimientos necesarios pero a la vez espacios para la duda y la creatividad. Se trata de volver a la vida del conocimiento, entenderlo como una experiencia propia y acorde la situación actual. Dejar aquel modelo lineal y estructurado para dar paso a un modelo orgánico que se nutra del contexto y experiencia. Establecer espacios favorables para aprender a través de la creación, transformación y destrucción del conocimiento (Sistema autopoyético[6]). Cambiando el paradigma se puede llegar a respuestas más acertadas e incluso reconstruir el sentido cultural de lo se entiende por educación.

Los esquemas tradicionales de educación deben ser cambiados. Modificar el fin y el modo mercantil de la educación democrática para centrarse en un fin y modo acorde a la experiencia humana y el sentido social que implica la educación. O simplemente conservar el sistema educativo actual y asumirlo como una cadena de comida rápida que utiliza un proceso montaje lineal y rígido; y que finalmente hace mal para la salud.

* Entrada escrita por Juan Andrés Castro y Eduardo Cerda

Notas: 

[1] Howard Gardner. “Inteligencias Múltiples”. 1983.

[2] Documental “La Educación Prohibida”.

[3] Paulo Freire. “Pedagogía del oprimido”. 1968.

[4] Comparación realizada entre Ing. Comercial y Artes, basado en portal Mifuturo.cl.

[5] Andrés Solimano. “Capitalismo a la chilena”. 2012.

[6] Maturana y Varela. “Autopoyesis y cognición: la realización de lo vivo”. 1973

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jose-luis-silva

19 de Octubre

Su refleción es interesante pero no creo que sea el camino válido para lar revisión del sistma educacional: Cualquier sistema que tengamos en el pais podrá calificarse de linea de montaje si se pretende calidad e igualdad en el acceso a la educación.

Mientras mas se persiga la igualdad, en este o en cualquier ámbito, mas “estandarizado” será la formulación de cambio. Por lo tanto mientras mas nos sigamos alejando del sistema de libertad para la iniciativa individual de las personas (el referente para el neoliberalismo), mas robotizdos estaremos. En ese sentido, es absolutamente al reves de lo que plantea.

Saludos

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

Juana se da cuenta que ahora las personas consumistas son mal vistas, que tener vehículos gigantes e ineficientes es terrorismo, que el minimalismo y el respeto al medio ambiente son religión
+VER MÁS
#Sociedad

Los siete pasos para lograr el éxito