#Economía

Economía de mercado y sus mezquinos resultados

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La ciencia económica se queda corta, la numerología se confunde, las referencia se pierden. Este 1% más rico se lleva casi una cuarta parte de los ingresos nacionales de nuestro modelo, ¡o sea 14 trillones de dólares! Este desaguisado ha ido de mal en peor en los últimos 40 años. En la década de los 60 se llevaban sólo el 9%. Es decir, que su parte de los ingresos se ha incrementado en los últimos 30 años en forma exagerada.

Si nos referimos a la distribución de la riqueza, examinemos un país grande que al parecer viene de vuelta del modelo. Como referencia tomemos los últimos cinco años y mentalicemos un gráfico para apreciar cómo nos resultará la curva de la distribución de la riqueza.

Reduzcamos sus 300 millones de habitantes a sólo 100 personas representativas: mecánicos, empleados, taxistas, profesionales, bomberos, directivos, computólogos, etc. Ordenemos en la columna vertical la riqueza a repartir, de menor a mayor, partiendo de cero a 56 trillones de dólares. Ahora ordenemos en la línea horizontal el porcentaje de habitantes conforme a la escala de la distribución del ingreso.

Aclaremos que existen tres tipos de personas que sobreviven en la precariedad: los muy pobres, estos no son realmente pobres, ellos se ubican en la “pobreza dura”, no tienen nada, quedan por debajo del dinero del bolsillo. La distribución real de la riqueza en nuestro modelo es que los muy pobres ni siquiera les corresponde nada. En nuestro ejercicio están prácticamente fuera del gráfico.

Los pobres cubren el 30% de nuestra línea horizontal, los indigentes llegan hasta el 50%.

La clase media, que llega hasta el 90%, apenas se distingue de los indigentes; están padeciendo más que antes y tal vez más que los pobres, porque están perdiendo bienes y sus sueños.

Los ricos consiguen casi 100.000 veces más que los pobres y unas 1.000 veces más que la todavía adinerada clase media.

Por desgracia esto ni siquiera se acerca a la realidad. De hecho, el 20% de los ricos han empeorado, desde ese punto de vista tampoco lo están pasando bien.

Sólo el 10% superior ha mejorado. Este 10% ha mejorado tanto que entre el 2 y el 5% superior se salen unas 5 veces del gráfico en esta escala,  igual que los muy pobres, pero al revés.

El 1% superior dispone de tal cantidad de dinero que se alza 10 veces más de lo que se puede mostrar.

Este es el 1% superior, del que hemos oído hablar tanto, tienen el 40% de toda la riqueza de nuestra nación modelo, es tanto el dinero en sus bolsillos que hay que crear otra columna entera sólo para ellos, porque ya no caben en nuestra gráfica.

La ciencia económica se queda corta, la numerología se confunde, las referencia se pierden. Este 1% más rico se lleva casi una cuarta parte de los ingresos nacionales de nuestro modelo, ¡o sea 14 trillones de dólares! Este desaguisado ha ido de mal en peor en los últimos 40 años. En la década de los 60 se llevaban sólo el 9%. Es decir, que su parte de los ingresos se ha incrementado en los últimos 30 años en forma exagerada.

Este 1% más rico posee el 50% de las acciones, bonos y participaciones, el 50% de los pobres poseen sólo medio porcentaje de estas inversiones.

El segmento de los muy pobres, como ya advertí, no aparecen porque son invisibles. Lo cual significa que para las estadísticas, son los ninguno, sobreviven como pueden.

Cabe preguntarse: ¿Esto corresponde al modelo “Economía de Mercado”?, ¿Es el mismo modelo aplicado en nuestro país?. Si la respuesta es afirmativa pues que “Dios nos pille confesado”. ¿Es diferente al modelo aplicado en China como “economía SOCIAL de mercado?, ¿O es simplemente un modelo de “libertinaje económico”? o ¿es un modelo de prueba y error?

Todo lo que necesitamos es despertar y darnos cuenta que la realidad en este país no se parece en nada a lo que pensamos que es.

Foto: Carolonline / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero