#Economía

Brecha salarial que no retrocede

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Culturalmente el modelo “hombre proveedor y mujer cuidadora” induce una distribución de tareas domésticas y de cuidado que sobrecarga a las mujeres en lo privado y, por tanto, dificulta su inserción en lo público. Como consecuencia de esto, para ellas es más difícil aceptar desafíos laborales, buscar oportunidades de capacitación y competir por ascensos, versus sus pares hombres.

Chile enfrenta el desafío de incorporar masivamente a las mujeres al mundo del trabajo. Sin embargo, del análisis estadístico y de la observación de distintos instrumentos, surge que también enfrenta el reto de hacerlo con empleos de calidad, mayores ingresos y similares condiciones a las de los hombres.

Con todo, cada cierto tiempo la publicación de estadísticas sobre la brecha de ingresos entre hombres y mujeres hace noticia, genera debate y reaviva propuestas de política pública que debiesen permitir hacer frente a esa realidad.

Hoy, a pesar de la mayor participación de las mujeres en el mundo público, de los cambios culturales registrados y de la presencia de  mujeres en posiciones de poder emblemáticas, las brechas de ingresos persisten e incluso, se acentúan. Así lo indican en forma unánime las cifras de distintas instituciones (INE, Casen, Superintendencia de AFPs, etc.).

Son varios los factores que determinan esa estabilidad en altos niveles. En primer lugar, que el mercado de trabajo esté fuertemente segmentado en nuestro país, tanto horizontal como verticalmente.

Efectivamente las mujeres se ocupan en sectores feminizados (segmentación horizontal): servicios comunales, sociales y personales, servicio doméstico y comercio. Más aún, ya de jóvenes escogen profesiones y oficios “de mujeres”. Por el contrario, construcción, industria, minería y transporte están fuertemente masculinizados.

El desglose estadístico da cuenta de que el 69% de la ocupación femenina se localiza en sectores como Comercio, Restaurantes y Hoteles y en Servicios (Casen 2011). Por cierto, casi el 13% del total de las ocupadas chilenas está empleada en hogares particulares en tareas de servicio doméstico, siendo ésta una ocupación cuyo grado de formalidad, acceso a capacitación y oportunidades de promoción es menor y sus jornadas en una proporción importante más extensas.

Además sabemos que las mujeres se concentran en posiciones medias o bajas al interior de las organizaciones (segmentación vertical) y que son muy pocas las que logran ascender. Efectivamente, la presencia de mujeres en cargos de responsabilidad en las grandes empresas no supera el 3% y en gremios empresariales no llega a 6%, de acuerdo con el estudio “Mujeres y Poder: Participación en espacios de decisión” de ICSO, UDP. Las chilenas parecen enfrentar un “techo de cristal” particularmente firme, difícil de quebrar.

La brecha también se explica por la existencia de normas legales que penalizan la contratación formal femenina. Un ejemplo de ello es el comentado artículo 203, que establece que toda empresa con 20 o más trabajadoras debe proveer directamente o pagar la sala cuna de los hijos e hijas de sus empleadas. Nuestra organización ha insistido en la necesidad de sustituir este artículo. Ello posibilitaría reducir la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres, porque, en términos prácticos, sería equivalente a eliminar un impuesto a la contratación femenina.

A ello se suma que justamente las mujeres son las principales cuidadoras de niños y adultos dependientes. Culturalmente el modelo “hombre proveedor y mujer cuidadora” induce una distribución de tareas domésticas y de cuidado que sobrecarga a las mujeres en lo privado y, por tanto, dificulta su inserción en lo público. Como consecuencia de esto, para ellas es más difícil aceptar desafíos laborales, buscar oportunidades de capacitación y competir por ascensos, versus sus pares hombres.

Por último, es tiempo de dilucidar qué parte de la brecha salarial -más allá de una normativa desventajosa, de patrones culturales que inciden sobre las jóvenes orientándolas hacia oficios y profesiones feminizadas, asignaciones de trabajo doméstico y cuidado al interior del hogar que las sobrecargan- es simple discriminación desde los empleadores hacia las mujeres. Ello plantea un desafío mayúsculo, ya que sobre ésta es difícil incidir; en los hechos, probarla es ya una ardua tarea.


Por Esperanza Cueto
Presidenta de ComunidadMujer.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

15 de octubre

Pueden encontrar más info sobre brecha en el boletín de septiembre de ComunidadMujer en este link http://www.comunidadmujer.cl/biblioteca-publicaciones/2013/09/boletin-mujer-y-trabajo-brecha-salarial-que-no-retrocede/

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

El Estado y el mercado deben tener una importancia relevante equitativa en el sistema democrático; ninguno de estas dos esferas, debe hacerse con todo el poder político-económico, como sucede bajo el neo ...
+VER MÁS
#Economía

Chile y Suecia, neoliberalismo en dos tiempos: algunas enseñanzas

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática