#Economía

Bencinas: dos argumentos y una propuesta

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Por qué las bencinas no deben bajarse de precio?

Porque la mayoría de los automóviles son usados por las personas más adineradas de Chile. Bajar los impuestos contra ellas en busca de “ayudar a los más necesitados” es una excusa “inexcusable”.

Alguno de los lectores probablemente ha visto Av. Presidente Riesco en la hora punta… Si ha mirado con detención habrá dado cuenta de que la mayoría de los autos viaja con un rango de 1 a 2 pasajeros. Si el precio de las bencinas baja, nos daremos cuenta de que con bastante probabilidad (ley de oferta y demanda), la cantidad de autos en las calles aumentará de un proporcional a la disminución del precio de la bencina.

¿No sería una buena idea crear un impuesto específico hacia los vehículos particulares, y ese aumento redirigirlo hacia el transporte público? Los recursos que se podrían redirigir serían un enorme alivio para quienes usan el Transatiago. Viéndolo en otro sentido, resulta ser un premio para quienes están dispuestos a usar el transporte público. Por otra parte, al haber menos automóviles en las calles, el transporte público resultará ser más expedito y finalmente los tiempos de viaje se verán reducidos. En suma, todos ganamos, pues la calidad del aire podrá mejorar.

———-

Foto: Transantiago – erlucho / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de octubre

La pregunta si se deben o no bajar las bencinas parte de varios supuestos errados y luego, la respuesta a ésta –no bajar- se argumenta con otro supuesto errado (que los ricos usan más autos).

Veamos los supuestos errados: primero la pregunta parte de una pretensión intervencionista, al creer que el precio de las bencinas junto con los beneficios de ello, se pueden determinar por un acto deliberado de planificación.

En base a esa pretensión, se presume –erradamente- que eliminar el impuesto “perjudica” a los más pobres, sin tomar en cuenta que la intervención en el mercado de los combustibles, a través del impuesto, ya lo hace.

La presencia del impuesto no sólo contraviene la lógica de la oferta y demanda, generando precios más altos, sino que termina por perjudicar a los más pobres, pues los costos que implica éste precio ficticio, son asignados en todo tipo de bienes que se consumen, teniendo o no auto.

Si suben las bencinas, sube el flete de la harina, y el transporte público por el cual se trasladan los trabajadores, y con ello, sube el pan, por ejemplo.

Segundo supuesto errado: que la compra de autos por parte de los más adinerados hace en función del precio de la bencina.

Pero lo cierto es que la compra y venta de vehículos por parte de la gente adinerada no está en función del precio de la bencina. Por tanto, decir que si bajan las bencinas comprarán más autos es un supuesto falso. Es más probable que la gente con menos dinero, se anime a comprar un auto.

Tercer supuesto errado (varios a la vez), es creer que una inyección de recursos, captado a través del impuesto, serán un alivio para los peatones que usan el transporte público, pues se reducen el parque automotriz y entonces el traslado se hace más expedito y el aire mejora.

Como dijimos antes, el aumento en el parque automotriz no está ligado con el precio de las bencinas. Y además, en los altos niveles de contaminación los automóviles cumplen un rol marginal en comparación a otros medios de transporte y las industrias.

¿Entonces qué se busca impedir al mantener el impuesto? ¿Qué los pobres tengan autos, para que sigan usando los medios de transporte subvencionados (y no arruinar el negocio establecido ahí entre estado y privados)? ¿Qué accedan al pan y otros productos a precios más bajos?

07 de octubre

Antes que nada quiero agradecerle por leer el articulo, segundo ante su incredulidad preparo a continuación una respuesta separada por párrafos de su comentario, si uso demasiados tecnicismos es porque llegados a este nivel no pueden ser evitados:
1) La pretensión de la pregunta no es intervencionista, ni habla de un “acto deliberado de planificación” basta haber tenido un curso de micro-economía para darse cuenta, pues la Tasa marginal de sustitución entre Transporte público/ automóvil garantiza el fenómeno del que estoy hablando, no hace falta “planificar” nada, ni controlar.
2) Si es que me limitara a subir el precio de los combustibles sería cierto, pero lo que estamos haciendo es una redistribución del mismo dinero, por si no le basta, estoy hablando de BENCINAS no de petroleo que en efecto es el que se utiliza mayoritariamente en el transporte de productos y en los servicios.
3) Basta hacer notar que estamos hablando específicamente de Bencinas, no petroleo.
4) ibid con respecto al anterior.
5) “Segundo supuesto errado”: La compra de autos tiene una elasticidad positiva con respecto al precio de las bencinas, aunque admito la elasticidad de la compra de autos es más directa por el precio de los mismos. Lo que afirmo es que el USO del auto es evidentemente una función del precio de la bencina.
6) Una conclusión errada a partir de una incomprensión del articulo… nada que discutir con respecto a eso.
7-8) “Tercer supuesto errado” Enfatizo, no es el parque automotriz el que estamos atacando con una medida como esta, es el USO del mismo, existen personas que teniendo auto (o pudiendo tenerlo) prefieren el uso del transporte público (Me incluyo dentro de ese grupo).
Por otra parte los niveles de contaminación tienen una clara relación con la cantidad de autos, basta observar santiago en verano para darse cuenta de ello. Probablemente las industrias tengan un impacto más directo en la contaminación sin embargo entre el transporte publico y el automóvil basta calcular el cociente
combustible que se gasta por persona al transitar en AUTO
/
combustible que se gasta por persona al transitar en Transporte publico
para darse cuenta lo conveniente que resultaría para el ambiente.
Finalmente sus dos preguntas las respondo con:
1) El articulo.
2) Que los pobres no tengan autos porque son ineficientes y que los adinerados pese a tenerlos no los usen porque son más incómodos.
3) El precio de los productos no debería variar pues recalco, estamos hablando de BENCINAS no de Petroleo que es el que se usa en la industria!

Jean

17 de julio

jope que amables los del rttsauranee! ya me gustaria vivir una experiencia asi.. como molaria, y el tio del coche podria haber tenido un poco de cuidado no? esperemos que no te hayas hecho mucho daf1o ;Py menuda coincidencia que fueras a para al mismo sitio en el que habia estado Hector jajajahablando de Hector, por cierto ya has quedado con el? dentro de poco sera la KDD 5.0 sabias no?buen fin de semana saludos

07 de octubre

La nota claramente está pensada solo para la capital.

En regiones, sobre todo en Magallanes, el andar en auto no es un lujo, sino una necesidad.
La bencina está tanto o más cara que en Stgo, y afecta el bolsillo de todos.

07 de octubre

No me atrevería a decir que sirve para “TODO” Chile, evidentemente las regiones más apartadas necesitan un subsidio a nivel de combustibles, sin embargo me parece que esta idea podría ser planteada en lugares específicos como capitales regionales, un ejemplo de ello sería Temuco, que está adquiriendo la contaminación de una gran urbe y tiene atochamientos en la hora punta como la mayoría de las ciudades grandes de Chile.
Además poniéndonos a soñar me parece bastante licito hacer impuestos diferenciados por lugar. Las necesidades de Magallanes no son claramente las mimas que en Santiago.

09 de octubre

“¿Por qué las bencinas no deben bajarse de precio? Porque la mayoría de los automóviles son usados por las personas más adineradas de Chile”
Soy agricultor, no soy adinerado, requiero de bencina para trasladar mis productos, mis insumos y a su vez mis proovedores los propios….claro si te paras em pdte. riesco o camino real en Barnechea verás lo que comentas, pero Chiles es bastante más grande.
Es necesario tener altura de miras e información para disparar responsablemente opiniones en un medio masivo.

13 de octubre

Lamento que esté considerando esto como un ataque, evidentemente se deben considerar situaciones especiales, lo que plasmo aquí no es más que una opinión y no lo considero un “disparo” hacia todos, sino un principio, una idea que es posible mejorar. Dejo abierto todo tipo de aportes, en la medida que enriquezcan en debate.

11 de octubre

Estimado, el impuesto ya es un acto de intervención en el mercado. Ergo, preguntar si se debe o no bajar el impuesto sigue teniendo ese carácter. Otra cosa es decir, hay que eliminar el impuesto porque genera alteraciones en el precio del combustible. Eso no sólo lo aprende en un curso de micro, sino de macro, y sobre todo tomando en cuenta las leyes básicas de la economía.

Por otro lado, nadie habla de subir o bajar el precio. Le planteo directamente eliminar el impuesto y dejar que el precio se regule por oferta y demanda. El impuesto genera alzas y bajas artificiales del precio.
Es falso que el impuesto genera redistribución del dinero. Lo que hace el impuesto es generar ingresos para el fisco. Y además, no todos los vehículos de transporte de bienes usan petróleo, muchos usan bencinas, el furgón del panadero, del señor del almacén, (eso sin considerar que éste es la base para las bencinas).

Su argumento de que está hablando sólo de las bencinas es simplemente una falacia.

Si la compra de autos es función del precio de bencina ¿Cómo explica que el parque automotriz no para de crecer a pesar de las alzas? ¿Habría que subir aún más el impuesto a la bencina para disminuir ese crecimiento?

¿Cuál es la conclusión errada a partir de una incomprensión del artículo? Abórdela.

Usted dice: “Enfatizo, no es el parque automotriz el que estamos atacando con una medida como esta, es el USO del mismo, existen personas que teniendo auto (o pudiendo tenerlo) prefieren el uso del transporte público (Me incluyo dentro de ese grupo)”.

¿Con qué derecho usted pretende determinar qué usar para transportarse? ¿Por qué forzar a los individuos al uso de un sistema de transporte u otro? Aquí denota su tenor planificador.

En cuanto a los niveles de contaminación, su argumento del verano es otra falacia, pues en verano las condiciones climáticas generan mejoras en los niveles de ventilación, las temperaturas más altas permiten que los gases tóxicos suban (química básica) en comparación al invierno, cuando las bajas temperaturas mantienen las partículas. El número de autos es un dato anexo, pero no es la causa del fenómeno.

Por otro lado, su cálculo obvia otras variables que inciden en la contaminación. Muchos autos particulares son menos contaminantes que un bus del transporte público. Eso sin mencionar que los buses permanecen encendidos en sus paraderos finales bastante tiempo sin llevar a nadie…

13 de octubre

Si la idea es limitar el parque circulante, para priorizar el transporte público, es más efectiva la restricción vehicular.
Si la idea es descontaminar, se debe poner impuesto a los autos más viejos e ineficientes, que típicamente están en manos de los más pobres.
Si la idea es atacar a los más ricos, se podría poner impuestos específicos a vehículos de alto precio…para que sean más caros
Si la idea es recaudar, bueno, ahí si se valida el impuesto específico.

No existe UNA medida buena para todos los intereses..

29 de diciembre

Permitame estar en desacuerdo, recaudar más impuestos sobretodo de los más adinerados restringiendo de forma indirecta el parque automotriz es precisamente lo que ocurriría al subir los impuestos específicos.

Juan Carlos

12 de marzo

Estimado José: Los argumentos del articulo me parecen errados, primero porque no se suben los impuestos para ayudar a los necesitados, eso es una parte de la distribución, segundo no son los adinerados quienes más usan el auto, somos los de clase media, al ser numéricamente mayor.
Según se, el 80 % de los combustibles en Chile va a parar a la Gran industria (Minería, Aeronáutica, Navieras, Transportes, etc.) la cual no paga impuesto, el otro 20 % (Nosotros) si pagamos específico, de ahí descarta los empresarios, quienes descuentan impuestos iva y mantienen convenios.
La solución pasa, creo yo, en eliminar el impuesto especifico y traspasarlo a la Gran industria, según lo que decía el Diputado Hasbún, con 2 pesos que pagara la gran industria, recaudas el doble del impuesto especifico, bueno cobrales $3 por litro.
El remanente de impuesto del gran empresariado inviértelo en Transporte Público, buses de alta calidad, subvencionado, con buena cobertura de rutas, limpios, con aire acondicionado, buena frecuencia, puntualidad, etc.
Incrementa la dotación y distribución de las Ciclovías a lo largo de la ciudad, generando estacionamientos gratuitos con vestidores, duchas, etc.
Incrementa los parques y veredas de calidad para caminar, mejora la seguridad en esos lugares.
Te aseguro que bajaría considerablemente el uso del automóvil, tendrías calles despejadas, gente menos estresada y aire más limpio, mejorando considerablemente la calidad de vida.

Creo que la pregunta hay que hacerla al revés, ¿Porqué uso el auto? por que es más rápido, más seguro, mas limpio, más puntual. etc.. etc.. etc.. en definitiva según creo, es que la ciudad no está desarrollada a Escala Humana, no es agradable, es sucia, insegura, estrecha, etc.
Por ahí leí algo que no deja de ser cierto… “Un país desarrollado, no es aquel en donde los pobres tienen auto…Es en donde los ricos usan el transporte público”

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Ver a mujeres de diferentes orígenes, países y posiciones hablar abiertamente ha dado a muchas egipcias valor para compartir poco a poco sus experiencias de manera anónima o dando la cara.
+VER MÁS
#Género

#MeToo y #TimesUp ayudan a las mujeres egipcias a romper el silencio

La ley de pesca dejó muchos heridos y las causas judiciales por soborno, fraude al fisco y cohecho denominadas “Corpesca” y “Asipes” han dejado al descubierto lo intervenido y frágil que está el ...
+VER MÁS
#Economía

Jibia: Fin a la pesca de arrastre

La naturaleza del Petro fue muy controvertida, pues no cumple con varios elementos propios de las criptomonedas. No puede llamársele dinero virtual y tampoco se puede determinar con certeza si es un títul ...
+VER MÁS
#Economía

La CriptoVenezuela y el Petro

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

Voltaire, ya nos había advertido: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”.
+VER MÁS
#Ciudadanía

A mano armada: Helicópteros, caballos y nepotismo

Algo que es transversal para ambos gremialistas es que acusan que esto es producto de maniobras y aprovechamientos políticos, con ello tratando de minimizar el vacío financiero de sus comunas y normalizan ...
+VER MÁS
#Municipales

La Florida y Viña del Mar: Administrando el desfalco municipal

Se requiere de un entorno flexible (digital) y abierto que diversifique y amplifique las formas de participación efectiva de los usuarios en torno al texto escolar, garantizando libertad de uso de los recu ...
+VER MÁS
#Educación

Hacia el Texto Escolar Abierto: Nuevos antecedentes