#Desarrollo Regional

Por la construcción de una nueva y mejor región de Ñuble

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El mensaje que debemos dar al poder ejecutivo y legislativo, es que una nueva región bajo la misma lógica de repartición de poder entre unos pocos, sin autonomía y sin democracia, no es la panacea para mejorar la calidad de vida en Ñuble.

La Provincia de Ñuble ha iniciado una fuerte campaña con el propósito de transformarse en región. Esta iniciativa ha tomado fuerza en las veintiún comunas que la componen, nadie podría restarse ante una iniciativa que permitirá más recursos y progreso para  esta eventual región.
Tres regiones: Arica y Parinacota, sumada a la de Los Ríos, lograron hace algunos años  la anhelada autonomía. Por lo visto, la búsqueda de independencia regional no es nueva en el contexto nacional, aunque sí es otro síntoma de que el centralismo imperante en el Chile actual no da para más.

Se podría afirmar que una nueva región no solucionaría los problemas de fondo, si la verticalidad en la implementación de políticas públicas emanadas de Santiago no cambia. La autonomía regional serviría sólo para repartir una serie de beneficios predeterminados a la población, diseñados por organismos centrales que no conocen las necesidades reales de la zona.

Además, está el temor  de que esta iniciativa  sea una excusa de personas que intentan tomar cargos de relevancia para ejercer poder beneficiándose a sí mismos y a su círculo. Una nueva administración podría reducirse a una agencia de empleos de operadores políticos del gobierno de turno, que nada entienden de las necesidades de los habitantes de la zona.  Estos temores son reales entre mucha gente, en especial en los jóvenes, que miran cualquier iniciativa política con sospecha. La solución integral a este problema en la provincia también pasa por un nuevo marco legal para las regiones, en donde se garantice la elección democrática de las autoridades y la autonomía para la toma de decisiones en la asignación de recursos para las políticas públicas.

La Provincia de Ñuble no sólo debe perseguir la independencia político-administrativa, sino también sumarse a la discusión nacional acerca del tipo de regionalización que se necesita para el desarrollo local. Es por eso que en la Comuna de El Carmen, un grupo de jóvenes simpatizantes del Movimiento Progresista, se están organizando con la finalidad de influir en el debate regional y nacional desde la mirada de una comuna postergada y estancada.

Una nueva región sin una nueva estructura que permita la elección de sus autoridades, participación ciudadana y autonomía en la toma de decisiones, sólo sería más de lo mismo y el fin último que es mejorar la calidad de vida en la región quedaría en promesa.

Hay parlamentarios escépticos a dar mayores facultades a las regiones en la toma de decisiones. Prefieren mantener el estado actual de las cosas, dudan de que las regiones tengan la capacidad de manejar mayor autonomía, además creen que todos los problemas deben verse como tema país. Sin embargo, es necesario tener una mirada pragmática del asunto,  tal como Chile es uno de los países menos desarrollados de la OCDE, dentro del país hay regiones que están muy atrás respecto de otras. Cada región tiene aspectos más desarrollados que otros en relación al resto del país, por lo mismo los recursos deben focalizarse de manera distinta y para dejarlo más claro aún, pondré algunos ejemplos:

En la actualidad somos testigos del continuo éxodo de jóvenes hacia otros lugares del país en busca de oportunidades laborales. Vemos que la pequeña y mediana agricultura no ofrece remuneraciones atractivas que permitan a las nuevas generaciones  salir del círculo de la pobreza y optar a una mayor calidad de vida. El modo de solucionar este problema pasa por la implementación de políticas públicas que canalicen mayores recursos en  inversión en capital humano en áreas estratégicas como ciencia y tecnología, con el fin de darle valor agregado a la producción agrícola y a otras áreas productivas.  De esta manera se podrá romper con la agricultura tradicional abriéndonos a nuevas posibilidades de producción y mercados y aprovecharemos al máximo el potencial de nuestra juventud.

Otro ejemplo es que uno de los aspectos más importantes para el desarrollo regional, pasa por la visión de los habitantes con respecto al tipo de sociedad que se quiere desarrollar, para ello la participación ciudadana debe estar garantizada en el nuevo marco. Todavía es tiempo en la provincia de evitar la segregación geográfica, promover la integración de barrios y la igualdad de oportunidades para los niños independientemente de su origen socioeconómico. No tenemos aún el flagelo del clasismo de barrios que tiene Santiago, por lo que el Ministerio de Vivienda debe saber que estamos a tiempo de implementar ahora políticas de integración en los nuevos barrios, no tenemos que esperar una política nacional y esto es una clara muestra de cómo el centralismo en algunos aspecto retrasa el desarrollo de una región.

Por otro lado, principalmente en las comunas más pequeñas, aún no han digerido bien ciertos derechos adquiridos por toda la sociedad, como por el ejemplo la no violencia contra la mujer. Es muy común que cuando una mujer acuse violencia o abuso, salga perjudicada y condenada socialmente, lo que es peor, el entorno de esa mujer ni siquiera la defiende, tampoco la justicia y el sistema no han dado señales claras de protección a las mujeres víctimas de abuso, el machismo es aún la doctrina que impera en algunas localidades de la provincia y el trabajo que se requiere para superarlo debe ser más profundo que el impuesto por Santiago.

Otros ejemplos hay muchos en donde se demuestra que para lograr el desarrollo de la región, se necesita también libertad en la toma de decisiones. Por lo tanto, el mensaje que debemos dar al poder ejecutivo y legislativo, es  que una nueva región bajo la misma lógica de repartición de poder entre unos pocos, sin autonomía y sin democracia, no es la panacea para mejorar la calidad de vida en Ñuble.
La Provincia de Ñuble, debe seguir con su lucha por alcanzar a ser región, sin embargo también tiene el deber de sumarse a los movimientos regionalistas que piden autonomía para las regiones, más recursos, más participación ciudadana. En el fondo descentralizar la toma de decisiones, todo esto bajo un nuevo marco legal, de lo contrario lo único que lograremos será tener una nueva administración con los mismos vicios del actual sistema que no soluciona problemas locales, sólo impone políticas masivas pensadas en los problemas que no son nuestros. Una nueva región sin una nueva política de regionalización, traerá falsas esperanzas, frustración y desencanto a los ciudadanos. Los hijos de Ñuble tenemos un desafío doble, por una parte lograr una nueva región y por otra, una mejor política de regionalización.


Imagen

TAGS: #Regionalización Ñuble

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de agosto

Las Región de Arica – Parinacota es una región y la de Los Rios es otra, son solo dos regiones nuevas. El error fue de edición, no del autor.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Esas piñericosas que protege la vocera, no son ni más ni menos que la ayuda para encubrir al machista que el gobierno posee y lleva en sí, y que buscan sea amable. La vocera trata de ocultar esos rasgos ...
+VER MÁS
#Política

El chiste machista de Piñera y la defensa de su discurso

Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada
+VER MÁS
#Sociedad

El dedo en la yaga, la supremacía del yo o la extinción de la empatía

Popular

Quienes no entiendan que este joven es producto de un abandono total por parte de las instituciones del Estado y la sociedad civil hablan desde una superioridad moral violenta, con una miopía recalcitrante ...
+VER MÁS
#Ciudad

Narcotráfico y violencia: Un problema estructural

Sería ingenuo pensar que la construcción de estos conceptos proviene de la mera ignorancia de quienes los emiten, cuando en verdad son productos de falacias interesadas que buscan ganar un espacio en la d ...
+VER MÁS
#Género

El vocabulario de la discriminación

Las escuelas existen para reproducir las desigualdades sociales; por lo tanto, el mejor predictor del futuro de un niño es el estatus económico de sus padres, más que los logros académicos y la intelige ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Currículum Oculto y la perpetuación del poder socioeconómico

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)