#Desarrollo Regional

Lo que esperaría del nuevo gobierno en el tema juventud

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En La Araucanía, necesitamos a una persona que, ante todo, tenga una trayectoria acorde con los tiempos que se viven, capaz de dialogar y disponerse de manera llana a aceptar desafíos y correr riesgos respecto de innovar en las políticas públicas.Que esté siempre en terreno, que no le importe trabajar de manera paciente en comunas, que demuestre que es capaz de tomar decisiones firmes pero justas.

Es inevitable, en medio de las designaciones de personeros del gobierno de la Nueva Mayoría, no establecer algunos comentarios en algunas áreas que no son ajenas a nuestra vida cotidiana. Este es el minuto en que se puede demostrar que las cosas se pueden hacer mejor, y que el mercado no tiene la última palabra en todos los ámbitos de la existencia.

En esta ocasión quisiera hacer algunos comentarios sobre lo que esperaría de una política regional de juventud, para nuestra Araucanía, pensando en las particularidades de un territorio, que necesita con urgencia una mirada diferente sobre el accionar público.

En La Araucanía, necesitamos a una persona que, ante todo, tenga una trayectoria acorde con los tiempos que se viven, capaz de dialogar y disponerse de manera llana a aceptar desafíos y correr riesgos respecto de innovar en las políticas públicas. Que esté siempre en terreno, que no le importe trabajar de manera paciente en comunas, que demuestre que es capaz de tomar decisiones firmes pero justas. Asimismo, que genere identidad, siendo el concepto central en su vida la consecuencia, tanto como producto de un proceso como la congruencia entre el decir y el hacer.

Debe ser una persona dispuesta a defender el programa de gobierno ante todo, pero siempre con un oído atento a la voz de la ciudadanía juvenil. De la misma manera, que sea capaz de gestionar la autonomía necesaria para implementar planes y programas acordes con las complejidades de la región.

Esperaría, por cierto, algunas consideraciones que me permito sugerir, como un ciudadano más.

En lo particular, anhelaría de las nuevas autoridades que asumieran en el Instituto Nacional de la Juventud un trabajo más exhaustivo en las comunas, de manera desconcentrada. Es decir, que los Infocentros recuperen el norte para el que fueron creados: como espacios de reunión ciudadana más allá del internet gratis. Por ejemplo, dando una señal potente al mundo público con actividades en el “pentágono periférico” (Lonquimay, Curarrehue, Toltén, Purén y Angol).

Quienes tengan Infocentros a su cargo pueden ser quienes hagan nexo con las agrupaciones culturales para asociarlas, o con las Oficinas Municipales de Juventud para establecer políticas conjuntas y coordinadas de acción. Por ejemplo, en caso de que no exista una política municipal, contribuir a su creación, o potenciar el trabajo existente.

Otro punto que se puede abordar, desde lo más amplio de la integralidad, es la constitución de mutuales culturales, uniendo a las agrupaciones juveniles de las comunas y aportando en su asociación, formación y autogestión. Sobre todo, pensando en que el probable margen de acción que tendrán las futuras autoridades no será mucho desde lo presupuestario. No obstante, es como la vida del pobre: hacer la mayor cantidad de cosas con la menor cantidad de recursos.

Asimismo, creo imprescindible reformular la política de desayunos públicos. Es cierto, es una preciosa instancia para que las autoridades interactúen con jóvenes líderes, yo mismo asistí a uno. Sin embargo, puede ser aún más útil transmitir las experiencias de las personas que lideran el gobierno regional a hombres y mujeres que se forman en distintos colegios, y no sólo en Temuco. Sería una señal más potente llevar a la autoridad a un lugar y preparar la instancia en un colegio técnico periférico, que hacer que los jóvenes asistan a un hotel del centro de la capital.

Otra política que se debe replantear es la de la Escuela de Ciudadanía. El actual Gobierno basa su accionar en la educación económica, orientando a las y los estudiantes a cómo desenvolverse en esta área.

Sin embargo, en tiempos de auge de un nuevo ciclo político, económico y social, es preciso hacer que nuestros jóvenes recuperen la confianza en la participación, que se atrevan a hacer cosas. Sería hermoso ver cómo se retoma el voto como un camino de lucha o de opinión tan válido como los demás. O establecer una alianza con organismos como la CUT para llevar a los colegios técnicos charlas sobre derechos laborales.

Por qué no pensarlo: llevar ciclos de cine a los barrios, o establecer talleres de fotografía y arte en comunas donde no las haya. Es muchísimo lo que se puede hacer, para salir del estereotipo de la persona que hace trabajos de verano o sólo compite en un festival de la voz.

El Gobierno de la Nueva Mayoría ahora tiene la palabra. Es cuestión de convicción, carácter y actitud.

——-

Foto: Cosmopolita / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Brian

06 de Febrero

Más que intentar comprender las espectativas idealistas que manifiestan tus palabras, salta a la vista la crítica al actual gobierno, sin embargo no quiero abordar mi comentario desde esa perspectiva; me permito hacer una analogía retrospectiva de los movimientos que han permitido obtener los no tan lejanos logros cada año, tanto de estudiantes como de trabajadores civiles sindicalizados y, en ese sentido, prestando atención a los resultados, me permito notar la diferencia de efecto con respecto a una opinión pacífica en un medio de comunicación. Estamos incertos en una pequeña y larga franja de sociedad reactiva y muy poco proactiva, donde la problemática de cambio surge por un hecho, y la necesidad puede no ser satisfecha sin un mínimo de motivación proletaria, hace falta hacer a quienes nos representarán y tomarán las decisiones que nos afecten, no elegirlos de una lista de poco interés social.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El intelectual contribuye a la toma de conciencia de la función histórica de la clase de la cual depende, pero a la vez entrega los elementos para que esta clase ejercite su hegemonía.
+VER MÁS
#Política

Gramsci y los intelectuales

¿Cuándo normalizamos pretender que hombres del mundo privado de una determinada área mejorarán la gestión del mundo público de esa misma competitiva área?
+VER MÁS
#Salud

Jaime Mañalich, el Gerente General ´en pausa`

Las miradas cortoplacistas de las izquierdas peleándose la coyuntura de una absurda autenticidad hegemónica, no dan el ancho en el inquietante panorama actual de regresión política,  global y local.
+VER MÁS
#Política

La ´izquierda boba`: el caso español (y chileno)

Sala Cuna (No) Universal
+VER MÁS
#Género

Proyecto de Ley de Sala Cuna ¿Universal?

Popular

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

En el momento que se comienza a pensar y usar su propia inteligencia en busca del libre albedrío, te vuelves peligroso para el sistema; peligroso para esas personas que están en el poder
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pensamientos desde el fondo de la estupidez global

En análisis internos, el SAG advirtió “deficiencias logísticas y técnicas para implementar de manera oportuna, eficiente y eficaz el sistema de control y fiscalización de las obligaciones que impone ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sphagnum/turba: ¿Peligra aplicación de decreto que regula su cosecha?