#Desarrollo Regional

En educación Santiago sí es Chile

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La discusión sobre la calidad de la educación no ha considerado en forma suficientemente explicita estas desigualdades territoriales. Nos engañamos con el puntaje promedio nacional de la PSU de 501 puntos, si no se dice que el 93% de las regiones y el 83% comunas donde estudia el 55% de los jóvenes que rindieron la prueba, estuvieron por debajo de ese promedio.

La educación, se dice, es el gran vehículo para el logro de la equidad. A lo mejor en Noruega, pero no en Chile. Y eso es todavía más cierto si eres una persona que vive y estudia en alguna de las regiones distinta a Santiago, o en alguna comuna que no sean las del barrio alto de la capital. La desigualdad educacional tiene una cara territorial.

El análisis de los datos de la última PSU nos dice que el puntaje promedio de los estudiantes de la región Metropolitana fue de 514 puntos, el más alto del país. Eso los deja a una fuerte distancia de los estudiantes de la región de Arica y Parinacota, que apenas llegan a 467 puntos. Lo que es patético es que ninguna de las regiones del país a excepción de la Metropolitana, alcanza 500 puntos promedio, siendo Antofagasta la menos mala con sus 497 puntos.

Las diferencias entre la Metropolitana y las demás regiones son muy fuertes si miramos los resultados en la PSU de estudiantes egresados de la educación municipal. De nuevo, Arica y Parinacota se destaca negativamente con el 92% de sus estudiantes con menos de 550 puntos y poco más de la mitad del total, con menos de 450 puntos. Las demás regiones a excepción de Maule y la Metropolitana no se quedan muy atrás, con más de 80% de los jóvenes con menos de 550 puntos. En relativo contraste, el 70% de los estudiantes de liceos municipales de la región Metropolitana sacaron menos de 550 puntos y “solo” el 39% menos de 450.

Estas diferencias tienden a diluirse cuando se comparan los resultados de estudiantes de liceos particulares subvencionados entre regiones. Hay diferencias, por cierto, pero aparecen siete regiones a las que les va mejor que a la Metropolitana en cuanto al porcentaje de estudiantes con más de 550 puntos (todas entre Antofagasta y O’Higgins, Biobío y Aysén). Y si nos vamos a los postulantes PSU con más de 650 puntos, nueve regiones tienen mayores porcentajes que la Metropolitana de estudiantes de escuelas particulares subvencionadas en esa categoría.

Esto sugiere que en regiones es posible tener educación de la misma o superior calidad que la de Santiago (al menos medida por el muy imperfecto indicador que es la PSU). ¿Por qué entonces la educación municipal en regiones tiene un peor desempeño que en Santiago? Sabemos que la educación municipal tiene muy mala calidad, pero ¿por qué es peor aún en regiones, cuando las leyes y los subsidios son los mismos? Tal vez precisamente por eso, porque las políticas y sus instrumentos son iguales para todos, cuando cada región requiere poder hacer ajustes significativos a su modelo de educación pública.

Y si bajamos a nivel de comuna las diferencias son aún más indecentes. Hay cuatro comunas, afortunadamente con muy pocos postulantes a la PSU, que no alcanzaron en promedio los 400 puntos. En casi una de cada cinco comunas sus estudiantes no alcanzaron los 450 puntos y en otras 220 comunas (¡el 64% del total!) los jóvenes tuvieron entre 450 y 500 puntos. Aquí estudiaron, rindieron su PSU y frustraron su esperanza 128 mil jóvenes, a los que Chile tendría que pedir perdón e indemnizar. Y no es solamente un problema de ruralidad o de comunas pequeñas con menos recursos, porque la relación entre el número de postulantes y el resultado promedio, no es tan fuerte. Al final del día, solo si vives en una de 59 comunas de Chile habrás sido parte de un sistema educacional que comienza a superar la condición de rasca; ellas incluyen comunas relativamente pequeñas y rurales, como Machalí, Castro o Santa Cruz. Y solo si estudiaste en Las Condes, Barnechea o Vitacura habrás tenido la buena fortuna de recibir una educación que en promedio te permite sacar 600 puntos o más en la PSU. ¡Y felicitaciones a él o la estudiante de la comuna de Lago Verde, en Aysén, que solo o sola sacó el puntaje comunal promedio más alto del país, 659 puntos!

La discusión sobre la calidad de la educación no ha considerado en forma suficientemente explicita estas desigualdades territoriales. Nos engañamos con el puntaje promedio nacional de la PSU de 501 puntos, si no se dice que el 93% de las regiones y el 83% comunas donde estudia el 55% de los jóvenes que rindieron la prueba, estuvieron por debajo de ese promedio.

¿Y qué proponemos? Incorporar un objetivo explícito de cohesión territorial a la demanda social por educación de calidad y al diseño de reformas educacionales. ¿Qué quiere decir cohesión territorial en calidad de la educación? Que independientemente de la comuna y de la región donde un niño o un joven estudie, pueda tener la misma oportunidad de que le vaya bien en sus esfuerzos por ingresar a la mejor educación superior.

¿Cómo avanzamos hacia ese objetivo, en concreto? En primer lugar, definamos espacios legales y reglamentarios, instrumentos y recursos que permitan que las comunidades y los gobiernos regionales puedan establecer ajustes importantes en sus sistemas educacionales de acuerdo a sus realidades particulares.

En segundo lugar, es conveniente promover en serio el asociativismo municipal para asegurar una masa crítica de capacidades a nivel local. Por ejemplo, las comunas vecinas de Las Cabras, Peumo, Pichidegua y San Vicente tuvieron, en promedio, entre 457 y 498 puntos promedio en la PSU, y, entre las cuatro, apenas 1214 postulantes que rindieron la prueba (cantidad similar a la de Vitacura o San Joaquín) ¿No sería posible aspirar a mejores resultados si en vez de cuatro sistemas educacionales municipales débiles, hubiera uno solo con más masa crítica para proponerse un proyecto educacional más ambicioso?

Finalmente, urge un verdadero Plan Marshall para que las 184 comunas que no llegaron a 475 puntos promedio, lleguen al menos a 500 puntos en el más breve período de tiempo; ello, con la salvedad de que si dicho esfuerzo nacional se diseña y gestiona desde Santiago y es una receta pareja para Alto del Carmen que para María Pinto o La Pintana, su fracaso estará asegurado de antemano.

* Entrada escrita con la colaboración de Yessica Lagos

————–

Foto: Chile Ayuda a Chile / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
armando.hernandezalbarran.9

14 de Enero

Don Julio:

Le agradezco la información, la cual confirma mis aprensiones.

El sistema es el que fracasó y por lo tanto es un deber ineludible cambiarlo, aunque arrisquen la nariz tanto los que gobiernan como los seudos opositores. En una columna de Bitar expongo someramente lo que hay que hacer.

Con afecto.

15 de Enero

Gracias Armando por tu comentario. Claramente es necesario un cambio muy profundo al modelo de educación para que cualquier niño y joven tenga más o menos las mismas oportunidades de una buena educación, en cualquier lugar del país. Esta última parte, “en cualquier lugar del país”, ha faltado en el debate público y me parece que incluso en las propuestas principales del movimiento estudiantil.

jean paul chereau

15 de Enero

Considero que la psu, como herramienta de evaluacion, es pesima, por lo tanto, como indicador pierde relevancia a la hora de establecer una comparacion entre el nivel socioeconomico y la calidad de la educacion en un lugar determinado. Sin embargo, estoy muy de acuerdo con que las herramientas educativas varien segun la realidad y el contexto del alumno (o de “los” alumnos involucrados). Por otra parte, el problema de la educacion hay que tratarlo de raiz, desde la sala de clases, por ejemplo, las motivaciones de los alumnos por querer estudiar o no estudiar. Es realmente frustrante para una persona que simplemente no quiere estudiar en la universidad, vivir en un sistema que lo exige, ademas de tener que prepararse para una prueba que es eterna, con una serie de preguntas cuyas posibles respuestas son “alternativas”. Con esto, ademas de la frustracion del alumno por no poder optar, esta coartado desde la PSU a elegir solo una posibilidad de vida. Por ultimo, lo que nos urge no es llevar a cabo un plan que suba el puntaje de los alumnos en la PSU, sino mas bien, redefinir la educacion y dar alternativas a los alumnos que los motiven en los distintos ambitos de la vida laboral, y que esta motivacion no solo pase por la “Universidad”.

15 de Enero

De acuerdo Jean Paul con las limitaciones de la PSU como indicador. Sin embargo, creo que si alcanza a reflejar el problema de fondo, que podemos confirmar con varios otros indicadores: siendo en general mala la calidad de la educación, es especialmente mala en las comunas y regiones fuera de la Metropolitana. Independientemente de si usamos “rayos X” o un “escaner” para hacer el diagnóstico, el problema radica en la desigualdad territorial de la calidad educacional. El mal promedio de Chile como país, es el promedio de una región y de 59 comunas malas a regulares y de 14 regiones y aprox 280 comunas muy malas a pésimas.

pedamonte

17 de Enero

hoy fui a la universidad de antofagasta, tengo 26 años, y pedi un ingreso especial como escritor. tengo 3 libros publicados voy por el cuarto, me dijeron que no, sin psu no. estoy triste, en una melancolia de que mi país no valora nada, ni respeta nada, la PSU es una arma bien hecha para los de mi clas social, asi nos mantienen en el lugar social qu ellos han decidido.

19 de Enero

Pedamonte, creo que tu caso refleja la rigidez de un sistema que solo reconoce una via de acceso a la educación superior. Esa via ademas es ancha y expedita para estudiantes de una clase social y de algunos lugares del país, y estrecha y empedrada para los demás. Así será difícil que el país pueda llegar a ser desarrollado, a lo mas, tal vez, podrá ser mas rico.

Javier Merrill Valdés

17 de Enero

Una sociedad elitista, clasista, sexista, representada por gente muy similar entre ellos (edad media, clase media y alta, arribistas, hombres, etc., etc.) NO PUEDE entender el problema, ni menos formular alguna solución, hasta que se produce “el alzamiento”, donde se recurre a “los valores patrios”, al “respeto por las instituciones”, etc., mientras se consuma una vez más la canallada, de desapariciones, torturas y despidos, para que una vez más gire la rueda, cada vez más atascada… Aplicado a la educación, esto es lo que se logra, basura a granel para las mayorías y basura elitista para los menos. ¿Sálvese quien pueda? Lamentable.

19 de Enero

Javier, no estoy de acuerdo contigo en que esto no tenga solución que no pase por el alzamiento o por el sálvese quien pueda. Creo que la movilización social en un marco de democracia irá produciendo los cambios necesarios.

21 de Enero

Don Julio, ¿se hizo el cálculo de la región Metropolitana desagregando las comunas más acaudaladas? Porque me temo que lo que usted visualiza como desigualdad de Santiago respecto del resto, es más un reflejo del factor socioeconómico. De todos modos, las cifras son elocuentes respecto al diagnóstico, del cual da cuenta la PSU, que sólo oficia del mensajero que trae las malas noticias. Las soluciones pasan por el derecho humano a una buena educación. Y en eso, además de las políticas públicas, los profesores tienen mucho que explicar.

23 de Enero

Estimado Sergio, Si están los datos de la región Metropolitana por comuna. Me parece que El Bosque (con 480 puntos promedio) es la comuna con más bajo puntaje PSU en la R.M., por debajo por ejemplo de Lolol o Santa Juana. Renca con casi 485 también está baja dentro de la R.M. San Miguel, Ñuñoa, La Reina, Providencia, Las Condes, Lo Barnechea y Vitacura encabezan el ranking nacional y de la R.M., aunque la comuna con mejor promedio de Chile es Lago Verde (Aysén), que solo tuvo un o una postulante!

Es cierto que hay una correlación entre nivel socioeconómico y puntaje, pero no explica ni siquiera el 50% de la desigualdad de resultados en la PSU. Una joven pobre en San Miguel tiene más oportunidades que otra joven igualmente pobre en Llanquihue, Las diferencias territoriales son adicionales a las socioeconómicas.

Totalmente de acuerdo que aquí hay un asunto de derecho a la buena educación, y los derechos no pueden depender del lugar donde una persona nace o crece: ese es justamente el punto, el derecho a una buena educación debe ser efectivamente el mismo en Camiña que en Vitacura.

Saludos y gracias por el comentario

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Su intención es inducir a error en la decisión de voto mintiendo descaradamente a favor de unos y en detrimento de otros
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con las fake news?

¿Cómo se puede juzgar a un niño o niña y expulsarlo de la institución sin siquiera saber el contexto en el que el o ella se desenvuelve?
+VER MÁS
#Educación

Penurias de la infancia en la educación chilena

¿Cómo se logra emparejar la cancha si, por una parte, somos líder en violar los derechos de los niños y, por otra, somos líder en dejar desastres en la educación pública?
+VER MÁS
#Educación

Los niños primero v/s La realidad

Es hora entonces de evaluar el fenómeno nacionalista en el mundo contemporáneo y actual, de una manera seria y objetiva, ya sea en lo cualitativo como en lo cuantitativo, alejándose de arquetipos anacró ...
+VER MÁS
#Internacional

Acerca del nacionalismo

Popular

Hoy como ayer el inmigrante se presenta como el enemigo común, la inmigración como la culpable de todos nuestros males, sean sociales y/o económicos, y las políticas xenófobas serían la cura.
+VER MÁS
#Sociedad

100 de la años de la 1era Guerra Mundial y vamos por el mismo camino del nacionalismo y la xenofobia

Las zonas de sacrificio ambiental vienen a generar un problema de fondo respecto a la protección de los Derechos Humanos
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Zonas de sacrificio ambiental: La Situación de Mejillones

Refundar barrialmente nuestra comuna es una necesidad que resulta evidente y que debe transformarse en una política pública cuyo origen, resolución y aplicación, debe ser a través de un proceso con par ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Conchalí: Refundación barrial camino al centenario

La Corte Suprema estaba totalmente integrada por quienes había nombrado la dictadura y no hubo acción alguna persecutora de violadores a los derechos humanos que prosperase en nuestro sistema judicia
+VER MÁS
#Política

Caso Guzmán