#Desarrollo Regional

El Diálogo como herramienta para superar la pobreza rural

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Dialogar, creando un ambiente propicio para que las personas que viven en la pobreza rural logren superar su situación, es la propuesta que realiza el proyecto “Impactos a Gran Escala” que desarrolla Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural para que diversos actores puedan incidir en la generación de políticas públicas de calidad.


Creemos que las políticas públicas sin diálogo, corren el riesgo de equivocarse o ser poco pertinentes a las condiciones de vida de los pobres rurales en América Latina. Por ello, mientras más amplio sea el diálogo, mayor es la probabilidad de éxito de las políticas públicas. El diálogo es clave para generar políticas de calidad para mejorar las condiciones de vida de los pobres rurales en América Latina y uno inclusivo, permite responder a los problemas reales de la población.

Como sabemos, Latinoamérica es una región que ostenta enormes brechas sociales, donde -si bien se registran notorios avances en el mejoramiento de las condiciones de vida de la población- siguen habiendo importantes niveles de rezago, sobre todo en las zonas rurales.

Ante los problemas de pobreza y desigualdad, han surgido nuevas demandas ciudadanas reivindicando la democratización de los espacios de decisión y consulta sobre las políticas públicas que se implementan. Para dar respuesta a dicha demanda de participación en los asuntos públicos, se promueve el “diálogo de políticas”, mecanismo que busca incidir en el diseño e implementación de las políticas públicas mediante la promoción del diálogo entre diferentes sectores del mundo político, académico, empresarial y de la sociedad civil.

Creemos que las políticas públicas sin diálogo, corren el riesgo de equivocarse o ser poco pertinentes a las condiciones de vida de los pobres rurales en América Latina. Por ello, mientras más amplio sea el diálogo, mayor es la probabilidad de éxito de las políticas públicas. El diálogo es clave para generar políticas de calidad para mejorar las condiciones de vida de los pobres rurales en América Latina y uno inclusivo, permite responder a los problemas reales de la población.

Desde 2010, Rimisp- Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) hemos creado en México, El Salvador, Colombia y Ecuador Grupos de Diálogo Rural (GDR), conformados por un conjunto de personalidades influyentes de las organizaciones sociales, el mundo empresarial, intelectual, organizaciones no gubernamentales y gobierno, que ven en los procesos de diálogo una oportunidad de aunar fuerzas para poner temas relevantes en una agenda pública que en ocasiones los omite.

Cada Grupo de Diálogo Rural definió una agenda prioritaria e identificó objetivos específicos de cambio en las políticas rurales, de acuerdo a las condiciones y prioridades de cada país. Los resultados de estos años de trabajo han sido ampliamente satisfactorios y son varias las políticas que benefician a los pobres rurales en la región donde está puesto el sello de los GDR: Ley de Tierras y Desarrollo Rural en Colombia, Estrategia de Desarrollo de la Franja Costero Marina en El Salvador o la Estrategia del Buen Vivir Rural en Ecuador.

En definitiva, hemos logrado resultados concretos de incidencia tras la incorporación del diálogo en la generación de políticas públicas de calidad. Es así que los GDR han colaborado con propuestas concretas para contribuir al desarrollo de políticas públicas multisectoriales. En Colombia se logró que el GDR integrara la mesa de diálogo para los Acuerdos de Paz y también el equipo convocado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural para redactar la Ley de Desarrollo Rural.

Mientras, en El Salvador el GDR apoyó la Política Nacional de Medio Ambiente y el anteproyecto de Ley de Seguridad Alimentaria y Soberanía Alimentaria y Nutricional, con la Comisión Agraria de la Asamblea Legislativa. En Ecuador, se aportó para la entrada en vigencia de la “Política Nacional de Suministro de Semilla certificada para los pequeños productores de arroz y maíz”.

Por su parte, en México el GDR se enfoca en el diálogo para la incidencia en la reformulación del presupuesto público dirigido al desarrollo rural, el funcionamiento de los Mercados Agroalimentarios, la reforma y mejora del sistema de protección social y la reducción de las violaciones a los derechos humanos, impulsando cambios de política pública al poner en línea diagnósticos, frentes y actores sobre una agenda en curso.

La mejor política pública se hace dialogando

Con más de cuatro años de trabajo, dialogando e influyendo sobre las políticas públicas de los países donde se ejecutan, los GDR están desarrollando la campaña “La mejor política pública se hace dialogando” que tiene por objetivo mostrar cómo el “diálogo” se ha transformado en una exitosa herramienta de incidencia y cambio.

La campaña busca mostrar cómo, a través de una metodología que promueve la discusión y el intercambio de ideas entre múltiples actores relacionados con el desarrollo rural y medioambiental, se ha logrado marcar incidencia y ser determinante en los énfasis y prioridades de algunas de las más importantes políticas públicas elaboradas para apoyar las áreas antes mencionadas.

A través de este proyecto hemos comprendido que el diálogo –bien guiado y con los actores correspondientes- puede ser una poderosa herramienta de cambio para superar la pobreza rural. Por ello, esperamos que esta metodología pueda ser extensiva a otros países que buscan alternativas para promover el desarrollo de sus territorios y de quienes los habitan.

TAGS: Desarrollo Local Integración Ruralidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.