#Desarrollo Regional

Desde el mundo regional al Chile total

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy la anticipación es el arte vital de la sobrevivencia de toda sociedad, para ello necesitamos hacer un análisis real de las intenciones de las diferentes directrices y decisiones, entendiendo sus posibles consecuencias. Usar ese conocimiento de la realidad y su proyección es el objetivo a alcanzar, entregándonos una visión de los hechos y sus posibles repercusiones.

La anticipación ha sido desde siempre la base de la sobrevivencia en todo orden de cosas y bajo ese sustento se han dispuesto ciertos preponderantes que pueden marcar la diferencia en la sobrevivencia diaria y mejorar las condiciones de vida con conocimiento y con sabiduría. Así como un navegante intuye el temporal por el posicionamiento de las nubes, los cambios de presión y se anticipa, entrando a una bahía de resguardo o simplemente no zarpando, en el país nos ha faltado, en todo orden de cosas, la anticipación de lo que está por venir y saber como enfrentarlo. Esa falta de previsión al final nos está pasando la cuenta, creando un inmovilismo que a la corta o a la larga tiene repercusiones para nada positivas, y tienen al país en estado de alerta y porque no decirlo un poco complicado y al borde de una crisis existencial; una inmovilidad que entorpece el buen desarrollo y por increíble que pueda parecer a pesar de que vivimos en democracia, con gobiernos que se eligen con mayorías, pero gobiernan con minorías.

Hoy la anticipación es el arte vital de la sobrevivencia de toda sociedad, para ello necesitamos hacer un análisis real de las intenciones de las diferentes directrices y decisiones, entendiendo sus posibles consecuencias. Usar ese conocimiento de la realidad y su proyección es el objetivo a alcanzar, entregándonos una visión de los hechos y sus posibles repercusiones. Sin ese análisis es difícil salir adelante y crear parámetros realistas que nos posicionen como un país que pueda proyectarse al futuro. Para enfrentar esa dicotomía entre lo que se quiere y lo que se puede, necesitamos analizar las diferentes temáticas en profundidad, de acuerdo con las necesidades, la historia, la realidad económica-social y cultural de la población y generar en base a eso un diagnóstico que permita un análisis comparativo real. Sin esto último es imposible anticipar y gestionar un proceso de crecimiento que nos permita un desarrollo adecuado, y que además logre un fundamento y un estándar sustentable.

El interés en saber y proponer en la práctica la anticipación es fundamental, porque nos pone en perspectiva los diferentes objetivos que se persiguen, que son en resumidas cuentas el mejoramiento de la gestión y su adecuación a parámetros reales y prácticos, de acuerdo a lo que hemos proyectado.

Con los acontecimientos de las últimas semanas a nivel político y con la elección de una nueva presidenta, hemos demostrado desde el prisma regional, una falta total como sociedad para interpretar la realidad histórica de las regiones y diagnosticar verdaderamente las consecuencias de los cambios estructurales que necesitamos, haciéndonos dependientes del azar y de muchas variables que no se han sabido considerar como corresponde. La posibilidad cierta de cambiar la constitución es un acto complejo, y debe entenderse -en su nueva concepción- para bien o para mal, que esta deberá ser realista y no extremista y por sobre todas las cosas, más representativa y de todos, y no solo de la Nueva Mayoría, como se puede suponer o sobre entender.

Actualmente desde regiones vemos como regularmente en la mayoría de los debates, sobre todo en los presidenciales, se ha omitido estratégicamente la necesidad cierta de hacer un regionalismo efectivo, que sea aplicable, realista y representativo de todos y no solo de unos pocos. La capacidad de anticipación en temas relevantes a nivel regional hoy no existe y eso está dado por una tremenda falta de conocimiento y por que no decirlo, por una falta de interés de los gobiernos por entender esta realidad diversa, por los innumerables planteamientos culturales ante los modelos de desarrollo que necesitamos para llevar adelante las regiones y no destruirlas en el intento.

Los procesos de desarrollo solo son entendibles y posibles con conocimiento y anticipación, sobre todo para que se relacionen en forma global y sean aplicables a su propia realidad, logrando así la proyección de la forma de hacer y enfrentar los sucesos, con una base de sustentación que tome en cuenta los procesos y sus diversidades.

La falta de ese conocimiento aplicable y de un diagnostico acertado a los hechos, ha puesto en serio entredicho los parámetros necesarios para lograr una verdadera anticipación en los procesos y las estrategias de desarrollo que se han estado aplicando en las últimas décadas, desahuciando anticipadamente y en gran medida la alta política de gestión que Chile necesita. Es de suma importancia -para evitar los costos sociales que proponen los conflictos entre la población y la falta de anticipación predominante por parte de los gobiernos y sus estrategias- crear procesos adecuados para saber interpretar los conflictos y las futuras consecuencias y saber especificarlos en forma clara ante los requerimientos. La falta de anticipación nos ha hecho perder un tiempo importante, y por ende entender a cabalidad lo que necesitamos de verdad como país a objeto de desarrollarnos sustentablemente.

La falta de anticipación social y medio ambiental, nos ha caracterizado desde siempre a nivel de país, afectando el formato administrativo de las regiones, permitiendo entre otras cosas que las regiones no se hayan revitalizado como deberían, y más que ser parte de Chile y de un proceso, los gobiernos han venido actuando con total desconocimiento de lo que representan las regiones y su verdadera proyección. Solo existe preocupación cuando quieren quitar y usufructuar. Es lo que se denomina centralismo y eso debe de cambiar.

Cuando se desconoce la historia de lo que es vivir en regiones, no se tiene una idea cabal del significado, implicancias y la responsabilidad de habitar estos territorios, y mucho menos del esfuerzo diario por salir adelante y de lo que significa vivir desde el mundo regional en el Chile total.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?