#Desarrollo Regional

Chile resiliente

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Cómo se levanta Chile después de cada desastre natural parece más bien una necesidad cuantitativa en el  discurso, cuando este se realizan en torno a lo que está hecho y lo que está por hacer, contradicción que puede ser solo parte de una discusión que busca justificar la incapacidad que muchas veces tiene el Estado para ser eficiente y eficaz en el proceso de evitar que un fenómeno natural se transforme en un natural desastre.

Chile es un país de contingencias climáticas que cada cierto tiempo nos lleva a límites; a esas contingencias sumamos permanentemente movimientos telúricos que son parte de nuestra cotidianidad por lo que resulta cada vez más necesario e importante educarnos en la capacidad de ser resilientes. Sufrir


En nuestro país solo un 45% se declara preparado para enfrentar un nuevo terremoto y un 5% dice estar preparado o, a lo menos, saber qué hacer en caso de un incendio.

un mega terremoto y posterior tsunami puede marcar a una generación -y si a eso le sumamos sequías en invierno, grandes nevazones, mega incendios forestales- lo que nos hace, como sociedad, necesitar nuevas políticas orientadas a reconstruir la tranquilidad emocional que cada golpe de la naturaleza nos arrebata. Hoy son muchas las madres que ven con temor la partida de los hijos cuando estos acuden al colegio ante un posible movimiento sísmico, hoy no son pocas las familias que duermen con la preocupación de que la noche no se manifieste en un tragedia y no son pocos los padres de familia que antes de dormir miran vigilantes ese mar que hace mucho ya dejó de bañarnos con tranquilidad.

Post terremoto del 2010, en la encuesta Bicentenario, el 58% de la población declaraba que el 27/F los había afectado emocionalmente por lo que se hace cada día más patente la necesidad de generar políticas para que cada familia aprenda a vivir sin temor.

Hoy resulta cada vez más necesario e importante educarnos en la capacidad de ser resilientes. No se trata de vivir pensando en que una nueva tragedia no va a pasar, sino de enseñarles a las nuevas generaciones a estar preparados para levantarse. El desarrollo de una sociedad resiliente requiere de un reconocimiento y análisis de los riesgos que las comunidades o sociedades enfrentan, pese a todos los hechos que nos golpean habitualmente.

En nuestro país solo un 45% se declara preparado para enfrentar un nuevo terremoto y un 5% dice estar preparado o, a lo menos, saber qué hacer en caso de un incendio. Las cifras son preocupantes si tomamos conciencia de que un nuevo movimiento telúrico de proporciones o un nuevo mega incendio son posibilidades latentes. Si esta es la realidad a la cual nos enfrentamos, es necesario aplicar medidas preparatorias: no solo se trata de construir estructuras resistentes a los caprichos de la naturaleza, se trata además de entrenar a administradores de desastres que nos permitan afrontar como sociedad cada evento de manera tal que nos pongamos de pie con la misma tranquilidad y confianza que antes de ocurrida la tragedia.

La reconstrucción emocional de un país no puede quedar en los intentos aislados de la empresa privada o en ONGs que muchas veces no responden a la demanda. En la reconstrucción emocional de un país es el Estado quien debe asegurar la existencia de equipos profesionales que aborden los daños emocionales de la población, sobre todo en aquellos que transforman el carácter y los miedos de los más desposeídos: si un pescador ya no confía en su fuente de trabajo por miedo a un nuevo tsunami, ¿qué calidad de vida le espera? Reconstruir después de cada desastre natural es necesario, pero reacomodar los miedos y enfrentar la vida sin traumas lo es aún más. Chile es un país de desastres, hagamos de Chile un país resiliente.

TAGS: #DesastresNaturales #Resilencia Chile

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Nirza Araya

03 de julio

Te felicito por este artículo y me encantan todos. Llegan a la sensibilidad, el corazón y la conciencia de tus muchos lectores, yo en este caso. Son entendibles, explicativos y bien hechos, si los comparamos con esos, los cuales son mal redactados, te confunden, donde no se entiende su objetivo, etc..
Felicitaciones y gracias

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

El sujeto marginal que desconoce o que derechamente no cree en los Derechos Humanos, tampoco tiene ánimos de respetar ni garantizar los ajenos. La vida y la muerte son para él, cuestiones relativas, discu ...
+VER MÁS
#Sociedad

Crimen, castigo y viralización impulsan la catarsis colectiva del pueblo chileno