Sampaoli y la ceguera del fanático - El Quinto Poder
#Deporte

Sampaoli y la ceguera del fanático

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Resulta que Sampaoli es hoy el enemigo número uno de Chile. Independiente de los problemas contractuales en los que está sumido, lo que no le perdonan los hinchas es que se quiera ir. Quiere tomar sus pilchas y mandarse a cambiar de este país, por lo que los amantes del balómpie lo encuentran un traidor, un tipo bueno para la plata. Un personaje que está ofendiendo a la bandera.


Es por esto que muchas veces los gestos de adoración y posterior repulsión hacia el técnico argentino, no parecen más que simples reafirmaciones y negaciones de una feligresía que aún no ha podido convencerse de que sus plegarias no están siendo escuchadas y que sus debates sobre futbol son solamente los resultados de su ceguera fanática.

Tal vez ése es el problema de todo fanático-y sobre todo del creyente en el juego de la pelotita- , que a veces no es capaz de discernir entre su dogma y la realidad. Por más que Sampaoli haya gritado los goles con fuerza y haya abrazado a todo jugador una vez que se ganó la Copa América, lo cierto es que estaba haciendo su trabajo. No estaba llevando a cabo una gesta histórica como se pretende creer, ni menos era un prócer contemporáneo por haber logrado su cometido. Era un empleado más de uno de los negocios más lucrativos y al borde de la ilegalidad del mundo. El negocio en donde nos hacen creer que los intereses privados son públicos y en el que el hincha es el mejor aliado del empresario corrupto que pone su dinero, ya que muchas veces no ve o prefiere ignorar lo que sucede  en los pasillos por “amor al equipo”.

La pasión por “La Roja”, es también una de las grandes fuentes de ingresos de un grupo de hombres adinerados que saben negociar y que saben crear pasiones en quienes están necesitados de tenerlas. En ilusos hombrecitos hambrientos de un amor casi espiritual que no lo sea. En tipos necesitados de adoración religiosa que sea lo más lejano a una iglesia o a cualquier ritual, sin darse cuenta de que las compras de entradas y las idas al estadio cada domingo son un ritual por excelencia. Son la muestra de fe en que el resultado será favorable.

Es por eso que cuando ven a Sampaoli hablar de dineros, de contratos y de la necesidad de escapar de de este país, se sienten ofendidos. El sumo sacerdote de turno no quiere seguir oficiando la misa. No quiere seguir redimiendo de sus pecados a los fieles, quienes se olvidan de estos una vez que Alexis mete un gol o Bravo ataja un complicado penal. No quiere seguir al frente de la absurda razón de ser de muchos quienes se gastan cientos de miles de pesos con tal de alimentar algo que es simplemente un negocio. Porque ése es precisamente el problema: los adoradores de la pasión ficticia creada por los publicistas, no quieren darse cuenta del negociado aunque pataleen cuando descubran que se está llevando a cabo una dudosa operación de dinero.

Pero tal vez lo que más les molesta es ver cómo la bandera no es tan importante y los símbolos a los que ellos adhieren con el corazón puritano, no son más que cosas sin importancia que son enarboladas por bonitas palabras que llenan planas de diarios una vez que un director técnico es reclutado. Ya que no pueden creer que esas frases que alguna vez los emocionaron no fueron más que gestos que estaban estipulados en un contrato desbordado de ceros, porque parecen olvidarse de que, al fin y al cabo, todo esto es un negocio y los discursos patrioteros son parte de un buen producto que cierta gente se siente obligada a comprar.

Es por esto que muchas veces los gestos de adoración y posterior repulsión hacia el técnico argentino, no parecen más que simples reafirmaciones y negaciones de una feligresía que aún no ha podido convencerse de que sus plegarias no están siendo escuchadas y que sus debates sobre futbol son solamente los resultados de su ceguera fanática.

 

TAGS: Fútbol Sampaoli Selección chilena

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Kanes

13 de enero

Yo lo odio porque no pagó los impuestos. Hay un montón de gente en la élite que ganas miles de millones al mes que no paga impuestos porque se puede pasar las leyes por la raja, y resulto que ahora este weon está haciendo lo mismo, mientras millones de chilenos viven al día weon y no les alcanza para nada.

ESO ES LO QUE ENOJA, NO QUE SE QUIERA IR DE CHILE. SI FUERA POR ESO ODIARÍA A BIELSA, PERO A BIELSA LO RESPETO PROFUNDAMENTE WEON.

14 de enero

¿Habrá pensado el agudo columnista respecto a que el fútbol es un negocio, si, que le da de comer a millones de personas? Publicistas, camarografos, peloteros, imprentas, guardias, etc; y además le da una algría a millones de hinchas, les hace (parafraseando a un mítico futbolista) sentir la marraqueta mas crujiente y el té mas dulce? Finalmente, es otro de los vehículos de los que creen que son genios por encontrar todo malo; de los que hacen de la queja una forma de vida.
El fútbol, al igual que miles de actividades, tiene vicios y virtudes , y NADIE es un ejemplo de blancura como para defenestar al resto erigiendose como referente moral.

Carlos Astudillo

14 de enero

Me da lata que se quiera ir pero respeto eso. Lo que me parece reprobable es que se quiera ir sin pagar la clausula.

Jorge Avilez G

14 de enero

Estimado Fco..estoy totalmente de acuerdo en tu crónica..aunq debo reconocer q es como comerse una cazuela de chancho..pero sin chancho..falta la otra parte..aquella de la manipulacion de la informacion..aquello q todos los medios nos exponen..muchas veces con filtros o matices y hasta rayando en la calumnia..es justamente eso lo q esta harto el pueblo..el circo romano..Chile evolucionó con el mundo y su malestar lo hace sentir masivamente (menos gente en un supermercad en un dia)aunque parezca irrisorio pero la estadistica no perdona mas si las sumas en el tiempo..la masa ha juntado rabia e impotencia..Chile ya no cree..ya le molesta..ya se apesta de los medios q cuando ya todo es obvio manda un reality..una teleserie extranjera o una de clase media chilena..para la risa o el llanto..Mas si algun dia cuando ya todo parece indefendible solo atinan con la mentira o el terror..como diciendo q si seguimos alegando peor va a ser.
Estimado Fco lo invito a seguie en su linea..yo seguire en la mia..aquella sin partido politico..aquella garantizada por no estar enrolado en ninguna aparte..lo q me hace inmune a todos los dueños de los medios q son pocos pero con distinto nombre..

megatroncho

15 de enero

llama profundamente la atencion pq el apuro por irse…..tiene miedo a q le encuentren alguna yayita ?

ahora q no esta Jadue (truchus maximus) ya no hay cabida para no pagar impuestos ni hacer truculencias.

Ahora el wn dice q el camarin es ingobernable , me imagino q eso no lo pensó cuando re-incorporo a Vidal.

a todas luces Chantaeloly quiere hacer perro muerto (ir sin pagar)

15 de enero

El chileno es chaquetero y cobardon. Eso es lo que somos y lo que vemos es la consecuencia de una cultura (si se pudiera llamar asi) alimentada por la flojera ancestral y la envidia del esfuerzo del otro. Estamos incapacitados de emplear la razon, de argumentar inteligentemente y nos sobre estimamos de lo que no somos. Sampaoli es otro mas que cae bajo el ojo del que no lee, no razona y no hace nada pero se cree tener cierto grado de autoridad para criticar. Eso es lo que somo.

23 de enero

Sí, el fútbol es un negocio. Sí, el fútbol es una pasión. Sí, el fútbol es una cuestión bastante pelotuda. Sí a un montón de cosas. Pero también el fútbol es una pasión identitaria. Existe un relato pasional sobre las victorias y derrotas que unifican a grupos de personas. Y s,í se habla bastante de gestas heroicas, cuando ante las mayores adversidades un equipo (y su hinchada detrás) sale victorioso de una cancha. Ahora también hay que diferenciar que no todos los hinchas creen a pie juntillas el “verso” del jugador, del técnico o del dirigente. Es más, es motivo de sarcasmo el lexo típico del fútbol -vengo a dar todo por esta camiseta, siempre quise jugar aquí, vengo a un grande de sudamerica, etc, etc, etc. Es cierto que Sampaoli, al igual que los jugadores, hacen su trabajo cuando salen a la cancha. Los músicos de rock también hacen su trabajo cuando salen al escenario. Ambas pasiones similares en cuanto al mismo fenomeno devoto que generan. No se si todos los hinchas seamos una manda de pelotudos por seguir el fútbol o por alterarnos con el temita Sampaoli. Creo eso sí y a pie juntillas, que el fútbol es un fenomeno social, unitario e identitario. No sé si fue impuesto como tal, pero si su desarrollo como necesidad de espacio de ocio está vinculado a una clase social, que -curiosamente- no es la dirigencia, ni la regencia del fútbol. saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

El mundo civil carece de normas para controlar los montos y procedimientos que se siguen en la compra de armas, es decir, la industria de la muerte sigue un principio del Neoliberalismo que es la “desregu ...
+VER MÁS
#Política

¿Le sirve a Chile mantener un gran ejército?