#Deporte

Ramon Tapia: El olímpico #Box

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Revista Estadio 1956

Por Jorge Drouillas Espinosa[1]

En 1953 es un joven desconocido que sale de las salitreras del norte grande, uno de tantos boxeadores fuertes que ha entregado el norte del país. Tapia debutó en el nacional de 1953, 1954, 1955, en los sudamericanos de Montevideo de 1956 y salió segundo en el panamericano de Ciudad de México el mismo año. Sin lugar a dudas llego a los Juegos Olímpicos de Melbourne en el mejor momento posible.


La hazaña de Tapia está marcada por la constancia y la confianza en su boxeo, aun cuando desde el mundo desarrollado parecía en el olvido, logró la única presea de plata que obtenido el boxeo chileno.

Sin embargo el camino no fue sencillo, el entrenamiento en Chile era complejo, sin compañeros de Sparring y sin siquiera implementos, Tapia pasó una temporada en 1956, en Concepción en donde solo contaba con un saco para poder entrenar, aun así durante el 1956 fue campeón invicto del amateur nacional. Si bien Tapia empezó en categoría ligero en 1953, su entrenador el célebre preparador de la UC, “Chago Arancibia”, lo fue moldeando como peso medio, trabajando en doble jornada su físico y pegada, fue así como Tapia gano gran parte de sus combates en 1956.

Dueño de una pegada contundente y un boxeo agresivo, producto de lo que podríamos llamar “la escuela chilena de boxeo”, tributaria del boxeo norteamericano de comienzos de siglo XX, que apuntaba a una confrontación frontal, con golpes curvos fuertes y mucho “aguante” al castigo, era el estilo particular trabajado en Chile por boxeadores como Arturo Godoy, Humberto Buccione, Segundo Dinamarca y Carlos Rendich todos ellos boxeadores frontales y agresivos. Así Ramón Tapia llevo este boxeo a al campeonato Latinoamericano de Montevideo en donde desplegó este poderoso estilo que le hizo acreedor de los aplausos de la prensa Uruguaya[2]. Así durante el segundo semestre de 1956 llego en un muy buen ciclo competitivo listo para enfrentar el reto olímpico. Los boxeadores Chilenos Claudio Barrientos, Ramón Tapia y Carlos Lucas, llegaron muy agotados por el largo viaje hasta Australia, e incluso en el caso de Barrientos, se vieron afectados por la comida local y teniendo inconvenientes para alcanzar el peso requerido, así mismo para adaptarse a los cambios horarios, la delegación Chilena venía y actuaba en la precariedad total, con decir que el 81k Carlos Lucas ni siquiera tenía compañero de sparring en su lejana, Villarica. Aun así Tapia estaba en su mejor momento y lo iba a demostrar.

Al llegar a los juegos olímpicos debutó con el polaco Zbigniew Piorkowski a quien venció por KO, seguido de Julius Torma de Checoslovaquia, a quien venció también por KO, en semifinales venció al francés Gilbert Chapron, por nocaut técnico y perdió en la final contra Gennadi Shatkov de la Unión Soviética, a todas luces fue una participación completamente espectacular, ya que por una parte logró vencer sin mayor discusión por la vía rápida, y no a púgiles sin preparación sino que de la mayor calidad posible en la época.  Los combates fueron cerrados y todos con alto nivel de intercambio de golpes, de hecho, perdió por nocaut en la final, al parecer Ramón Tapia era alguien que iba por todo y en la final perdió en su mismo juego. Es curioso como en su rápido y espectacular camino a la victoria solo pudo ser detenido por un púgil con “entrenamiento” moderno como el soviético, con preparación periodizada y entrenamientos científicos solo pudo detener a Tapia que cayó por KO. La hazaña de Tapia está marcada por la constancia y la confianza en su boxeo, aun cuando desde el mundo desarrollado parecía en el olvido, logró la única presea de plata que obtenido el boxeo chileno.

[1] Magister en historia y ciencias sociales, juez AIBA asociación Santiago Oriente de boxeo.

[2] Revista Estadio, XVI, n° 711, Santiago 1956. Página 17.

TAGS: #Box #BoxeoEnChile

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?