#Deporte

Las penas del fútbol

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Empieza el día en Londres. En la calle, los ciudadanos mañaneros hacen sus respectivas compras del día mientras que el tráfico en la calle se encuentra despejado. Era un Sábado como cualquier otro en el país europeo para la gente, pero no para los amantes del fútbol, especialmente para Francisco. “El Pancho”, como es apodado por nosotros, es de esos fanáticos del fútbol que son capaces de salir del Monumental con la del Albo para colocarse la del Bulla e ir al Nacional a acompañar a alguno de sus otros amigos futboleros. A pesar de conocer a todos los jugadores del orbe, a nuestro amigo le movían el piso futbolísticamente hablando 2 jugadores: El Niño maravilla y el Matador. Era de esos que iban a todas las pichangas con la misma polera, la de River, con el 21 en la espalda y firmada por sus 2 máximos ídolos. La llevaba porque sentía que así iba con la personalidad de sacar el centro y cabecear.


""El Pancho", como es apodado por nosotros, es de esos fanáticos del fútbol que son capaces de salir del Monumental con la del Albo para colocarse la del Bulla e ir al Nacional a acompañar a alguno de sus otros amigos futboleros."

Años atrás, había juntado sus pesitos para ir a Italia a ver al Matador cuando estaba en la Juve. Y hace un tiempo, en un asado, nos comentó que haría lo mismo para ver a Alexis en la Champions, así que a punta de bingo, completadas y rifas, ayudamos a nuestro amigo a cumplir su sueño. Lo fuimos a dejar al aeropuerto y estaba con cara de cumpleaños: nos prometió hacer una pichanga a la vuelta para ocupar la polera que se compraría allá del Arsenal. Mientras él estaba en el Emirates viendo el papelón de los de Wenger, nosotros estábamos con la parrilla prendida tristes por lo sucedido. Sabíamos cómo nuestro compadre sufría cuando no le salían las cosas Alexis o cuando lo criticaban; sabíamos cómo eso le afectaba y que había que dejarlo nada más. Vivía su pasión desde la perspectiva de que las penas de fútbol se pasan con más fútbol.

La semana pasada, nos llamó para hacer una pichanga. No teníamos noticias de él desde su partida a Europa, así que con los amigos del fútbol, creímos que era una buena instancia para que nos contara más acerca de su experiencia. “Ni me hablí del partido” le gritó al Toby cuando hizo referencia al viaje, ahí fue que vimos que seguía afectado. En la pichanga en sí, El Pancho no hizo nada; no tiró ninguna de sus bicicletas con la cadena cortada y ni siquiera nos acompañó al tercer tiempo.

Me dio lata; sabía que el Arsenal no venía bien y que Alexis se tenía que echar al hombro el equipo, pero pensé que en la Champions sería distinta la cosa. Y por otra parte, me dio pena. Nuestro compadre vibra con el fútbol y esta vez, le había jugado una mala pasada. Me fui a mi casa con impotencia de no saber cómo ayudar a nuestro amigo.

A la semana siguiente, me llama Pancho. -Hay que ver las cosas desde otra perspectiva- me dice ya repuesto por lo de su equipo, y me comenta que había que vernos para hablar sobre fútbol. Me quedé tranquilo, pero la verdad no sabía con qué convicción me decía que estaba él bien; estábamos seguros se le iba a pasar pero no pensábamos que de forma reflexiva, sino con dosis de fútbol. Abro Facebook, y lo primero que me aparece en inicio: “Se dice que hay repartija de goles hoy en la cancha de la plaza. ¿Quien se suma? “

Ahí vimos, que estaba de vuelta. Fuimos al partido. Llegó con su polera blanca con franja roja que tenía estampado el 21. Las hizo todas. Celebró como el Matador, enganchó a lo Alexis, y cancherió como sólo él sabe hacerlo. El 3er tiempo para que les cuento… mañana partimos vendiendo completos y rifas para pagarle el pasaje a Rusia a nuestro amigo.

TAGS: Fútbol

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?