#Deporte

Estadio seguro: notas a una política pública

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Durante estos días el Ministro del Interior, junto a un grupo de parlamentarios, propuso el diseño del Plan Estadio Seguro, que tiene como objetivo “terminar con la delincuencia presente en los estadios de fútbol del territorio nacional, para que los chilenos puedan asistir a presenciar a sus respectivos equipos sin temor a ser víctimas de un delito”.

Lamentablemente en el país no existe a la fecha un observatorio social o un centro de estudios que produzca la información que nos permita corroborar las palabras del Ministro. En la representación del fútbol en los estadios se conjugan una serie de cualidades que obligan a comprenderlo como un hecho distintivo en el que confluyen comportamientos, códigos, lenguajes y conductas propias.

Actualmente, una de las ideas centrales en relación a la política de seguridad deportiva, gira en torno a la estructuración de los estadios como espacios de control permanente sobre los hinchas. Reprimir y transformar las lógicas de diversión propias de estos eventos en ámbitos de control, no debiese ser el escenario desde el cual se promuevan iniciativas de orden público.

La experiencia internacional demuestra que propuestas como la de Interior terminan trasladando la situación de violencia hacia otros espacios urbanos, sin encontrar soluciones definitivas. Así mismo, perjudican la asistencia y sensación de seguridad de hinchas comunes, que soportan periódicamente las vejaciones a las cuales son sometidos por parte de los operativos de seguridad (revisiones corporales, restricción al libre tránsito, el decomiso de artículos personales, personal policial vestido manifiestamente de forma violenta, etcétera).

Creemos que explicando el espacio en el cual se desenvuelve esta actividad, podríamos diferenciar certeramente entre todos los fenómenos que allí confluyen, tomando por tanto las medidas adecuadas que estos precisarían en cada uno de sus casos.

El escenario actual, que no considera el anterior punto de vista, implica la frustración del hincha al ser víctima constante del hostigamiento por parte de la autoridad, situación negativa que se suma al alto valor de las entradas y a la privatización de los medios que difunden la actividad.

Hemos querido poner atención sobre la forma en que los sujetos de forma análoga se construyen como se constituyen actores en conflicto en otros espacios urbanos. Los efectos esperados corresponden a trasformaciones de los espacios públicos en espacios vigilados, restrictivos y represivos.

Una política pública pertinente debiese desarrollar las evidencias que le permitan elaborar medidas adecuadas a las lógicas que interactúan en estos espacios. Sin estas consideraciones, las soluciones serán parciales y continuarán afectando a quienes domingo a domingo asisten a disfrutar del fútbol como hinchas.

—————

Foto: Tom / Licencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero