#Deporte

El torneo de los barrios

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Revista Estadio 1946

Es 1947 y en Santiago se realiza un torneo de boxeo muy singular. No se trata de que no existieran competencias por esos años, pero estas eran más bien de carácter nacional o focalizadas en ciertas instituciones específicas de la estructura social, ya sea en la universidad, en clubes obreros como FFCC o las FFAA, que desde 1930 venían compitiendo en los torneos nacionales.

Dicho panorama no impediría que, hacia 1930, el encuentro entre Luis Vicentini y Tani Loaiza, congregara a un total de 75.000 mil espectadores en el Campo Los Sports. A partir de aquí, si bien es cierto el boxeo seguiría siendo un deporte muy popular, nunca más congregaría tal cantidad de público.

Durante el periodo de 1935 a 1956, existió una transición paulatina hacia un mayor protagonismo del boxeo amateur, lo que tendría relación con dos fenómenos que iban en aumento. Por un lado, la sociabilidad obrera de todas las tendencias por medio del deporte estaba muy extendida, ya fuera en clubes obreros o centros de boxeo. Por otra parte, la baja de salarios y el modelo de sustitución de importaciones que se fue desarrollando hacia 1940, que configuraría un aumento salarial y, a su vez, mayor disponibilidad de bienes[1], demostrando un aumento cercano al 103% hacia 1948. Así, por ejemplo, la proporción de salarios recibidos por un ebanista (uno de los oficios más comunes en el boxeo) era de $79 pesos diarios en Valparaíso, mientras que Concepción ascendían a $87 pesos y, en Santiago, alcanzaban un monto de $120 pesos[2]


Sin duda estamos frente a un Santiago distinto, en donde la población vibra con el deporte, practicándolo desde el núcleo de organización más básico, sin aspiraciones grandilocuentes, que finalmente encierran el deporte para unos pocos iniciados.

Esta proporción de salarios nos permite vislumbrar uno de los aspectos más propios del Torneo de los Barrios, su organización eminentemente popular y perteneciente a los sectores más fabriles de la capital. El aumento de la industrialización en Santiago provocó una inmigración masiva hacia la capital, lo que se vio potenciado si pensamos en que los sueldos en la agricultura eran un 49% más bajos[3]. Así,  los barrios santiaguinos atiborrados de obreros necesitaban ciertas válvulas de escape y de representación identitaria, dando lugar en 1947 a la creación de este torneo, curiosamente después de la crisis de post guerra de 1946, teniendo relación con una de las mismas formas de subsistencia y participación local como formas de sobrevivencia[4].

El Torneo de los Barrios, que tiene su primera versión en 1947, con dos ring instalados en medio del Estadio Chile, ya hacia 1950 era un lugar con plena participación popular, en el que se incluían los barrios Diez de Julio, San Francisco, Yarur (San Joaquín), Plaza Yungay, Estación Central y Barrio Huemul. Más tarde, en 1957, cuando el torneo ya estaba más consolidado, también comenzaría a participar la Universidad de Chile y la Universidad Católica,  además de la Armada, representada por  su guarnición  de Santiago.

La participación de los barrios y entidades que tienden a estar tan segmentadas tiene relación directa con la colaboración de estas organizaciones en la sociedad de forma pluriclasista. Si bien es cierto que varios sectores de izquierda no supieron capitalizar el deporte como plataforma de inclusión social, generalmente minusvalorándolo como alternativa política de interacción viable, esto tuvo relación con la poca comprensión del entorno deportivo desde sus orígenes en Chile, la diferencia del caso argentino, donde el anarquismo supo capitalizar de mucho mejor manera el ocio de los obreros.

En lo que respecta a la arista deportiva, el Torneo de los Barrios potenció la participación de Santiago en los campeonatos nacionales. Si bien ninguno de los medallistas olímpicos de 1956 salió de este torneo, sí lo hicieron varios campeones nacionales, como Fernando Lizama y los hermanos Cornejo, que tendrían una destacada contribución en variados juegos panamericanos. De esta forma, una de las cosas que enriquecía el boxeo por estos años, era que, si bien existía la Federación y otros organismos reguladores, el deporte era comunitario, identificándose con los barrios o instituciones, como las universidades, permitiendo la competencia a gran escala y llevando así el deporte a la comunidad en su conjunto, y en variadas aristas propias de este. Así, se diferenciaría del panorama actual, donde el alto rendimiento ha cooptado la masividad y los recursos, además de la segmentación social de nuestra capital, que dificultan la reproducción de estos escenarios de participación directamente barrial.

Sin duda estamos frente a un Santiago distinto, en donde la población vibra con el deporte, practicándolo desde el núcleo de organización más básico, sin aspiraciones grandilocuentes, que finalmente encierran el deporte para unos pocos iniciados.

[1] Geografía económica de Chile: tomo 2 . Disponible en Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-121978.html . Accedido en 1/8/2017. Página 216

[2]Geografía económica de Chile / Corporación de Fomento de la Producción; Fundación Pedro Aguirre Cerda. Santiago : CORFO, 1950-1962 (Santiago : Universitaria) 4 v., [4] h. Página 217

[3] Corfo Op Cit. P. 217

[4] Esto está relacionado con la venta de artículos comestibles, que aún es común en las veladas de boxeo amateur.

 

TAGS: #BoxEnChile #HistoriaDelBox

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#EstoPasaEnChile

VER TODO
El cántico sobre el violador en tu camino, sus coreografías, estética y sentido han sido una forma efectiva de visibilización de una imposición que, nos lo han dicho muchas veces, lleva ya demasiado ti ...
+VER MÁS
#Género

#LasTesis, visibilizando el autoritarismo que no ves

La coyuntura actual nos invita, de forma casi inédita, a repensar nuestro país en su totalidad, incluido el rol y las formas que debiese tomar la evaluación del aprendizaje en el sistema educativo.
+VER MÁS
#Educación

SIMCE y democracia

Es justificable el estallido social en contra del abuso, de las trampas y arreglines que cometen impunemente los que tienen el poder.
+VER MÁS
#Ciudad

Los ´de arriba` continúan haciendo trampas

Malaquías , tu fortuna será otra cuando aprendas a usar el juicio no como una regla de vida ordenada, sino como solo momentos que van y vienen. No puedes planificar tu felicidad basado en el dinero, las ...
+VER MÁS
#Cultura

El plan perfecto de Malaquías

Popular

El cántico sobre el violador en tu camino, sus coreografías, estética y sentido han sido una forma efectiva de visibilización de una imposición que, nos lo han dicho muchas veces, lleva ya demasiado ti ...
+VER MÁS
#Género

#LasTesis, visibilizando el autoritarismo que no ves

La coyuntura actual nos invita, de forma casi inédita, a repensar nuestro país en su totalidad, incluido el rol y las formas que debiese tomar la evaluación del aprendizaje en el sistema educativo.
+VER MÁS
#Educación

SIMCE y democracia

Es justificable el estallido social en contra del abuso, de las trampas y arreglines que cometen impunemente los que tienen el poder.
+VER MÁS
#Ciudad

Los ´de arriba` continúan haciendo trampas

Malaquías , tu fortuna será otra cuando aprendas a usar el juicio no como una regla de vida ordenada, sino como solo momentos que van y vienen. No puedes planificar tu felicidad basado en el dinero, las ...
+VER MÁS
#Cultura

El plan perfecto de Malaquías

Popular

Tomémonos las calles con nuestras pañoletas moradas y verdes. Porque juntas somos más fuertes. Porque, como dice Rebeca Lane “Yo no elegí la guerra pero nací guerrera”
+VER MÁS
#Género

Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía

¿No sabían quién era? ¿No habían leído sus columnas? ¿No han visto sus intervenciones en otros programas de televisión? Era extraño. Estaban todos muy escandalizados de algo que era evidente que pa ...
+VER MÁS
#Política

El evitable show de Hermógenes en Bienvenidos

Vivimos en un país que no aprecia la ciencia, ya que el gobierno la ajusta y le corta las aristas necesarias para que esta funcionen en su realidad ficticia, lo que convierte a Chile en un país que no cre ...
+VER MÁS
#Ciencia

Las ciencias chilenas bajo un régimen de Procrustes

El escándalo, el grito, las marchas y la represión muestran la verdad dura de una sociedad que se quiso domesticar y mantener en la conformidad de la aceptación y del silencio.
+VER MÁS
#Sociedad

Estallido social en Chile: El infierno de la desigualdad