#Deporte

Educación: por un diálogo democrático

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este 2011, es el año de la Educación Superior, el paso lógico luego de que el parlamento binominal, aprobara en Febrero eso que Lavín llamó "reforma para el fortalecimiento de la educación pública"; esa educación pública que solo existe en su imaginario.

Hemos vivido meses movidos, está la sensación de que hay algo especial, tal vez estamos siendo influido por la ola de rebeldía que se ha levantado en distintas latitudes, con las que muchos compartimos un denominador común: la búsqueda de democracia de verdad, y cambios estructurales en el sistema económico. Pueden ser varios los ejemplos que han provocado estos estallidos sociales en Chile, pero sin duda los más importantes han sido los relacionados con la aprobación de Hidroaysén y las demandas estudiantiles.

Las demandas estudiantiles guiadas hasta hoy por la Confech, han estado ligadas a puntos que revelan parte de la crisis estructural del sistema educacional chileno, y su repercusión directa en la educación terciaria. Las demandas se han articulado en base a tres conceptos: acceso, financiamiento y democratización, con la consigna de “recuperar la educación pública” esa que perdimos cuando aun no nacíamos y que seguimos perdiendo durante hasta el día de hoy.

Participando en debates, asambleas, conversatorios, en diferentes lugares, son comunes las criticas al fondo y la forma en la que se ha desarrollado este petitorio.

En formas: nace a la antigua, desde las cúpulas hacia los estudiantes, limitando de partida sobre qué y cómo queremos discutir y cuáles son las propuestas que como estudiantes tenemos frente a este gran problema. Bajo esta forma, poco democrática, partimos restringiendo uno de los pocos derechos que tenemos en Chile, el de imaginar otras soluciones a problemas comunes, así como el legitimo derecho a disentir de los lineamientos del Confech. 

Puede ser una sutileza, pero las dinámicas de trabajo han cambiado desde hace unos cuántos años, y es menester que la Confech se adapte a estas formas de hacer política en la Universidad del siglo XXI. Así ayudaremos a crear y fortalecer un vinculo entre los estudiantes con el petitorio que se construye participativamente pudiendo actuar como un cuerpo integral para lograr los objetivos ahí expresados.

Se aprecia una confusión e incluso una especie de contradicción que no entrega claridad sobre qué realmente busca la Confech con este petitorio. ¿Es mejorar el actual mercado educacional y hacerlo un poco menos injusto dentro de la actual institucionalidad? ¿O desde la lucha por la educación pretende levantar una critica y propuesta alternativa al modelo político-económico que nos tiene en esta situación y del cual la situación educacional es otro síntoma de una enfermedad mucho más grave? 

A la luz del petitorio, la opción sigue siendo la primera: agiornar lo que hoy tenemos. La apuesta de la CONFECH y las Federaciones de Estudiantes que la conforman, está bien clara, hoy es netamente maquillar, agiornar y civilizar -en la medida de lo posible- este monstruo llamado “mercado educacional”. No plantea ninguna crítica mayor al fondo, no expresa que estamos en una encrucijada entre seguir aceptando a la educación como un negocio o un producto de calidad, o que queremos la educación como un derecho social al que todas y todos deban  y puedan acceder universal y gratuitamente, sin ambigüedades ni letra chica.

Es esencial que todas y todos los estudiantes de Chile, tengamos un diálogo abierto, participativo y realmente democrático, en donde podamos definir cuál es nuestra posición sobre la educación, pero sobre todo cómo hacemos para que los procesos formativos influyan en la sociedad que queremos en el futuro. Este diálogo debe ser democrático y justo, como nunca lo hemos tenido los que rondamos los 20 y tantos años. Debemos aprovechar esta efervescencia social y estudiantil, y hacer crecer esta fuerza -aun muy frágil- que debemos cuidar, pues desde la “Revolución de los Pingüinos” ya han pasado unos cuantos años en el que nos costó retomar el camino que dejamos, luego de que ese movimiento social fuera cooptado por los entonces partidos e ideas del gobierno de Bachelet.

Debemos insistir en la necesidad de parir un Movimiento Estudiantil con mayúsculas, pues lo que estamos viviendo puede llevarnos, luego de casi tres décadas de lucha, a tener un sistema educacional que sea el trampolín para la construcción de una nueva sociedad, esa que soñamos como realmente democrática y realmente justa. O bien, terminar siendo otra experiencia fallida que decante en una comisión presidencial presidida por Harald Beyer o José Joaquín Brunner, y que concluya dando facilidades para el endeudamiento o solo gratuidad para los estudiantes del primer quintil en las Universidades de este país. 

Hoy las cartas están echadas. Algunos buscan seguir privatizando, otros “civilizar” el mercado educacional, y muchos otros estamos por transformar la sociedad. Tú decidirás.

————-

Foto: Reporteos / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

¿Cómo podremos entender que el camino que se ha tomado no nos llevará a otra realidad que no sea una en que la derecha y el verdadero abuso sigan triunfando? No lo sé.
+VER MÁS
#Política

El nuevo progresismo sacerdotal no es de izquierda

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia