#Deporte

Educación: por un diálogo democrático

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este 2011, es el año de la Educación Superior, el paso lógico luego de que el parlamento binominal, aprobara en Febrero eso que Lavín llamó "reforma para el fortalecimiento de la educación pública"; esa educación pública que solo existe en su imaginario.

Hemos vivido meses movidos, está la sensación de que hay algo especial, tal vez estamos siendo influido por la ola de rebeldía que se ha levantado en distintas latitudes, con las que muchos compartimos un denominador común: la búsqueda de democracia de verdad, y cambios estructurales en el sistema económico. Pueden ser varios los ejemplos que han provocado estos estallidos sociales en Chile, pero sin duda los más importantes han sido los relacionados con la aprobación de Hidroaysén y las demandas estudiantiles.

Las demandas estudiantiles guiadas hasta hoy por la Confech, han estado ligadas a puntos que revelan parte de la crisis estructural del sistema educacional chileno, y su repercusión directa en la educación terciaria. Las demandas se han articulado en base a tres conceptos: acceso, financiamiento y democratización, con la consigna de “recuperar la educación pública” esa que perdimos cuando aun no nacíamos y que seguimos perdiendo durante hasta el día de hoy.

Participando en debates, asambleas, conversatorios, en diferentes lugares, son comunes las criticas al fondo y la forma en la que se ha desarrollado este petitorio.

En formas: nace a la antigua, desde las cúpulas hacia los estudiantes, limitando de partida sobre qué y cómo queremos discutir y cuáles son las propuestas que como estudiantes tenemos frente a este gran problema. Bajo esta forma, poco democrática, partimos restringiendo uno de los pocos derechos que tenemos en Chile, el de imaginar otras soluciones a problemas comunes, así como el legitimo derecho a disentir de los lineamientos del Confech. 

Puede ser una sutileza, pero las dinámicas de trabajo han cambiado desde hace unos cuántos años, y es menester que la Confech se adapte a estas formas de hacer política en la Universidad del siglo XXI. Así ayudaremos a crear y fortalecer un vinculo entre los estudiantes con el petitorio que se construye participativamente pudiendo actuar como un cuerpo integral para lograr los objetivos ahí expresados.

Se aprecia una confusión e incluso una especie de contradicción que no entrega claridad sobre qué realmente busca la Confech con este petitorio. ¿Es mejorar el actual mercado educacional y hacerlo un poco menos injusto dentro de la actual institucionalidad? ¿O desde la lucha por la educación pretende levantar una critica y propuesta alternativa al modelo político-económico que nos tiene en esta situación y del cual la situación educacional es otro síntoma de una enfermedad mucho más grave? 

A la luz del petitorio, la opción sigue siendo la primera: agiornar lo que hoy tenemos. La apuesta de la CONFECH y las Federaciones de Estudiantes que la conforman, está bien clara, hoy es netamente maquillar, agiornar y civilizar -en la medida de lo posible- este monstruo llamado “mercado educacional”. No plantea ninguna crítica mayor al fondo, no expresa que estamos en una encrucijada entre seguir aceptando a la educación como un negocio o un producto de calidad, o que queremos la educación como un derecho social al que todas y todos deban  y puedan acceder universal y gratuitamente, sin ambigüedades ni letra chica.

Es esencial que todas y todos los estudiantes de Chile, tengamos un diálogo abierto, participativo y realmente democrático, en donde podamos definir cuál es nuestra posición sobre la educación, pero sobre todo cómo hacemos para que los procesos formativos influyan en la sociedad que queremos en el futuro. Este diálogo debe ser democrático y justo, como nunca lo hemos tenido los que rondamos los 20 y tantos años. Debemos aprovechar esta efervescencia social y estudiantil, y hacer crecer esta fuerza -aun muy frágil- que debemos cuidar, pues desde la “Revolución de los Pingüinos” ya han pasado unos cuantos años en el que nos costó retomar el camino que dejamos, luego de que ese movimiento social fuera cooptado por los entonces partidos e ideas del gobierno de Bachelet.

Debemos insistir en la necesidad de parir un Movimiento Estudiantil con mayúsculas, pues lo que estamos viviendo puede llevarnos, luego de casi tres décadas de lucha, a tener un sistema educacional que sea el trampolín para la construcción de una nueva sociedad, esa que soñamos como realmente democrática y realmente justa. O bien, terminar siendo otra experiencia fallida que decante en una comisión presidencial presidida por Harald Beyer o José Joaquín Brunner, y que concluya dando facilidades para el endeudamiento o solo gratuidad para los estudiantes del primer quintil en las Universidades de este país. 

Hoy las cartas están echadas. Algunos buscan seguir privatizando, otros “civilizar” el mercado educacional, y muchos otros estamos por transformar la sociedad. Tú decidirás.

————-

Foto: Reporteos / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

Sin duda, la derecha consolidó sus votación histórica en a figura presidenciable de la carta conservadora, pero difícilmente se puede observar un espacio para el crecimiento natural o espontáneo para este.
+VER MÁS
#Política

Elecciones generales 2021: ¿Quién ganó?

Hemos presenciado varias olas de populismo, tanto de derechas como de izquierdas y los tiempos que corren, son también tiempos populistas, aquello forma parte del ethos de esta época y por lo mismo ha sid ...
+VER MÁS
#Política

Parisi: Populista de centro

Si intersectamos las actuales dos ideologías en disputa política en la máquina, introduciéndolas en un sistema de cuestionamiento y estudio lógico para votar por una u otra ideología, debiera haber co ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno Digital de Inteligencia Colectiva

Llenaré sus casas de mi hedor que al respirar sentirán un extraño dolor. Pondré los vicios sobre sus senderos de sus hijos amados. Animaré la lujuria sobre sus hijas. Llenaré de dudas sus apacibles vi ...
+VER MÁS
#Cultura

Me deben un grito

Popular

El desafío para Chile es la primacía del sistema económico y su capacidad de reducir la autonomía de otros sistemas parciales, con lo que termina condicionando sus operaciones a su código particular: p ...
+VER MÁS
#Política

La tentación de afirmar la política mediante la ciencia: el caso de Pablo Ortúzar

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

Lamentablemente, negacionistas y lobistas hacen sentir su influencia en las decisiones finales de las distintas Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y logran atenuar o minimizar las ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

#COP26 para negacionistas del Cambio Climático