#Deporte

Caso Penta: ¿Ganaron las S.A. del fútbol un partido arreglado?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La investigación del “Caso Penta”, a cargo del fiscal Gajardo, ha develado no solo una serie de malas prácticas entre empresarios y miembros de partidos políticos que hoy ostentan cargos en el parlamento. Dicha investigación también da lugar a una duda más que razonable: ¿Existe la posibilidad de que empresarios ligados al Grupo Penta (o para el caso, cualquier grupo económico), hayan podido cometer acciones igual de fraudulentas en el ámbito deportivo? ¿Es posible que, en su momento (mediados de la década pasada), empresarios hayan tenido algún vínculo con políticos para, por ejemplo, crear las condiciones necesarias para obtener un negocio más rentable? Yendo más al hueso: ¿Es posible que alguien como Carlos Alberto “Choclo” Délano haya movido influencias económicas/políticas para que la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas tuviera su génesis y posterior consolidación?


El fútbol en Chile se convirtió en un negocio sumamente ventajoso y conveniente. ¿Para quienes? Para determinados empresarios que de pronto se vieron con la posibilidad de comprar acciones, participar en directorios y aumentar sus arcas. ¿Quiénes hicieron esto posible? Políticos, diputados y senadores que la gente puso en el parlamento.

La verdad es que no hay manera de probar que así sea. No somos fiscales y solo una investigación de considerables proporciones podría aclararnos esta y otras dudas. Pero tampoco es menos cierto que no hay razón para estar seguros de que esto no haya sido así. Podemos y debemos al menos dudar de la probidad y el buen actuar de algunos personajes ligados al fútbol y a grupos económicos. ¿Por qué? Porque los últimos escándalos conocidos por todos, así lo indican. Dicho de otro modo: nos pasaríamos de ingenuos si creyéramos que todo se cocinó con ingredientes limpios.

Veamos. El mencionado “Choclo” Délano fue en algún minuto director de Azul Azul. Su participación accionaria en la concesionaria llegó a ser del 14,04%. Una buena porción, sin duda. Y esto no fue hace mucho. En noviembre de 2013 el hombre vendió sus 5.129.209 acciones a través de su propia Penta Corredores de Bolsa S.A. ¿El vínculo Penta-Azul Azul ya es pasado? No del todo. Hoy mismo el Grupo Penta sigue teniendo cierta participación. Uno puede ir al sitio web de la SVS y darse cuenta de que la empresa figura en el listado de los accionistas con menos del 1% de participación. Números más, números menos: ahí está Penta, propiedad de Délano. Y si uno revisa el estado financiero de Azul Azul entregado el año pasado, figuran transacciones hacia Penta Security, que en el propio documento aparece como “Aseguradora de Edificios e Instalaciones”. Si el CDA u otro inmueble está asegurado por Penta, no lo sabemos, pero los flujos de dineros existen igual. El vínculo está.

Y esto es solo la pequeña porción de datos que podemos ver. Las dudas de lo que pueda haber hecho, por ejemplo, José “Chispita” Yuraszeck -uno de los personajes más oscuros del ámbito económico nacional, con antecedentes que son al menos preocupantes y que jamás debió haber llegado a ser dirigente de Universidad de Chile; sin mencionar que pertenece a la UDI, partido involucrado en el escándalo-, durante la gestación de la ley o durante su paso por el directorio, quedan allí. Y con un historial de fraudes como el de él, uno no puede sino ser pesimista o escéptico respecto de la probidad de sus intervenciones en política. La ética de estas personas es como mínimo cuestionable. Entonces es razonable tener dudas.

Y lo anterior es el gran punto: el fútbol en Chile se convirtió en un negocio sumamente ventajoso y conveniente. ¿Para quienes? Para determinados empresarios que de pronto se vieron con la posibilidad de comprar acciones, participar en directorios y aumentar sus arcas. ¿Quiénes hicieron esto posible? Políticos, diputados y senadores que la gente puso en el parlamento. ¿Podemos asegurar que estos empresarios hayan hecho pagos o “recomendaciones” (como las de Carlos Eugenio Lavín –el otro capo de Penta– a Ernesto Silva –presidente de la UDI– por la ley de Isapres) a políticos para que se cocinara la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas y así obtener un trozo más grande del pastel de fútbol? No, no podemos asegurarlo. Pero ¿podemos estar seguros de que no fue así? No, tampoco podemos. Y sabrán disculpar, pero al menos uno siente el derecho de creer que existen los suficientes antecedentes como para, al menos, tener la duda.

Los últimos hechos solo generan preguntas sobre legitimidad de una ley de Sociedades Anónimas Deportivas que ya en sí era bastante ilegítima. Esperemos que en algún momento algún fiscal tenga, como se dice en la jerga futbolera, “los huevos” como para realizar una investigación en profundidad del vínculo existente entre políticos y empresarios del fútbol, que en todo caso son los mismos empresarios de la banca (Délano), las comunicaciones (Heller, Conca), el retail (Heller, de nuevo), las inmobiliarias (Schapira), farmaceúticas (Weinstein), la salud (Rojas), etcétera. Porque a la luz de los presentes hechos, se hace sumamente necesario.

TAGS: Fútbol S. A. Deportivas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jose ariel

17 de enero

el jurgol, otra arma de dominacion que tiene el entramado del poder para imbecilizar a las masas. Hay gente que de lo unico que se preocupa es del jurgol, del arbo campion y otras tonteras. Estan hasta la coronilla con deudas, problemas economicos, alzas, impuestos…….pero viven futbol, comen futbol, sueñan futbol. como si los peloteros famosos que se embolsan millones, los dirigentes que se embolsan millones, los canales del cable que se embolsan mas millones a costilla del hincha, fueran a solucionar nuestros problemas del diario vivir.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President