#Cultura

¿Y tú? ¿Eres feliz, o tampoco tienes tiempo para pensarlo?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Al parecer tenemos todo para poder vivir en armonía y en felicidad, solo falta encontrar el camino para lograr esto, camino que al parecer hemos perdido de vista y hemos elegido el camino de la envidia. Envidia de las metas logradas del otro, envidia de la felicidad del otro, envidia de ver sonreír al otro y uno no sonría; y la infelicidad.

04:00 am. Acabo de terminar de ver una película que sin duda me ha agradado mucho, me divertí, pero me ha dejado una profunda incomodidad conmigo mismo. Es más, el solo hecho de no tener lo suficientemente clara esta incomodidad como para plasmarla con letras me incomoda aun más; tan mala ha sido mi educación?, no lo sé. Tal vez he llegado a lo que puede ser mi incomodidad, estoy conforme conmigo mismo? Creo que aún no lo sé. En un esfuerzo por intentar ser un poco lógico y ver un poco más allá de lo que observa el resto, llego a esta pregunta: ¿Cuál es el sentido de la vida? (¿muy profundo?… veamos).

Quiero dejar en claro que el punto no es desvalorizar la vida ni mucho menos. La verdad es que la contemplo con gran admiración. Y es que increíble admirar esto:
-Una persona promedio que viva 85 años, que ya me parece bastante, estudia alrededor de sus primeros 25-30 años, en los que si ha tenido suerte, conoce a una persona con la que quiere emparejarse y “vivir felices para siempre”, de lo contrario supongamos que tarde 5 años más en encontrarla, ya tiene 30-35 años y aun no ha vivido. Con 30-35 años trabaja, tiene hijos, los ve crecer y piensa que su vida tiene sentido, es feliz con su pareja, ríe, llora y crece, y sin anticiparlo, ya tienen 50-55 años. Su hijo mayor ya debería tener alrededor de 20 años el cual comienza el mismo ciclo que sus progenitores (siempre y cuando estos hayan sido exitosos en lo que buscaron). Pero no nos desviemos del tema principal ni del personaje principal, que aun no tiene nombre y que por lo tanto llamaremos “Pedro”. Sabemos que Pedro tiene 50 años y supongamos que tiene 2 hijos, tiene que trabajar casi por obligación hasta que estos hijos ya abandonen su casa y comiencen con sus ciclos, por lo tanto supongamos que trabaja hasta los 60 años. Son 60 años de su vida que en el fondo no ha sido su vida, sino que han sido de preparación para darle tiempo al resto y posteriormente, lograrlo. Acá está mi pregunta ¿y a él? ¿Cuánto tiempo de estos 60 años se ha dedicado? Mmm… no creo que más del que ha entregado al resto o mal gastado. Si, y eso que la admiro…

Acá, dónde muy pocos se detienen a pensar ¿a dónde va el tren? ¿Quiero irme en él? ¿Cómo quiero llegar?

Sin dudas la vida no es vida hasta que se comience a vivirla, pero si no vives así tus primeros 25 años, si no te casas a los 30 y trabajas hasta los 60, ¿quién querría vivirla contigo?

Al parecer tenemos todo para poder vivir en armonía y en felicidad, solo falta encontrar el camino para lograr esto, camino que al parecer hemos perdido de vista y hemos elegido el camino de la envidia. Envidia de las metas logradas del otro, envidia de la felicidad del otro, envidia de ver sonreír al otro y uno no sonría; y la infelicidad. Pero por qué no ser feliz viendo al otro feliz, acaso ¿soy menos feliz o satisfecho conmigo mismo, si mi compañero de trabajo es feliz y ha logrado sus metas?, y es acá donde se abre la posibilidad de tomar el camino correcto. Uno de los caminos da como respuesta “si”, y nos obliga a descalificar y bajarle el perfil al otro.

Por otro costado tenemos un gran camino, capaz de responderle “no” a la interrogante, y en él uno siente felicidad por la felicidad del otro, felicidad de convivir con personas felices, en paz y armonía con el otro.

Creo que en el camino que no se encuentra la envidia, se encuentra el amor, sentir amor por uno mismo, satisfacción por las cosas que uno logra y valorar las cosas que se tienen. Es este el camino más corto para la felicidad.

La verdad es que puede parecer fácil desviarse de este camino con palmeras y hermoso cielo, y caer en el camino seco que no tiene más luz que la que le proporciona la luna y unos cuantos encendedores prendiendo cigarrillos. Por qué siempre estamos con este sentimiento de querer ser más que el otro, es que acaso no puedo ser menos que el otro?. Siempre bien enfocado y como no decirlo egocéntricamente, el ego palabra que mueve montañas, arma y desarma personas, palabra que construye pantallas y puede destruir al su vez… “Ego”… Sin dudas una de mis palabras favoritas. Es el ego otra máscara que tiene el camino imperfecto, porque no se trata de superioridad ni igualdad, se trata de la armonía, de sonreír con las cosas simples que tenemos, sonreír cada mañana y ver por la ventana el sol que alumbra y da calor para un nuevo día que será como uno quiere que sea, porque no son los días los que nos determinan, sino que somos nosotros los determinamos, porque uno decide si puede decir “hoy es un gran día”.

Muchas veces las personas se auto-delimitan, se ponen barreras antes de siquiera intentar saltar las vallas, vallas que se agigantan antes esta ausencia del querer “lograr” esa meta. Marca la diferencia entre el éxito y el fracaso, porque muchas veces el gran premio no es al esfuerzo, ni a tu dedicación, sino que es uno mismo quien lo atrae, uno atrae su éxito, por que la verdad es que tu vida es como tú quieras vivirla, porque la vida no es vida hasta que comiences a vivirla.

No culpes a terceros, no te culpes a ti mismo, cierra el capítulo y comienza uno nuevo.

——-

Foto:  lugar a dudas / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Johnc88

05 de septiembre

I truly appreciate this post. I’ve been looking all over for this! Thank goodness I found it on Bing. You’ve made my day! Thanks again! kbfeeedckgec

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

¿Qué vínculo directo puede existir entre las múltiples exigencias a las mujeres y la violencia machista? La relación es mucho más estrecha de lo que parece; los machos que abusan viven en una cultura, ...
+VER MÁS
#Género

Chile alerta. Violencia machista

El Gobierno ha perdido el control de la Agenda y extrañamente su demora en retomarlo le está golpeando bajo su línea de flotación
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Piñera y oposición imaginaria

Chile no cuenta con una política ambiental que haya sido debatida en regiones, de manera participativa, donde se plasmen diversas opiniones que definan la orientación definitiva que el país debe tener no ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Algunas cuestiones ambientales y la política ambiental que nos falta

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes