#Cultura

Una ardilla amorosa

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Era una ardilla común y corriente de esas que vemos por ahí. No le gustaban los dulces ni los huevos tiernos de pájaro. Tan solo guardar cosas en el hoyo de su árbol.

Un día encontró una pelota de plástico en el jardín de la vecina y pensó: “Sería un buen adorno para mi habitación, me la llevaré entre los dientes antes que se me quiebren”; la agarró entre sus pequeñas y huesudas garras y saltó entre los árboles con su botín.
Sus ojitos de botón y colita de esponja eran una belleza para el espectador. La cepillaba y cepillada con un gran devoción. Se paraba junto al espejo y tallaba un corsé de hojitas de parra para continuar buscando regalos de su personal creador. 

La ardilla consideró su vida muy complicada para pensar que era naturalmente tierna. Le dolía la consciencia y solo aprendió a acaparar cosas, muchas cosas, cosas que solo son cosas y nada más que cosas repetitivas y cacofónicas.

Camino por el sendero y un brillo color carmesí le despertó  la codicia. Se dio cuenta que no necesitaba de todas las cosas para vivir en ese talud sucio en el árbol. “Los gusanos me persiguen en la noche y presa de las pulgas soy, gran castigo es el que tengo y nada sacia mi soledad en este bosque de abetos” se dijo, al mirarse los pies llenos de lodo.
La ardilla consideró su vida muy complicada para pensar que era naturalmente tierna. Le dolía la consciencia y solo aprendió a acaparar cosas, muchas cosas, cosas que solo son cosas y nada más que cosas repetitivas y cacofónicas. Fue cuando pensó que debía lidiar con su trepadora vida con otro enfoque. Un actitud que buscase la iluminación animal. Creía en algo más sobre su tierna vida de ardilla , un algo que le significará más que acapara cosas.
Caminó muy cerca del río y encontró una pequeña tortuga a la cual le dijo: “No pienso que tengas problemas de habitación y menos de frío”. La tortuga la miró y metió la cabeza en la caparazón y, desde adentro, le gritó: “Es una excelente percepción  y muy oportuna viniendo de un ardilla tan femenina y agraciada”. La ardilla pensó: “Hay algo en mi vida que no está bien, creo que perciben de mí lo que no soy, pues ardilla más macho no puede haber”.
Con un palo, la picó por la cola y la tortuga emergió de su coraza con la boca abierta y extasiado . “Podría dejar de introducir esa vara por mis partes pudientes, le pido, señorita ardilla”.
“Tortuga, debes saber que aunque ande en botas no soy vaquero”, replicó el roedor.
“Es una extraña temática viniendo de tan simpático y bello animal. Obviamente no eres vaquero, pues no podrías montar un caballo con tu pequeñita y simpática cola esponjosa. Eres una criatura tan delicada que me dan ganas de apretarte hasta reventarte ”, habló la tortuga sobándose las garras.
La ardilla pensó: “Ohhhh infancia arruinada, mejor me largo de este arenal antes que pierda más que el tiempo.” Y de esa forma trepó a un sauce llorón con rapidez y miró a la tortuga que no realizó ningún movimiento; solo se quedó ahí, siendo tortuga y él siendo ardilla.
Al trepar y echar un vistazo hacia el suelo percibió un sapo muy negro y saturado de verrugas grandes y peludas.  “Hola Sapo”, habló la ardilla, con su patita rascándose la nariz. “Hola ¿tienes algo qué comer? ¿No? Ok. Chao.” Expresó el sapo sin ningún rodeo y al grano.
Entonces la pequeña ardilla macho -para diferenciar su sexualidad- se autoproclamó libre de andar buscando consejos de otros animales. Pensó que hablar con otros al final no importaba nada, pues no somos iguales en esencia. “Es nuestra naturaleza “, se aseguró.  Volvió a su cueva en el árbol y la limpió.
El invierno cayó con mucha fuerza, pero el acumulador animal había metido comida por todos lados  y no cabía casi en el hueco. Su cola tiesa por el frío emergió como una rama nevada, y por ella un halcón la levantó del suelo. La ardilla pudo divisar su hogar desde la altura al mismo tiempo que la sangre brotaba de su cautivo cuerpo y con su última miraba trató de divisar alguna de las cosas de su creador.
TAGS: ardilla fábula

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
El buena onda siempre pertenece a una comunidad, donde es muy bien recibido ya que no presume una postura ideológica, no le interesa tener pensamiento propio, solo dice lo que quieren oír para pertenecer
+VER MÁS
#Sociedad

Me caen mal los ´Buena Onda`

Creo que el desafío está en una política de protección cultural, con leyes que nos permitan coexistir, evitando que bufetes legales de las grandes forestales, abusen de chilenos que poseen una visión d ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Am I Mapuche?

Satisfacer las demandas ciudadanas con las restricciones existentes será un enorme desafío. Chile tendrá que desplegar imaginación y energía mucho más que antes y podrá hacerlo si la democracia que n ...
+VER MÁS
#Sociedad

La vía chilena a los cambios. Discusión constitucional

La pandemia obligó a cambiar muchas de las lógicas arraigadas por décadas en nuestro sistema, dándole mayor sentido a dimensiones claves como la empatía, la colaboración, el autocuidado, entre otras.
+VER MÁS
#Educación

Una nueva mirada para la formación integral en el sistema escolar

Nuevos

El buena onda siempre pertenece a una comunidad, donde es muy bien recibido ya que no presume una postura ideológica, no le interesa tener pensamiento propio, solo dice lo que quieren oír para pertenecer
+VER MÁS
#Sociedad

Me caen mal los ´Buena Onda`

Creo que el desafío está en una política de protección cultural, con leyes que nos permitan coexistir, evitando que bufetes legales de las grandes forestales, abusen de chilenos que poseen una visión d ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Am I Mapuche?

Satisfacer las demandas ciudadanas con las restricciones existentes será un enorme desafío. Chile tendrá que desplegar imaginación y energía mucho más que antes y podrá hacerlo si la democracia que n ...
+VER MÁS
#Sociedad

La vía chilena a los cambios. Discusión constitucional

La pandemia obligó a cambiar muchas de las lógicas arraigadas por décadas en nuestro sistema, dándole mayor sentido a dimensiones claves como la empatía, la colaboración, el autocuidado, entre otras.
+VER MÁS
#Educación

Una nueva mirada para la formación integral en el sistema escolar

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

Los globos tienen que terminar en algún lado y habitualmente es en alguno de esos grandes vertederos de basura que llamamos mares y océanos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sobre los inocentes globos

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado

Nadie discute la importancia vital de la presencialidad y sus virtudes, todos sabemos que debemos volver a ella lo antes posible, pero no a cualquier costo y sin importar las condiciones para que ella sea s ...
+VER MÁS
#Educación

1 de Marzo: clases presenciales e industria educacional