#Cultura

Una ardilla amorosa

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Era una ardilla común y corriente de esas que vemos por ahí. No le gustaban los dulces ni los huevos tiernos de pájaro. Tan solo guardar cosas en el hoyo de su árbol.

Un día encontró una pelota de plástico en el jardín de la vecina y pensó: “Sería un buen adorno para mi habitación, me la llevaré entre los dientes antes que se me quiebren”; la agarró entre sus pequeñas y huesudas garras y saltó entre los árboles con su botín.
Sus ojitos de botón y colita de esponja eran una belleza para el espectador. La cepillaba y cepillada con un gran devoción. Se paraba junto al espejo y tallaba un corsé de hojitas de parra para continuar buscando regalos de su personal creador. 

La ardilla consideró su vida muy complicada para pensar que era naturalmente tierna. Le dolía la consciencia y solo aprendió a acaparar cosas, muchas cosas, cosas que solo son cosas y nada más que cosas repetitivas y cacofónicas.

Camino por el sendero y un brillo color carmesí le despertó  la codicia. Se dio cuenta que no necesitaba de todas las cosas para vivir en ese talud sucio en el árbol. “Los gusanos me persiguen en la noche y presa de las pulgas soy, gran castigo es el que tengo y nada sacia mi soledad en este bosque de abetos” se dijo, al mirarse los pies llenos de lodo.
La ardilla consideró su vida muy complicada para pensar que era naturalmente tierna. Le dolía la consciencia y solo aprendió a acaparar cosas, muchas cosas, cosas que solo son cosas y nada más que cosas repetitivas y cacofónicas. Fue cuando pensó que debía lidiar con su trepadora vida con otro enfoque. Un actitud que buscase la iluminación animal. Creía en algo más sobre su tierna vida de ardilla , un algo que le significará más que acapara cosas.
Caminó muy cerca del río y encontró una pequeña tortuga a la cual le dijo: “No pienso que tengas problemas de habitación y menos de frío”. La tortuga la miró y metió la cabeza en la caparazón y, desde adentro, le gritó: “Es una excelente percepción  y muy oportuna viniendo de un ardilla tan femenina y agraciada”. La ardilla pensó: “Hay algo en mi vida que no está bien, creo que perciben de mí lo que no soy, pues ardilla más macho no puede haber”.
Con un palo, la picó por la cola y la tortuga emergió de su coraza con la boca abierta y extasiado . “Podría dejar de introducir esa vara por mis partes pudientes, le pido, señorita ardilla”.
“Tortuga, debes saber que aunque ande en botas no soy vaquero”, replicó el roedor.
“Es una extraña temática viniendo de tan simpático y bello animal. Obviamente no eres vaquero, pues no podrías montar un caballo con tu pequeñita y simpática cola esponjosa. Eres una criatura tan delicada que me dan ganas de apretarte hasta reventarte ”, habló la tortuga sobándose las garras.
La ardilla pensó: “Ohhhh infancia arruinada, mejor me largo de este arenal antes que pierda más que el tiempo.” Y de esa forma trepó a un sauce llorón con rapidez y miró a la tortuga que no realizó ningún movimiento; solo se quedó ahí, siendo tortuga y él siendo ardilla.
Al trepar y echar un vistazo hacia el suelo percibió un sapo muy negro y saturado de verrugas grandes y peludas.  “Hola Sapo”, habló la ardilla, con su patita rascándose la nariz. “Hola ¿tienes algo qué comer? ¿No? Ok. Chao.” Expresó el sapo sin ningún rodeo y al grano.
Entonces la pequeña ardilla macho -para diferenciar su sexualidad- se autoproclamó libre de andar buscando consejos de otros animales. Pensó que hablar con otros al final no importaba nada, pues no somos iguales en esencia. “Es nuestra naturaleza “, se aseguró.  Volvió a su cueva en el árbol y la limpió.
El invierno cayó con mucha fuerza, pero el acumulador animal había metido comida por todos lados  y no cabía casi en el hueco. Su cola tiesa por el frío emergió como una rama nevada, y por ella un halcón la levantó del suelo. La ardilla pudo divisar su hogar desde la altura al mismo tiempo que la sangre brotaba de su cautivo cuerpo y con su última miraba trató de divisar alguna de las cosas de su creador.
TAGS: ardilla fábula

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Escribimos para pedir una actuación inmediata coordinada a nivel internacional —en los próximos días— para hacer frente a las graves crisis sanitarias y económicas mundiales derivadas de la Covid-19.
+VER MÁS
#Internacional

Carta a los gobiernos del G20

Por el actuar de la autoridad sectorial pareciera que la oferta de alimentos desde la pesca artesanal no será necesaria ni ahora, ni el futuro próximo. Es por eso, de suma importancia, recalendarizar los ...
+VER MÁS
#Economía

Semana Santa, pesca artesanal y COVID-19

El ser humano siempre le ha temido a la muerte y al dolor con justa razón. Son las pestes las que nos enseñan que podemos ser tan efímeros. Bajo la pestilencia y todo lo que abarca su hedor simbólico, e ...
+VER MÁS
#Política

China: COVID-19 y violación de derechos humanos

La realidad en nuestra región de Ñuble es muy distinta a la conocida cotidianamente por la actual administración y eso está a la vista de las políticas que se han aplicado
+VER MÁS
#Sociedad

COVID-19: desde España a Ñuble

Popular

Escribimos para pedir una actuación inmediata coordinada a nivel internacional —en los próximos días— para hacer frente a las graves crisis sanitarias y económicas mundiales derivadas de la Covid-19.
+VER MÁS
#Internacional

Carta a los gobiernos del G20

Por el actuar de la autoridad sectorial pareciera que la oferta de alimentos desde la pesca artesanal no será necesaria ni ahora, ni el futuro próximo. Es por eso, de suma importancia, recalendarizar los ...
+VER MÁS
#Economía

Semana Santa, pesca artesanal y COVID-19

El ser humano siempre le ha temido a la muerte y al dolor con justa razón. Son las pestes las que nos enseñan que podemos ser tan efímeros. Bajo la pestilencia y todo lo que abarca su hedor simbólico, e ...
+VER MÁS
#Política

China: COVID-19 y violación de derechos humanos

La realidad en nuestra región de Ñuble es muy distinta a la conocida cotidianamente por la actual administración y eso está a la vista de las políticas que se han aplicado
+VER MÁS
#Sociedad

COVID-19: desde España a Ñuble

Popular

Quizás todas estas medidas son pensadas para las pequeñas PYMES, el problema es que se aprovechan y benefician de ella las grandes empresas, sean bancos, multitiendas, mineras, compañías de seguro, empr ...
+VER MÁS
#Economía

COVID-19: El mundo protege a sus trabajadores y Chile los hace pagar

La historia será escrita por los ‘vencedores’ de la crisis COVID-19”, y sea quien sea quien escriba la historia, “esta crisis reorganizará la estructura de poder internacional de una manera que so ...
+VER MÁS
#Internacional

El impacto del Covid-19 en las relaciones de poder de la política mundial

Las masas debemos avanzar de conjunto hacia nuestra propia emancipación, o perecer en el intento. La historia, como siempre, está por escribirse.
+VER MÁS
#Sociedad

Pandemia y lucha de clases: el exterminio de pobres

Una vez más, lo privado atravesó el umbral de lo público, contagiando al sistema estatal en su frenética carrera por un concepto de salud a la carta y dejando herido de muerte a ese maltratado bien com? ...
+VER MÁS
#Salud

El ébola de los ricos