#Cultura

Sus sensuales caricias

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Viéndome al espejo, no sé si ponerme a reír o a llorar. Tenía los ojos muy  morados y mi camisa nueva rasgada. Nunca pensé que una pequeña diferencia de puntos de vistas relacionados a qué lugar ir en esa tarde, acentuadas por los posteriores tragos, terminaría de esa forma.

No fue violencia.  Creo que fue solamente una expresión de ira que no se pudo controlar. Parte fue mi culpa por seguir la discusión. La calle puede ser violenta, pero cuando es en el mismo hogar donde, en medio de las pasiones, se desata el huracán, no es fácil controlarse.


No fue violencia. Creo que fue solamente una expresión de ira que no se pudo controlar. Parte fue mi culpa por seguir la discusión. La calle puede ser violenta, pero cuando es en el mismo hogar donde, en medio de las pasiones, se desata el huracán, no es fácil controlarse.

Todavía sentía el fuerte dolor de cabeza debido a los golpes  y terribles nauseas  me inundaban el interior. Fue en ese momento que vomité. Puse mi mano en la boca y el líquido viscoso  terminó desparramándose por todos lados. Me senté en la cama y reflexioné la razón de mi equivocación. Seguramente cometí alguna expresión excesiva de ternura. Pueden ser las llamadas constantes del celular, deberé apagarlo para no molestar. Yo sé que ella se puede controlar.

Tiene sus problemas. Tantas complicaciones debido al trabajo y a los comentarios sobre su vida pasada estresan  a cualquiera. Hay que ser positivo en los temas del amor. Dios quiere que estemos juntos, lo juramos ante el sacerdote  y hay promesas que no deben romperse.

Cuando oí sonar el celular, corrí, ya que no me había quedado en la casa, pues sabía que eso llevaría a más complicaciones. Lo dejé sonar por mi estado de mareo. Al ir  me resbalé en el vómito, cayendo de bruces. Rompí  la mesa del motel donde había ido a serenarme.

Sonó nuevamente y esta vez estaba encima de él. Con sollozos me explicó que eso era parte de su carácter y que yo cometí el error de llevarle la contraria. Me replicó  que así la había conocido  y no cambiaría su forma de ser. Guarde silencio y acepté  lo racional de su argumento.

En ese momento, vi correr un hilo de sangre de mi ojo.  El golpe morado parece que se había abierto.  Le comenté el tema y me dio el número de un taxi. “Ellos te pueden llevar a dónde quieras”, me dijo.  “Felicidades por arruinar la noche”, refutó.

En mi mente, giraban los buenos momentos.  “La negatividad no conduce a nada”, reafirmé. Las largas noches juntos siendo uno, su respiración latiendo sobre mis labios, sus piernas apretando, siempre apretando cuando ponía mi rostro en su centro.   Esas imágenes me impulsaban a luchar por nuestro amor.

Al subir al taxi, el conductor me miró por el retrovisor y me preguntó qué me había pasado. Le expliqué sobre los accidentes que suelen suceder, él observó y guardó silencio.

Llegando al hospital, me pusieron varias puntadas sobre el ojo.  El médico me explicó que estos casos debían ser reportados a las autoridades, le pedí que no lo hiciera. “Debe guardar reposo acá, no puede irse sin otros exámenes, ya que no podemos darnos ese lujo. Es por su propia seguridad”.  Le traté de narrar mi historia. El doctor dio una señal y en menos de cinco minutos estaba acostado en una cama junto a otros enfermos.

A la mañana siguiente, me sentí un poco mejor, no tenía nauseas ni sensaciones raras en mi cabeza, solo los dos ojos morados, que me hacían parecer un mapache. Sonreí al verme al espejo. En ese instante, sonó el celular y su voz me despertó de mi estado de somnolencia.

Ella me preguntó en dónde me encontraba para ir por mí, pues ansiaba llevarme a casa. Respiré con profundidad, mientras su soneto suave me narraba sus inconveniencias sobre esa noche.  Que su mano estaba llena de moretones pequeños. “Un error lo puede tener cualquiera y lo que hiciste ayer no volverá a suceder.  Yo te amo, pero debemos reformular nuestra relación, no puedo pasar de nuevo por este tipo de situaciones por tu culpa”, resumió.  Guardé silencio por un instante, el más largo instante de mi vida, y le pude decir con, el más sincero amor, que se podía ir a la mierda.

TAGS: #Relato

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?