#Cultura

Promesas en cultura: ¿cuál va a ser la prioridad?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La creación de un Ministerio de Cultura podría resolver de una vez por todas el carácter bicéfalo de la institucionalidad cultural, que ha sido un dolor de cabeza para todos los que han ocupado la presidencia del CNCA y una solución a las resistencias que las autoridades de la DIBAM han planteado desde el año 2004.

La cercanía del 21 de mayo conlleva el casi siempre molesto ejercicio de contrastar los anuncios presidenciales con las realizaciones del Gobierno. En el sector de cultura, si nos atenemos a los anuncios legislativos y considerando los tres años de gobierno, el balance es sumamente pobre.

En efecto, los anuncios en cultura a pesar de ser muy relevantes para el sector, no presentan avances importantes. Se trata de tres proyectos que apuntan a la institucionalidad de la cultura: la creación de un Ministerio de la Cultura y Patrimonio, que una en una sola organización al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), la modificación a la ley de Monumentos Nacionales y la modificación a la ley de Donaciones Culturales, conocida como Ley Valdés.

La creación de un Ministerio de Cultura podría resolver de una vez por todas el carácter bicéfalo de la institucionalidad cultural, que ha sido un dolor de cabeza para todos los que han ocupado la presidencia del CNCA y una solución a las resistencias que las autoridades de la DIBAM han planteado desde el año 2004. El proyecto anunciado hace un año, que debe enfrentar positivamente temas como la participación de la sociedad civil en el diseño de las políticas culturales, sin embargo, aún no es ingresado al Congreso.

La modificación a la Ley de Monumentos Nacionales que busca actualizar el marco conceptual y las categorías de protección de la ley incorporando una visión más integral del patrimonio, generar un fondo para proyectos patrimoniales, crear incentivos tributarios para la conservación del patrimonio y modernizar y descentralizar la institucionalidad competente, el Consejo de Monumentos Nacionales, tampoco ha conocido avances.

Según un estudio del Observatorio de Políticas Culturales (OPC), estas dos iniciativas legislativas presentan un nivel de progreso equivalente a un 0%; es decir, los proyectos no han conocido tramitación ni evolución alguna.

La modificación de la ley de Donaciones Culturales ha tenido mejor suerte. A este respecto, el proyecto lleva dos años de debate encontrándose en su segundo trámite en una comisión del Senado. Dicha iniciativa, sin embargo, podría ser considerada como la más polémica. En efecto, su esencia es posibilitar que sociedades con fines de lucro puedan recibir aportes desde la ley de donaciones culturales lo que teóricamente beneficiaría especialmente a la producción cinematográfica y los proyectos turísticos con un componente patrimonial. La idea parece buena a primera vista, pero la práctica de abusos obliga a preguntarse si no se está creando una nueva forma de elusión de impuestos, o se están creando las condiciones para generar lucrosos emprendimientos integrados horizontal o verticalmente con los grandes grupos económicos. El Congreso tiene que analizar con mucha detención este proyecto que puede terminar creando incentivos perversos y ahondando más aún la concentración de la riqueza y las desigualdades, esta vez afectando el ámbito de la creación artística y la cultura. No vaya a ser que con buenas intenciones se esté creando un nuevo monstruo, como ocurrió con el financiamiento compartido en la educación subvencionada.

Este panorama es consistente con la escasa atención que el propio Parlamento otorga a las iniciativas culturales, tengan éstas su origen en mensajes del Gobierno o en mociones de los propios parlamentarios. En efecto, de los 34 proyectos de ley existentes, el 80% no ha tenido movimiento alguno durante el último año y en promedio, los proyectos culturales llevan más de tres años sin movimiento en el Congreso.

Cabe preguntarse, entonces, cuando quedan sólo algunos meses para el término de esta gestión, ¿cuál va a ser la prioridad? de manera que la óptima evaluación que tiene el ministro en las encuestas se condiga con algún éxito verificable en el plano institucional. Es de esperar también que en el contexto de las campañas presidenciales, las políticas y preocupaciones culturales ocupen un espacio demayor centralidad.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Nuevos

La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Popular

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...