#Cultura

Por un espacio para todas las manifestaciones culturales

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El pasado 2 de mayo la presidenta junto al Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, le dieron el vamos al “Reglamento para la acreditación del funcionamiento de los circos nacionales y extranjeros”, donde principalmente, se regularían todas las condiciones de todos los espectáculos de esta índole que pisen suelo nacional.


¿Dónde están los múltiples artistas callejeros? Que siendo reconocidos por ubicarse de la Plaza de Armas, por ejemplo, no tienen espacio para desarrollarse porque en 2014 comenzaron las restricciones y las multas que pueden alcanzar hasta los 50 mil pesos.

Respecto a esta norma, el Ministro mencionaba: “es también una señal de que nuestro gobierno comprende la cultura y las artes como parte central en el desarrollo del país”. Es este el punto que más me hizo ruido cuando escuché la noticia y que me motivó a escribir sobre este tema. Cabe mencionar, que si bien no me gusta el circo, respeto el trabajo que se realiza bajo la carpa.

Sin embargo, hay varios puntos que nunca voy a tolerar del circo como el uso de animales. Creo se llevan lo peor de todo este espectáculo; creo que son sometidos a algo en contra de su naturaleza lo que me impide pensar que son parte de una actividad cultural. Porque termina el circo, los payasos se limpian la cara, los trapecistas bajan para caminar en tierra firme y el animador deja de entonar su voz. Todos ellos abandonan su rol para convertirse nuevamente a la normalidad. Mientras algunos abandonan el recinto para descansar, otros se quedan entre rejas para esperar la próxima función; gran parte se dirige a su hogar; unos pocos se quedan sabiendo probablemente que nunca volverán a la suya.

Ahora, por otro lado, estoy a favor del fomento de la cultura, pero no nos centremos sola y únicamente en el circo como foco de desarrollo de esta. ¿Dónde están los múltiples artistas callejeros? Que siendo reconocidos por ubicarse de la Plaza de Armas por ejemplo, no tienen espacio para desarrollarse porque en 2014 comenzaron las restricciones y las multas, que pueden alcanzar hasta los 50 mil pesos. ¿De verdad, multas cuando se habla de la creación de reglamentos para demostrar que la cultura es parte fundamental del país? Que contradictorio.

¿Qué pasa con los famosos organilleros o chinchineros que no tienen espacio? Creo somos ciegos ante la cantidad de elementos culturales nacionales que nos rodean y que no aprovechamos. Somos capaces de ahorrar meses para ir a los actos internacionales cuando tenemos un potencial artístico que está tocando fuertemente puertas a oportunidades y a escenarios. No podemos ser indiferentes frente a toda la cultura que desperdiciamos.

TAGS: #PatrimonioCultural circo organilleros

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de Mayo

Buena columna! Un aporte al debate público.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Nuevos

Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

Los globos tienen que terminar en algún lado y habitualmente es en alguno de esos grandes vertederos de basura que llamamos mares y océanos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sobre los inocentes globos

Satisfacer las demandas ciudadanas con las restricciones existentes será un enorme desafío. Chile tendrá que desplegar imaginación y energía mucho más que antes y podrá hacerlo si la democracia que n ...
+VER MÁS
#Sociedad

La vía chilena a los cambios. Discusión constitucional

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado