#Cultura

PDI y protección patrimonial: Un procedimiento desproporcionado

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


"Quedan dudas sobre el criterio aplicado por la institución, tanto en su actuar como en la difusión pública que se hizo de ello. Ya hemos visto en muchas ocasiones la dictación y aplicación de leyes que no se hacen cargo de las realidades locales, regionales, como aquella que sancionaba el porte de cuchillo en la vía pública, que bien estará para Santiago y las urbes, pero no para los hombres y mujeres que con ellos trabajan en los campos de Chile y Aysén."

Partamos por una premisa: la legislación chilena ha avanzado en materia de protección del patrimonio cultural material y de especies declaradas en peligro. Se han ido endureciendo las penas, que no solo aportan con sanciones sino también en transformar el sentido común frente a estas relevantes materias.

En el caso de la Ley 17.288 sobre Monumentos Nacionales, en su artículo 38 bis señala expresamente que “la apropiación de un monumento nacional, constitutiva de los delitos de usurpación, hurto, robo con fuerza en las cosas, o robo con violencia o intimidación en las personas, así como su receptación, se castigará con pena de multa de cincuenta a doscientas unidades tributarias mensuales, además de la pena privativa de libertad que corresponda de acuerdo a las normas generales. Tratándose del hurto, si no fuere posible determinar el valor del monumento nacional, se aplicará la pena de presidio menor en sus grados mínimo a máximo, además de la multa aludida en el inciso precedente”.

En el de la Ley 19.473, ahondó en las condenas a la caza, captura o comercio, entre otras acciones, “de especies de la fauna silvestre cuya caza o captura se encuentre prohibida”.

Tal es un logro, por cierto. Y, en términos generales, como comunidad regional se agradece el entusiasmo que puedan tener quienes son responsables de hacer cumplir la legislación. Algo en lo cual los ciudadanos debemos involucrarnos también.

Sin embargo, el celo que no reconoce contextos e historia puede dar pie a injusticias. Más aún cuando en una interpretación bastante amplia de la normativa, funcionarios de la PDI detienen a un poblador que por décadas, de antes incluso a la dictación de tales legislaciones, ha resguardado este tipo de materialidad.

Muchos nos sorprendimos con las informaciones aparecidas este viernes en la prensa local, donde se dio cuenta de este procedimiento que además permitió la incautación de piezas arqueológicas, paleontológicas y pieles en el sector de Coyhaique Alto, como bien se diera el tiempo de detallar la institución.

La sorpresa provenía, primero, de saber que se trata de un tipo de colecciones que muchas familias ayseninas mantienen en sus viviendas. Es parte de la tradición regional, que ha permitido su resguardo y cuidado, considerando que en Aysén no existen instalaciones que se hagan cargo en propiedad de aquello. Recién ahora la tendremos, en la figura del Museo Regional.

Una duda que cabe es si este proceder significará una razzia contra todos quienes poseen elementos de este tipo, sin ánimo de comerciar, lucrar o destruir.   Una posibilidad no muy lejana considerando la forma en que se actuó con el propietario de las piezas, detención y difusión mediante, como un trofeo más de lo que suena a guerra de la PDI contra el tráfico patrimonial. El problema es que, quienes como simples ciudadanos conocemos algo de esto, sabemos que este caso no califica por ninguna vía con dicho parámetro. Es más, lo ocurrido fue un despropósito, más aún considerando la avanzada edad del poblador.

Quedan dudas sobre el criterio aplicado por la institución, tanto en su actuar como en la difusión pública que se hizo de ello. Ya hemos visto en muchas ocasiones la dictación y aplicación de leyes que no se hacen cargo de las realidades locales, regionales, como aquella que sancionaba el porte de cuchillo en la vía pública, que bien estará para Santiago y las urbes, pero no para los hombres y mujeres que con ellos trabajan en los campos de Chile y Aysén. O la multa que le habrían pasado a un poblador en un pequeño poblado de la región por andar a caballo en la localidad.

Lo que queda claro con estos hechos, es que muchas veces no solo basta con cambiar las leyes. También el sentido común de quienes se desempeñan en los órganos responsables de aplicarlas, algo a veces más complejo que la letra escrita en la norma.

TAGS: #Aysén Patrimonio

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

En poco tiempo de mandato, el gobierno viene acumulando una cadena interminable de errores que hasta sobrepasa las peores previsiones que se tenían sobre él
+VER MÁS
#Internacional

Un país movilizado contra la barbarie

Los Recursos Educativos Abiertos aparecen como una oportunidad para democratizar la educación en Chile, entregar calidad en los procesos de enseñanza y aprendizaje, ampliar la cobertura de contenidos de a ...
+VER MÁS
#Educación

Recursos Abiertos Educativos: un lugar para el aprendizaje inclusivo

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador