#Cultura

La odisea por un ticket de cortesía

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Definitivamente el escenario cultural en $hile es humillante para quienes deseamos consumir cultura y no tenemos los medios económicos para acceder a ella como nos gustaría.

 

Ayer me levanté temprano para retirar mis entradas para el concierto de Zubin Mehta. Según el calendario la entrega estaba programada para el domingo 18 de agosto desde las 9.00 hrs. hasta agotar el stock de 5 mil entradas.

Llegué pasadas las 9.00 y casi me caigo de espalda al ver una muchedumbre haciendo fila fuera del Teatro Municipal. Las personas de seguridad estaban enviando a Plaza de Armas a todo aquel que llegara después de las 9.00 porque los ticket estaban contados y el interés de las personas excedía la capacidad. Y por lo que estuve averiguando, algunas personas llegaron a las 6.00 fuera del Municipal para conseguir sus entradas (podría haber pasado directamente después del carrete)

Frente a esa información partí “patitas pa’ que te quiero” a Plaza de Armas, allá el escenario no difería en nada al anterior. Me da una lata enorme hacer fila, pero fui por mis entradas y no me devolvería sin ellas aunque eso implicara hacer un escándalo, total había harta prensa carroñera cubriendo y para escándalos soy “mandá a hacer”.

La pataleta pasó conforme avanzaba la fila. Todo en calma, las personas bien respetuosas. En ese momento de tranquilidad me puse a observar y al margen de la tranquilidad, varias situaciones llamaron mi atención.

No existía una fila preferencial para la tercera edad, embarazadas y discapacitados. Había muchos tatitas haciendo fila y ningún, lo que es ningún ápice de cortesía por parte del personal de seguridad, en un lapsus pensé en que ellos son empleados y obedecen órdenes, pero por otro lado pensé dónde está el criterio si total en pedir no hay engaño, al tipo o tipa que estaban con sus “guaquitoqui” no les cuesta nada comentarle al mandamás que hay tatitas haciendo la fila. Solo la gentileza de las personas unos puestos más adelante logró que las personas mayores pudieran avanzar más rápido.

A cada instante, para eso si que se movían y bien rapidito, alguien de la organización junto a carabineros venía a informarnos que ya no quedaban entradas y si seguíamos en la fila era bajo nuestra responsabilidad y la organización del evento se no se hacía responsable porque la información fue entregada. Varios agarraron papa y se fueron, la señora que estaba delante de mí también quería irse, y yo la hice desistir de esa idea argumentándole que eso lo hacen siempre para descongestionar un poco la cosa (yo no sé cuál será la idea de descongestionar si la fila estaba muy tranquila) y quedarse con el sobrante de entradas para sus propósitos personales (me hago cargo de esta afirmación, porque no es un secreto para nadie que el amiguismo y el pituto hacen comonillo en nuestra idiosincrasia) Nos quedamos en la fila los más constantes, el resto desistió y se fue.

Los periodistas, cual carroñeros, se acercaban a las personas para hacer una toma de sus rostros de desilusión cada vez que les decían “no quedan entradas”. Esa situación encendió mi ira y le dije a mi compañero: ¿cuál es la idea de humillar a las personas de esa forma y más encima fotografiarlos, filmarlos… lo que sea? Entonces me detuve en el término humillación.

Definitivamente el escenario cultural en $hile es humillante para quienes deseamos consumir cultura y no tenemos los medios económicos para acceder a ella como nos gustaría. Y no me estoy refiriendo al hecho de levantarme temprano, me levanto temprano todas las veces que es necesario para conseguir una entrada gratuita o de “cortesía” como le ponen siúticamente (estamos en el país de los eufemismos)  a la impresión del ticket.

Humillante. Sí. Poco democrático y de una cobertura absolutamente insuficiente para las necesidades de consumo de la ciudadanía… ¿Por qué solamente cubren de publicidad cultural ciertos lugares, solo algunas estaciones del metro? ¿Acaso las personas de Cerro Navia, Pudahuel, Lo Prado que son usuarios de la Estación San Pablo no tienen derecho a ver una afiche de Zubin Mehta o el Primer Festival de Theremin o el evento que sea? Es cierto que en los paneles de esas estaciones hay publicidad cultural, pero evidentemente está sesgada de acuerdo a un egoísta criterio “sociocultural”, porque no en todas las estaciones del metro colocan la misma cartelera cultural o los mismos afiches ( y no me vengan con el chamullo que no alcanzó el afiche para todas las estaciones del metro) ¿Por qué no colocan afiches de publicidad cultural en los paraderos de Transantiago? Pongo estos dos como ejemplo, podrían ser muchos más donde se evidencia el sesgo de quienes están a cargo de las políticas culturales.

Consumir cultura en $hile es caro, las personas que valoramos la cultura dentro de nuestra formación sabemos que debemos destinar una parte de nuestro ingreso para ese ítem y es por eso mismo que corremos (en mi caso) desesperados cada vez que existe la oportunidad de obtener una “entrada de cortesía”.

Desconocer que se ha avanzado en materia cultural sería de un cinismo atroz, pero aún así no es suficiente. Faltan, a mi juicio, mayor cantidad de recursos, mayor cobertura, democratizar las políticas… no es posible que el criterio de acceso y difusión cultural sea tan sesgado, pero por sobre todas las cosas falta gente a cargo capaz de mojarse el culo, entregarlo todo en el humillante escenario cultural $hileno como si estuviera representando su última obra.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de agosto

Buenísimo, es muy cierto la cultura se entrega en forma segregada en este país, dependiendo del sector donde vivas será la cultura que se te será ofrecida por la autoridad de turno o encargado cultural del momento, si vives en el sector oriente probablemente tendrás acceso a grande muestras culturales nacionales y extranjeras, si eres del sector poniente también, solo que deberás conformarte con poder conocer solo la vida y obra de los hermanos Bustos (con todo el respeto que ellos me merecen), y si por esas cosas de la vida, (empresarios y elecciones mediante) tienes la oportunidad de conseguir un ticket de cortesía para una muestra de relevancia, quedaras con la sensación de que debes estar eternamente agradecido por lograr algo que se supone es un derecho.. el derecho a la cultura!

Roberto Iturra

19 de agosto

¡Buen artículo!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President