#Cultura

El viento se levanta: el testamento cinematográfico de Hayao Miyazaki

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En la cultura tradicional japonesa, la realidad fenoménica, siempre mutable y efímera, constituye un lugar en el que el ser humano habita como una criatura más del universo junto a otros seres y fenómenos, con los cuales convive en la más plena sintonía[1].  Los filmes de Hayao Miyazaki son probablemente los puentes más nítidos hacia este escenario nipón, tan lejano de la concepción occidental de la realidad que rodea al hombre. Sin embargo, el arte de sus largometrajes no acaba en la proyección de la particular cosmovisión japonesa. Esta notoria aptitud se funde con la capacidad del director de combinar en cada una de sus obras, una cruda crítica hacia los pilares fundantes de la sociedad moderna capitalista – primero desde el marxismo y  luego desde el ecologismo- junto con entregar una pieza que se hunde en las emociones y en la humanidad de cada uno de sus protagonistas, sean estos cerdos, brujas o niños.

¡Que me llueva encima

que no tenga sombrero!

¿Cómo es posible?

Bashō

En este sentido las películas del afamado director logran un diálogo de la dualidad japonesa giri-ninjo, la que comprende el valor de giri que representa la obligación del ser para con la sociedad, con el valor ninjo que personifica los sentimientos humanos. Es por esta razón, y probablemente muchas otras,  que tras una mirada de la producción de animación japonesa actual, es posible concluir que Miyazaki tendrá hoy notables seguidores de sus obras, pero ningún heredero de ellas.

En el pasado año 2013 el genio japonés anuncio su retiro de la dirección cinematográfica, pero dejo a sus seguidores y amantes de la animación una inusual pero perfecta carta de despedida: el largometraje Se levanta el viento. Este esperado filme del director, a diferencia de sus obras anteriores, fue foco de diversas críticas de alto contenido político, las cuales fueron desde calificar al director como un anti japonés hasta un fanático imperialista.

La razón, una sola, Miyazaki a diferencia de sus filmes anteriores, no creó un mundo paralelo con personajes que solo encontrarían vida en él para proyectar una aguda visión de la sociedad actual. En esta ocasión, decidió darnos un país, un contexto y una persona: Japón, plena segunda guerra mundial, Jiro Horikoshi.

La película comienza con una cita al poeta y filósofo francés Paul Válery, a la cual la obra  debe su título, esta reza “¡El viento se levanta!…¡hay que intentar vivir!”, frase que además resurge en los protagonistas en diversos momentos de la película. Miyazaki narra la historia del creador del  Zero Fighter, avión que fue utilizado por el ejército japonés en la Segundo Guerra Mundial, el cual es especialmente recordado por su uso durante el atentado a Pearl Harbor. Sin embargo, la historia del filme nos traslada a las pasiones más profundas de un amante de los cielos – al igual que Miyazaki – que en su búsqueda constante por la perfección acaba por idear la más perfecta arma de guerra.  Nos estrella con el mundo onírico de su protagonista y de su lucha sin treguas, haciendo más clara que nunca esa hermosa tenacidad cimentada en todo personaje de Miyazaki.

Dentro de los factores novedosos de la undécima película escrita y dirigida por el director, más allá de la tan comentada falta de fantasía del film, es sin duda el protagonismo masculino. Es su primera, y al parecer será su última película que recorre las aventuras de un hombre, y también de un adulto[2], luego de un largo recorrido cinematográfico centrado en el papel de la mujer y en su fuerza transformadora. No obstante, más allá de las novedades, las imágenes, los colores y la desgarradora música de la mano de Joe Hisaishi son parte de un sello y una jerga propia que se percibe en cada momento.

Probablemente la película más bella visualmente del Studio Ghibli, “El viento se levanta” forma parte de un obra integra que con un mensaje político y a la vez poético deja a Miyazaki como autor de una impronta no solo en la animación, sino en la historia del cine.

[1] REQUENA, Cora, El Mundo Fantástico en La Literatura Japonesa,  Ediciones Satori, España, 2009.

[2] Una excepción a este es sin duda el Castillo de Cagliostro (1979),  película dirigida por Miyazaki basada en la sería japonesa Lupin III, cabe destacar que este largometraje no pertenece al  Studio Ghibli

TAGS: Cine

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Gloria Alvear

14 de octubre

Sra. Victoria,

Comencé la lectura de su artículo con algo de escepticismo, por el desconocimiento que tengo de autores de origen nipón, como también del tipo de películas de dibujos animados, pero debo confesar que a medida que avanzaba en mi lectura, me encante como ella, y le agradezco que a través de su columna puede conocer algo más de este autor y de su obra.
Mis felicitaciones,
Gloria

20 de octubre

El paso del tiempo y la experiencia refinan el talento… Siempre es hermoso creer que nuestro mejor fruto está por venir… Perseverar en nuestro camino es como vivir ese sueño…

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?