#Cultura

El arte de la zapatería, a través de los ojos de Millaray

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Desde tiempos inmemoriales, los seres humanos han tenido que enfrentar las inclemencias de la naturaleza. Así, en respuesta a caminos intransitables, las tribus trashumantes debieron diseñar un objeto que les permitiera caminar por lugares tortuosos para subsistir; necesidad que se traduciría en el surgimiento del calzado o prenda que permitirá cubrir y resguardar el pie.

Siglos después, el zapato sigue siendo un accesorio imprescindible en nuestro vestuario, cuya elaboración artesanal ha sido reemplazada por una producción industrial, lo que ha perjudicado a la industria nacional. Sin embargo, aún perduran pequeños productores de calzado que mantienen viva la tradicional zapatería, especialmente, en barrios emblemáticos de la Región Metropolitana. Este es el caso de Millaray Quezada, una joven zapatera que, más que la competencia, le importa confeccionar un producto “con alma”.

A pesar de la crisis que atraviesa la industria de calzado nacional, cada vez son más los chilenos que se reinventan para lograr competir con los productos extranjeros, sobre todo, los que provienen de China.

Millaray Quezada es una joven santiaguina que se dedica desde los 22 años a la elaboración de zapatos artesanales de su propia marca: Milla Árbol, en una céntrica calle de Santiago. Pero lo que más le preocupa es la fabricación de un producto con alma; calzados que comunican a través de sus diseños con aguayos otros estados de la conciencia, y que vende, sobre todo, a los jóvenes en diferentes ferias artesanales de la Región Metropolitana.

Millaray ha estado toda su vida ligada al rubro del calzado, pues, su padre es zapatero y dueño del mismo taller –ubicado en calle Ñuble, Santiago Centro– en donde hoy ella confecciona, en sintonía con la espiritualidad y la naturaleza, exclusivos zapatos artesanales.

Y a pesar de la crisis que atraviesa la industria de calzado nacional, cada vez son más los chilenos que se reinventan para lograr competir con los productos extranjeros, sobre todo, los que provienen de China.

En ese sentido, Millaray se desmarca de esa competencia porque “son productos sin alma”. “Uno disfruta de su trabajo cuando tiene alma. Al incorporar en mis diseños el aguayo –material que siempre ha sido utilizado en Perú y Bolivia–, lo que estoy haciendo es entregar un producto con alma, porque el aguayo sintoniza con otras energías y responde a otros estados de la conciencia, conectando al ser humano con la naturaleza”, señala Millaray.

En el taller en donde trabaja Millaray es posible observar las distintas etapas de la elaboración del calzado. Primero, se trabaja el pie de cuero y, cuando el “corte” está listo, se procede al descarnado para continuar con el aparado –cocido– y el armado del “corte”. Más tarde, se coloca la planta o “tapa” para finalizar con el proceso de envasado. “Yo no hago zapatos para mis clientes; hago zapatos para mis hermanos”, afirma la joven artesana.

TAGS: Artesanía zapatería

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Betzabé Muñoz

29 de septiembre

Los Zapatos de Millaray son hermosos y de excelente calidad, efectivamente si haces las cosas con amor, se nota y se pueden apreciar en sus modelos.

30 de septiembre

en qué momento habremos pasado de la pata al pie? el zapato hizo nuestro pie aún más debil?

Carmen gloria

07 de junio

Yo tengo el privilegio de conocer los zapatos de Millaray y doy fe de lo bien confeccionado y lindo que son, hace un trabajo excelente que transmite su amor por lo que hace, a través de sus lindos diseños, buenas terminaciones y muchos detalles, felicidades para ella…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es necesario definir un proceso de tecnología conveniente para un crecimiento más equilibrado, es decir, que supere aquella idea productivista neoliberal que no considera los indicadores políticos, socia ...
+VER MÁS
#Política

La democracia y el ´realismo` del duopolio.

Los medios han tomado la decisión de alivianar la carga. Tanto los canales de TV como los medios impresos ahora tienen su equivalente digital, con lo que pueden ofrecer contenido al minuto.
+VER MÁS
#Medios

La industria de los medios tiene salvación

Los requerimientos laborales para este Siglo 21 deben estar en coherencia con un mundo globalmente conectado
+VER MÁS
#Educación

Educación ¿Virtualizando nuestros sueños?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales comp ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Las huellas de las crisis. Repensar la gestión de espacios culturales

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)

Y de esta manera, es como la manifestación de la escena artística y cultural de un país, a partir de la inserción brutal de la casta neoliberal, nos va esclareciendo la matriz de lo vivido y aprendido, ...
+VER MÁS
#Cultura

Lo mercantilizaron todo, hasta nuestra memoria