#Cultura

El arte de la zapatería, a través de los ojos de Millaray

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Desde tiempos inmemoriales, los seres humanos han tenido que enfrentar las inclemencias de la naturaleza. Así, en respuesta a caminos intransitables, las tribus trashumantes debieron diseñar un objeto que les permitiera caminar por lugares tortuosos para subsistir; necesidad que se traduciría en el surgimiento del calzado o prenda que permitirá cubrir y resguardar el pie.

Siglos después, el zapato sigue siendo un accesorio imprescindible en nuestro vestuario, cuya elaboración artesanal ha sido reemplazada por una producción industrial, lo que ha perjudicado a la industria nacional. Sin embargo, aún perduran pequeños productores de calzado que mantienen viva la tradicional zapatería, especialmente, en barrios emblemáticos de la Región Metropolitana. Este es el caso de Millaray Quezada, una joven zapatera que, más que la competencia, le importa confeccionar un producto “con alma”.

A pesar de la crisis que atraviesa la industria de calzado nacional, cada vez son más los chilenos que se reinventan para lograr competir con los productos extranjeros, sobre todo, los que provienen de China.

Millaray Quezada es una joven santiaguina que se dedica desde los 22 años a la elaboración de zapatos artesanales de su propia marca: Milla Árbol, en una céntrica calle de Santiago. Pero lo que más le preocupa es la fabricación de un producto con alma; calzados que comunican a través de sus diseños con aguayos otros estados de la conciencia, y que vende, sobre todo, a los jóvenes en diferentes ferias artesanales de la Región Metropolitana.

Millaray ha estado toda su vida ligada al rubro del calzado, pues, su padre es zapatero y dueño del mismo taller –ubicado en calle Ñuble, Santiago Centro– en donde hoy ella confecciona, en sintonía con la espiritualidad y la naturaleza, exclusivos zapatos artesanales.

Y a pesar de la crisis que atraviesa la industria de calzado nacional, cada vez son más los chilenos que se reinventan para lograr competir con los productos extranjeros, sobre todo, los que provienen de China.

En ese sentido, Millaray se desmarca de esa competencia porque “son productos sin alma”. “Uno disfruta de su trabajo cuando tiene alma. Al incorporar en mis diseños el aguayo –material que siempre ha sido utilizado en Perú y Bolivia–, lo que estoy haciendo es entregar un producto con alma, porque el aguayo sintoniza con otras energías y responde a otros estados de la conciencia, conectando al ser humano con la naturaleza”, señala Millaray.

En el taller en donde trabaja Millaray es posible observar las distintas etapas de la elaboración del calzado. Primero, se trabaja el pie de cuero y, cuando el “corte” está listo, se procede al descarnado para continuar con el aparado –cocido– y el armado del “corte”. Más tarde, se coloca la planta o “tapa” para finalizar con el proceso de envasado. “Yo no hago zapatos para mis clientes; hago zapatos para mis hermanos”, afirma la joven artesana.

TAGS: Artesanía zapatería

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Betzabé Muñoz

29 de septiembre

Los Zapatos de Millaray son hermosos y de excelente calidad, efectivamente si haces las cosas con amor, se nota y se pueden apreciar en sus modelos.

30 de septiembre

en qué momento habremos pasado de la pata al pie? el zapato hizo nuestro pie aún más debil?

Carmen gloria

07 de junio

Yo tengo el privilegio de conocer los zapatos de Millaray y doy fe de lo bien confeccionado y lindo que son, hace un trabajo excelente que transmite su amor por lo que hace, a través de sus lindos diseños, buenas terminaciones y muchos detalles, felicidades para ella…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)