#Ciudadanía

Yo, radical

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

¿Cuántas veces no has escuchado aquella voz, como invocando la tempestad, que aconseja el orden, llama a la gradualidad, para detener los fundamentales procesos de transformación?

¿En cuántas ocasiones no te han tildado de extremo, frontal, por exigir imperiosos cambios al orden social vigente?


El planeta, esta Gaia que nos acoge, ha evolucionado a lo largo de millones de años, producto del ensayo y el error, alcanzando un equilibrio natural que difícilmente como especie podremos algún día emular. Sus ciclos y procesos son combinación de infinitas variables y sinergias, en una armonía vital que permite la vida, nuestra existencia.

¿Has contado las oportunidades en que desde el cómodo sitial de quien se siente grato en el statu quo tilda de problema cualquier postura que considera radical?

El concepto no es nuevo. Se ha utilizado indistintamente para desautorizar tanto la profundidad como la velocidad de la evolución que se reclama, por quienes forman parte de la visión hegemónica busca mantener el orden establecido. Si así no fuera, no serían necesarios contrapesos para cambiar el estado de las cosas. Estos se producirían por obra y gracia de la inercia.

Todo depende del enfoque. Esencial es el lugar desde donde miramos los procesos para saber si tal o cual exigencia o movimiento es extremo. Si cambiamos el objetivo, algo de luz llega a la discusión.

Chile es un buen punto de partida.

Hemos llegado a tal nivel de desarrollo de ético de la humanidad que ya entendemos al agua como un derecho fundamental. Sin ella la vida como la conocemos (no solo nuestra, en todo caso) es inviable. ¿Es lógico, entonces, que esté en Chile privatizada, donde quienes han aprovechado el sistema tienen posibilidades de especular y acaparar, para lograr sus fines económicos, mientras comunidades enteras sufren por su escasez e, incluso, sequía total?

En todo momento escuchamos que la educación es esencial para una sociedad. Más aún, nos sentimos orgullosos de tener en la historia patria un presidente cuyo lema fue “gobernar es educar”.   ¿Es aspirable, entonces, contar con educación de primera y segunda categoría, condicionada al poder adquisitivo, donde para tener una buena enseñanza para sus hijos los padres deben hipotecar sus vidas ante empresarios de la educación y las finanzas que han visto en esto solo un lucrativo nicho de negocios?

El planeta, esta Gaia que nos acoge, ha evolucionado a lo largo de millones de años, producto del ensayo y el error, alcanzando un equilibrio natural que difícilmente como especie podremos algún día emular. Sus ciclos y procesos son combinación de infinitas variables y sinergias, en una armonía vital que permite la vida, nuestra existencia. ¿Tiene sentido, entonces, que vivamos de espaldas a sus tiempos y derroteros, donde vivir en sincronía con ella es visto como un problema más que como lo normal, como lo natural?

El sistema que nos hemos inventado es el que no está en el lugar que corresponde. Lo que están pidiendo muchos es simplemente volverlo a su centro. Uno donde el interés público, ligado al bienestar social y el equilibrio ecosistémico, sea lo fundamental.

¿Piensas aún que este impulso sigue siendo lo radical?

TAGS: #Ecología #Medio Ambiente Recursos Naturales Sociedad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nuevo Impuesto Territorial o contribuciones de las propiedades se calcula considerando el avalúo afecto a impuesto, una tasa anual y una sobretasa dependiendo del caso.
+VER MÁS
#Economía

¿En qué consiste el reavalúo de una propiedad y cómo puedo apelar?

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?