#Ciudadanía

Van Rysselberghe: ¿mentiras piadosas?

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Escribo esto en caliente. Twitter y otras redes sociales bullen con la noticia de que la intendenta del Bío-Bío mintió al gobierno central respecto de la situación de los damnificados en su región, beneficiando a personas que no estaban en condición de damnificadas.

Según la misma intendenta, en la población Aurora de Chile, un 60% de las personas no tenía certificado de inhabitabilidad y, sin embargo, se verá beneficiada con los subsidios del gobierno central. “Usamos el tema del terremoto y el tema del puente a favor de ustedes, y dijimos casi que el puente afectaba la población completa, así que había que sacarla completa, porque si no, todas las casas se iban a ver afectadas. Poquito más, poquito menos, eso fue lo que dijimos”, declaró a un grupo de vecinos, agregando: “inventamos una historia y pudimos hacer que este proyecto no se nos escapara de las manos”.

Este modo de hacer las cosas, beneficiando a “los regalones” y abandonando a su suerte a los demás, es propio de la derecha tradicional, esa que hizo su arquitectura valórica desde el latifundio y el patronazgo, desde la omnipotencia del que si se siente magnánimo otorga, pero niega a todos los demás.

Esa discriminación visceral, hermana de la práctica selectiva de la caridad y el asistencialismo a voluntad, está hoy asentada en el Estado, porque forma parte del ethos más profundo de la derecha. La racionalidad de la república, que determina instituciones y procesos burocráticos –a veces engorrosos, a veces torpes – justamente para paliar este tipo de aprovechamientos, parece no tener cabida en un sistema así.

En el Bío-Bío, lo que hay es un modo de hacer las cosas a la pinta de la Cacique. Así como en los primeros días tras el terremoto se dedicó a vociferar contra el Gobierno de Michelle Bachelet y a amenazar a las autoridades con los peores males sociales, en lugar de colabrorar como era su deber como alcaldesa; así como se dedicó a repartir plásticos donde le pareció mejor;  así mismo encubre y beneficia a sus “regalones”, en desmedro de otras personas que también están bajo su autoridad.

Esto de la “buena barra”, tan propio del colegio, y tan odioso ya entonces, no puede ser un criterio para gobernar, así de simple. En el acto de la intendenta –y su absoluta falta de pudor para confesar esta maniobra falseadora entre risas – se conjuga el desprecio por las instituciones a las que representa  y por los ciudadanos, a quienes se debe. Ambas cosas son dañinas para la democracia.

Tener enquistada en el centro del poder regional a una mujer que se salta el postnatal –porque su situación social y económica se lo permite – y que daña así un derecho duramente ganado de las mujeres trabajadoras; una mujer que se precia de ser gran señora y rajadiablos en sus dominios; una mujer que le miente a su propio Presidente con tal de asegurar su voluntad y su apoyo político es, por decir lo menos, un error imperdonable. Y si no es un error, si el Presidente Piñera se siente representado e inspirado por el modo de hacer las cosas de la intendenta, si ella encarna los valores del gobierno de los mejores, entonces que no se extrañe esta administración de la sostenida baja en las encuestas. Entonces que no se asombren si los atributos de “confiable” y “creíble” son los que más esquivos le resultan al mandatario.

Y mientras el resto de los vecinos de la zona sigue esperando soluciones no privilegiadas en esta reconstrucción más que retrasada, las redes sociales y la ciudadanía muestran, una vez más, su desprecio por el tono “bonachón” con el que se sigue cimentando la desvergüenza, la mentira y la desigualdad.

——————–

Foto: Samael Kreutz / Licencia CC 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de Febrero

Si no le piden la renuncia inmediata, deberemos entender que “engañar” es la mejor síntesis de la nueva forma de gobernar.Más allá de las excusas burdas que levantaran ahora para poder justificar esto es patético el clientelismo de algunos que se autoproclaman servidores públicos.

08 de Febrero

Como ves, Daniel, siguen pasanddo los días y no pasa nada con la renuncia. Esperemos que sea cuestión de tiempo.

11 de Febrero

Me cuelgo del título, las mentiras piadosas no existen, son en primer lugar mentiras y de piadosas no tienen nada pues la mentira siempre daña. Nada mejor que el esplendor de la verdad, la mentira como tal repudiable.
Al demonio se le conoce entre otros nombres como el padre de la mentra.
Etonces, mucho udi, mucho opus, mucha misita, mucho cabro chico para harto bautizosmucho golpeteo de pecho, mucha confesión frecuente, pero de acció verdadera, con rectitud de intención nada.

juanpablo

03 de Febrero

Justamente hace algunos días, Ossandon, el alcalde que no reparte la píldora del día después en su comuna, daba una entrevista donde se jactaba del mismo proceder que la sra. Van R. “asistencialismo a voluntad”.
La buena voluntad de ayudar a quienes quizás sí necesitan ayuda del gobierno no se reprocha, pero hacer vista gorda de que la democracia significa igualdad, sí.

08 de Febrero

Totalmente de acuerdo. Creo que ya estamos viejos para seguir confiándonos al asistencialismo. Más aun cuando es de manera “dedocrática”. Es tiempo de políticas equitativas.

Pero claro, eso es de mal gusto para demasiados poderosos.

03 de Febrero

Dudo que la omnipotente intendenta renuncie, sencillamente porque su carácter se lo impide y porque tiene santos en la corte (UDI)
Ahora, su “magnánimo” acto de favorecer a algunos, saltándose los requerimientos institucionales establecidos no lo achacaría exclusivamente al ethos de la derecha tradicional. Aquí, me parece, operó esa virtud tan sobrevalorada de la cultura nacional: la picardía chilena, que cruza nuestra genética como pais, de capitán a paje.

08 de Febrero

Cierto: el “ethos” de la sinvergüenzura es transversal. Pero también es cierto que ese asistencialimso anclado en un extrañísimo modo de “piedad”, “misericordia” o “magnanimidad” ha sido el soporte de las aristocracias católicas por siglos. Y la nuestra es de aquellas.

Saludos.

11 de Febrero

Victoria, perdí la esperanza de ver a Chile bajo un paraguas de torerancia, respeto, apoyo a quien realente lo neesita. Cada día me voy convenciendo mas que acá da lo mismo quien esté en el poder, la actitud será la misma y siempre habrá gente como nosotros: alegando, pero consigiendo nada.

04 de Febrero

esta dama integró el cuerpo de voceras del candidato Pñra.antes fué la representación femenina como candidata a la presidencia de su organización,por eso encuentran hasta simpatica esta diablura,la que incluye falta a la etica, pero tambien actos punibles.Su lider lo viene demostrando repetidamente´,p´q´no copiarlo,por eso este es renuente a castigarla, ya que fijaría la vara conq´el puede ser medido

08 de Febrero

Vamos a ver, finalmente, cuál es la resolución, pero igual que a ti, me parece clave ver si el gobierno entiende la magnitud gestual que esto puede tener.

05 de Febrero

Me parece que apuntas bien Victoria, esta práctica política obedece a una racionalidad, a una lógica de cómo entender la política y las relaciones de la ciudadanía con sus autoridades. Un aspecto triste de todo esto es que creo que si hubiese una elección mañana, esta señora saldría elegida con mayores votos aún, y es que nos estamos acostumbrando a que el mercado de la oferta y demanda, y los beneficios individuales, compren votos.

08 de Febrero

Querido Jorge, estoy totalmente de acuerdo contigo. Esto es porque nos acostumbramos como país a la asistencia, en lugar de constituir una ciudadanía con derechos que exigen garantía. Seguimos viéndonos, en muchos sentidos, como objetos de conmiseración, o al menos de favores políticos, que como sujetos que detentan el poder en una democracia.

Cualquier cosa que huela a empoderamiento, parece utopía. Y vamos rematando votos al mejor benefactor.

Abrazo.

15 de Marzo

Como entender esto, la intndenta estuvo en todo momento con la gente de Dichato durante el Tsunami, y ese todo el rato no salió por la TV, ¿será que los seres humanos somos iguales?, no somos 100% buenos ni 100% malos, tenemos buenas intenciones y tambien nos traiciona la codicia y el afan de poder. La verdad, cada vez entiendo menos…

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Pareciera que estos grupos odian la inmigración, pero sólo la latina.
+VER MÁS
#Política

¿Inmigrantes? Sólo si son rubios y europeos

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Chile debe enfatizar que somos un país muy responsable con el ambiente, y debemos negarnos a que los principales contaminadores nos traspasen el gravamen de reducirlas para enfrentar un problema que ellos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Gases de efecto invernadero, o el desastre de los satisfechos

Macri centró sus dardos en la corrupción olvidando dos cosas. Una, que la corrupción no es un elemento diferenciador porque la ciudadanía asume que todos están corruptos
+VER MÁS
#Internacional

No llores por mí Argentina

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica