#Ciudadanía

Urbanidad obligada

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

«No salga don Mauricio, está la grande afuera» fue la frase con la que me saludó hoy por la mañana ‘Charly’, el junior de donde resido. En efecto, a eso de las 06.25 horas las líneas 1, 2 y 5  de la red de metro, dejaron de funcionar producto de un corte de energía.


¿Es la búsqueda constante de la comodidad y el rezago la que nos hace sedentarios sociales e individualistas?, ¿Es necesaria la incomodidad para que emane de nosotros lo colectivo?, ¿Es la catástrofe la que genera nuestra urbanidad obligada?, ¿Acaso la necesidad también construye voluntad positiva?

Con cierto placer bizarro, pude ver una ciudad colapsada (más de lo normal) más autos, más taxis, más peatones caminando por la calle… Pero… Wow!! No todo era tan  malo. Gente adulta en la vía pública, no solo los típicos escolares que, como adultos financieramente inconclusos, les toca caminar.

Con igual morbo pude ver como los micros pasaron de su lleno normal a nivel rebalse premium; como carabineros debieron ayudar a los semáforos pues la sola alternancia del tricolor tecnológico, era insuficiente para encausar el caudal de impacientes.

Debo reconocer que disfruté ver arder Roma, sin embargo, pronto el caos dio paso a otra ciudad. Tras la emergencia, pude ver una ciudad con ciudadanos, socializando y colaborándose para resolver problemas de interés común como llegar a trabajar, como salvar a un policía de no ser atropellado mientras dirige el tránsito, como ayudarse a cruzar la calle sin ser scout, ni anciana.

Hoy vi esa ciudad que aparecía ilustrada en los libros escolares de antaño, donde veías con ojos de niño, gente feliz haciendo ciudad y materializando el pacto social, lecheros, carteros, policías viviendo en esa intimidad colectiva en la que nadie vivía amargado por su trabajo o sufría penurias por llegar a fin de mes. Por cierto, con ello no me refiero a Kidzania.

Vi una ciudad con más peatones en las veredas, caminantes que poco a poco fueron cambiando sus rictus refunfuñones por sonrisas, chistes, paletadas de hombro y buenos días colaborativos. Vi ciclistas mezclados con peatones y con automovilistas, sin insultarse (tanto) como de costumbre. Vi menos autistas con audífonos. Vi más automóviles con 5 pasajeros por móvil.

Al igual que para el terremoto de 2010, vi una ciudad que, mal funcionando, logró reversar consumidores en ciudadanos. Una sociedad con socios nuevamente.

¿Es la búsqueda constante de la comodidad y el rezago la que nos hace sedentarios sociales e individualistas?, ¿Es necesaria la incomodidad para que emane de nosotros lo colectivo?, ¿Es la catástrofe la que genera nuestra urbanidad obligada?, ¿Acaso la necesidad también construye voluntad positiva?

Hace un tiempo en Cochabamba y luego de presentarme entre un grupo de urbanistas, arquitectos, economistas, sociólogos y abogados entre otros profesionales, indiqué que faltaba amor urbano por estos días y pese al asco facial de algunos y al brillo en los ojos de otros que generó tal afirmación digna de Maturana, hoy pude constatar una vez más que la ciudad, más que hecha de asfalto, se hace de voluntad, se hace de urbanidad voluntaria.

TAGS: #Urbanismo Ciudadanía Ciudades

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de Julio

Me esperanza tu post. Generalmente eso no lo veo excepto en catástrofes

Ver todos
Ocultar

Popular

El Estado no puede seguir avalando la inexistencia de protocolos, programas y leyes, que validen y aseguren la permanencia de nuestros hijos junto a nosotras
+VER MÁS
#Género

Maternidad en la discapacidad: Invisibles

El estatus de explotación de las especies ícticas económicamente importantes que intentan reproducirse entre Arica y Magallanes, es aterrador: 8 de ellas están sobreexplotadas, 5 están agotadas o colap ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Prolegómeno del mes del mar

García tenía claro que al condenársele, en ningún caso tendría que tomar clases de ética, ni prisión domiciliaria, sino que muy por el contrario, que tendría el mismo destino que Fujimori.
+VER MÁS
#Sociedad

El suicidio de Alan García

¿Por qué tan baja la participación de los estudiantes en las elecciones? ¿Qué se puede analizar de esos tres años en que se vive un desgobierno en la UTA?
+VER MÁS
#Política

Elecciones en la Universidad de Tarapacá: ¿que puede traer estas elecciones?

Popular

En 2018, 26 personas poseían la la misma riqueza que los 3.800 millones de personas que componen la mitad más pobre de la humanidad.
+VER MÁS
#Economía

La obscena concentración económica de los dueños de Chile: Capítulo 1

La juventud es la edad cuando adquirimos nuestra capacidad intelectual y nuestro cerebro se encuentra aún en proceso de maduración
+VER MÁS
#Salud

Jóvenes y marihuana: los adultos no deben dar la imagen que es normal su consumo

Toda esa legislación tiene como propósito proteger esas tierras, sin embargo, la Consulta Indígena, va en sentido contrario, busca desproteger las tierras indígenas para permitir el ingreso al mercado d ...
+VER MÁS
#Política

Consulta Previa de Piñera y el despojo legal de las tierras indígenas

Necesitamos más profesores, pero no cualquier profesor. Necesitamos profesores intelectuales y con capacidad de transformación. Necesitamos más Educación, pero no cualquier Educación. Necesitamos una E ...
+VER MÁS
#Educación

La vocación de profesor y el compromiso ético profesional