#Ciudadanía

Una vileza histórica, a propósito de Krasnoff y Rojas

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En una apología del terrorismo de Estado, el columnista del El Mercurio, señor Gonzalo Rojas, sostiene que el caso Krasnoff viene a responder a  una necesidad, cual es, que haya conciencia histórica de que los muertos, desaparecidos y torturados por el Estado terrorista de Pinochet  lo fueron por el bien de Chile. Esta falaz y cobarde afirmación revalida la postura de que la violencia fue anterior al golpe de estado de 1973 y tuvo caracteres sistémicos, lo que preparó el odio irracional de la dictadura. Omite por cierto, el asesinato del general Schneider, en un intento por desbaratar el ascenso al poder de Salvador Allende, en octubre de 1970. Claro, porque para la derecha había violencia en la imposición de la reforma agraria, en  la nacionalización del cobre, o en la estatización de las empresas estratégicas como el agua y la electricidad. Era violencia desafiar al Estado convocando  huelgas para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, y para eso, los militares estaban preparados, como afirma con sublime bajeza, el señor Rojas.

Preparados, por ejemplo, para ametrallar a 3 mil personas, entre trabajadores, mujeres y niños, aquella tarde de diciembre de 1907, que pedían mejoras laborales en la escuela Santa María de Iquique. Con esta falacia, la derecha congela la historia, y haciéndose propicia víctima, se opone a los cambios, aún en un contexto donde  el desarrollo de avanzados criterios filosóficos, fueron poco a poco expurgando los prejuicios que los frenaban. En los sesenta, la Humanidad se debatía en una lucha cruenta por la libertad y el desarrollo de los pueblos, en múltiples escenarios, como la guerra del Vietnam, la revolución cubana, la revolución de las flores en Francia y los movimientos estudiantiles europeos, que exigían más participación, más derechos y libertades. En el caso chileno, la corriente de transformaciones fluía desde los partidos del centro y de la izquierda. Léase Partido Demócrata Cristiano y partidos socialista y comunista que intentaron introducir los cambios por la vía democrática.

Cambios profundos, que como la reforma Agraria durante el gobierno de Frei Montalva, recibió  el rechazo cerrado y violento de la derecha. Ahora, en cuanto a los próceres que el destino de la Nación instaló en el gobierno, se puede sostener que la figura de Allende, epígono de la tragedia chilena, nunca representó la heredada política de Stalin, como lo insinúa la derecha, ni remotamente. Tampoco representaba el comunismo en la polaridad fascismo y comunismo; por el contrario, representaba a las masas democráticas en la  antítesis  capitalismo v/s  socialismo. Por ello, resulta asaz interesante, abocarse a la reflexión de Herman Hesse sobre esta polaridad. En carta al señor R.H., de Munich, el 3 de febrero de 1950, refiriéndose al tema del nacional-socialismo y al terror rojo, manifiesta: “Todos nosotros, los que sobresalimos por un grado del nivel medio de la gente, aborrecemos el terror en cualquiera de sus formas y en cualquiera de sus formas abominamos de la dominación violenta del hombre; pero, no obstante, no debemos arrojar en un mismo cajón a Hitler y a Stalin, o mejor dicho, al fascismo y al comunismo. El ensayo fascista es retrógrado, inútil, insensato y vil; el intento comunista, empero, es un ensayo que la Humanidad debía llevar a cabo y que pese a su triste aferramiento a lo inhumano, habrá de ser realizado una y otra vez, no para llevar a término la necia dictadura del proletariado, sino algo semejante a la justicia y la fraternidad entre burguesía y proletariado.” (1) Y no se trata aquí de una opinión sesgada, puesto que Hesse era radicalmente opuesto a toda clase de violencia política que pretendiera arrasar con la democracia, de hecho, fue puesto fuera de la ley durante la dictadura de Hitler. Así, Hesse no se equivoca, y produce un singular acierto de comprensión filosófica y política para las generaciones actuales. Y de paso nos aclara que la mayor y más cruel de las violencias, es la que nace del odio irresponsable que degrada la verdadera convivencia democrática.

(1)  Cartas. Hermann Hesse. Obras completas t. IV, ediciones Aguilar, col. Premios Nobel, 1967, pág.752.
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de Noviembre

Hesse, se equivoca al hacer esa separación sutil entre Hitler y Stalin, dos íconos indiscutibles del totalitarismo en su máxima expresión. Dos ejemplos de psicópatas megalómanos en el poder.

El Gulag soviético no es menos brutal y criminal que Auschwitz-Birkenau o Dachau.

Y el error de Hesse es el error de muchos, de creer que el fin justifica el medio, cuando dice “habrá de ser realizado una y otra vez, no para llevar a término la necia dictadura del proletariado, sino algo semejante a la justicia”.

Su error, como el de muchos es creer que ese fin justifica los costos del experimento, hasta que se obtenga el resultado esperado, y creer que los crímenes cometidos por Stalin fueron errores de ellos, y no del ideal mismo.

El problema final, es que ese costo es siempre humano y el fin siempre será el mismo, una tiranía.

Saludos

29 de Noviembre

La frase de Hesse concluye diciendo “… no para llevar a cabo la necia dictadura del proletariado, sino algo semejante a la justicia y la fraternidad entre burguesía y proletariado” El cercenamiento de la frase me parece impropio. Quiero aclararle al señor Gómez que no se trata de hacer aquí el panegírico del comunismo, sino confrontarlo con el pensamiento fascista que pugna por alterar la verdad de la historia reciente de Chile satanizando a los partidos históricos del progresismo y achacándoles el origen de la violencia. Hoy no se pone en duda la vacía vileza del fascismo, de modo que la mención del texto de Hesse sólo busca identificarlo como una clave para comprender los atisbos de la extrema derecha por alzar como héroes a aquellos que asesinaron, hicieron desaparecer personas y torturaron sin contrapeso, al amparo del Estado Terrorista. No es sano confundir “sujetos” con “urdimbre ideológica”. No porque en la Francia de fines del s.XVIII las cabezas rodaban a diario, mientras las tejedoras hacían calceta, los principios de la revolución son menos eternos. La antítesis planteada, sólo busca dibujar la ética mezquina del inmovilismo y la ética solidaria de las transformaciones sociales.

Ssagala

18 de Julio

Nepo,Senti falta de algum elemento que restesenrapse as 95 teses Foi o que tentei expressar na aula como sendo a ide9ia (talvez tenha me expressado mal ).Ou seja: A concretizae7e3o de um novo pensamento a partir desta lateancia, da inquietae7e3o, quando fica resolvido na cabee7a o que se pretende, qual o caminho que ser quer tomar, com essa Nova Era .Me enrolei de novo?Beijo!

29 de Noviembre

Estimado Gonzalo, la última frase de Hesse es más bien voluntarismo, porque no sólo sigue distinguiendo entre dos clases, sino que plantea dicho fin sin cuestionar el medio mismo para aquello.

Porque le pregunto ¿Y cómo plantea Hesse –y usted- que se logra la justicia y la fraternidad entre burguesía y proletariado?

Por otro lado, aún cuando su intención no sea directamente hacer una oda al comunismo, su pretensión de separarlo del fascismo derechista, aún cuando ambos son modos de fascismo, me parece impropia.

Desconocer que tanto estatistas de derecha como estatistas de izquierda pregonaban la violencia y la coacción sobre las personas, para imponer su noción del bien y como cúspide de su acción, también me parece impropia.

Y no se trata de determinar quién empezó sus apologías a la violencia, sino quienes la aceptaron como modo de acción.

Y entonces, no podemos olvidar que el asesinato en masa, el encarcelamiento injustificado, el exilio y el asesinato por ideas, no fue exclusividad de lo que usted considera fascismo sino también del comunismo.

Y claro, fácil recurso es intentar aludir tal constatación a un ardid ideológico, o al producto de la ideología, la falsa conciencia. Pero no. Los hechos son irrefutables, no sólo en cuanto al actuar de los sujetos, sino en cuanto a las falencias de la teoría revolucionaria marxista.

El hecho que en Francia quienes decían defender la libertad, igualdad y fraternidad hayan utilizado las mismas armas del absolutismo – o sea un monopolio para suplir otro e intentar imponerlo por fuerza- y que tal historia terminara primero con las cabezas de sus propios cultores y finalmente con un déspota como Napoleón, denotan que el único principio eterno es que la Revolución siempre es como Saturno, termina devorando a sus hijos, y siempre derrota a la Libertad, la igualdad y la fraternidad.

Saludos cordiales

29 de Noviembre

Mire Andrés, aquí la cuestión nació de la verdadera diferencia entre dos posiciones de pensamiento y acción frente a la cuestión de la libertad y la justicia, y usted, como hace gran parte de la reacción, opta por empatar sangre vs sangre, en las figuras de Stalin y Hitler. Pero yo y Hesse, como sencillos espectadores de la Historia, le aseguramos que ambas tendencias son muy distintas. Como dice el artista alemán, el ensayo fascista es retrógrado, inútil, insensato y vil; en cambio, el ensayo comunista, aceptando que se apoya en la imposición de una clase, hecho que por lo demás está ampliamente superado por la historia moderna, y separando los sujetos circunstanciales, de la ideología, no sería retrógrado, puesto que busca el cambio. Tampoco sería inútil, porque aun en el fracaso, alcanza cotas de superación humana. Menos sería insensato, porque se afinca en la lógica de la transformación social con fines humanitarios; ni es vil, puesto que razona –aún equivocándose- sobre la ética de la redención humana. Este juego dialéctico sólo busca invitarlo a sacarse el prejuicio de unas categorías inventadas y enriquecidas por la derecha más reaccionaria, que cuando le conviene, es democrática y cuando lo necesita, es cabalmente fascista. Me parece una desatención de origen azaroso que usted sostenga que el comunismo es una ideología fascista. Es como decir que la redención humana es una meta falsa y banal, a cuyas puertas sólo le espera el fracaso.
Saludos.

29 de Noviembre

Mire Gonzalo, no es necesario que use pirotecnia para debatir, tratando de encasillar mi argumento como parte de “la reacción”. Si fuese así, todas las críticas anarquistas al comunismo marxistas, serían parte de dicha “reacción”.

1) La cosa es más sencilla, eso que usted intenta separar, en la realidad fueron dos atentados a la libertad de la persona, porque se concebían por fuerza. Fueron dos formas de usurpación sobre las personas y su voluntad individual.

Si a usted no le parece el empate, a mi sí, pues una vida vale tanto como miles. Da lo mismo el fin que se presuma defender, incluso “la redención humana”. No estoy de acuerdo con los sacrificios humanos para calmar a los dioses. Por tanto, no aplico calculadora cuando se trata de la vida de una persona.

2) Aunque usted apele al concepto de clase, este es bien dudoso en todo sentido, no sólo por las falencias teóricas marxistas del mismo, sino porque en la práctica, el proyecto comunista terminó por establecer una nueva clase de privilegiados, bajo su concepción colectivista y totalitaria. Y siempre ocurrirá lo mismo.

El hecho que el comunismo plantee el cambio, o tenga fines humanitarios, no implica que lo que propone sea lo correcto, o lo más favorable a la libertad, la justicia o la igualdad. Menos aún cuando lo que propone es un monopolio estatal en prácticamente todos los asuntos de la vida.

3) No pretenda aplicar el subterfugio de la ideología como falsa conciencia –el recurso de Marx para evadir sus propias contradicciones- calificando mis argumentos de “categorías inventadas y enriquecidas por la derecha más reaccionaria”.

4) Y por último, no sea falaz apelando a “la redención humana”. Como si está fuera posible a manos de los propios seres humanos.

Si quiere, debatimos de marxismo en serio.

Saludos

29 de Noviembre

Estimados Señores Gomez y Rios
He leido con mucha atencion vuestros comentarios, y aun cuando no soy una persona tan letrada como lo que pude apreciar en sus respectivos post, me gustaria expresarles mi opinion, que creo es compartida por muchos, y basada principalmente en lo meramente empirico. Si tuviera que identificarme con algun partido politico, este seria sin lugar a dudas el Ecologista; por lo tanto todo lo que tiene que ver con violencia no es por mi compartido. Sin embargo estoy plenamente de acuerdo con Hesse en cuanto a separar el facismo del comunismo. Creo firmemente que este ultimo ha sido satanizado, pero que tal cual como fue planteado por Marx, aun no ha sido puesto en practica. Si asi hubiera sido, hoy no existiria el capitalismo, con todos los graves problemas sociales que ha acarreado en todo el mundo. Insisto en que sin ser comunista, muchas veces me planteo el dilema de si el poder elegir en que clinica atenderme v/s que el estado me diga donde y con quien atenderme, pero 100% gratis y la mejor del mundo (me refiero especificamente a Cuba), enfrentada a estas 2 realidades ¿cual es mejor?. Dificil eleccion cuando tienes toda una gama de opciones para elegir, pero tu sistema de salud es deficiente y el dinero no te alcanza.
Saludos.

30 de Noviembre

Estimada Nina, efectivamente, lo planteado por Marx no ha sido llevado a la práctica. Pero sí se intentó llevarlo a la práctica, con resultados nefastos y a costa de miles de vidas.

Y con resultados nefastos, no por una mala aplicación de la teoría, sino por falencias de la propia teoría. Un ejemplo, desde un punto de vista técnico, es la errada teoría del valor objetivo, o sus fallas para establecer el cálculo económico. Eso sin mencionar la presunción mitológica de que una clase social es virtuosa por ser tal clase social, y que por tanto, en el poder, será benevolente.

Existe una gran cantidad de literatura donde se demuestra, como los planificadores comunistas, ante la necesidad de contar con precios de mercado, para poder distribuir los bienes, incluso se basaban en los precios de la órbita capitalista. Y para que hablar de la autocracia stalinista, las purgas, el asesinato de Trostky, etc.

Por otro lado, usted debe conocer el hecho indesmentible de que muchos alemanes de la RDA escapaban a la República Federal, aún cuando tenían “todas sus necesidades cubiertas” (muchos fueron asesinados por intentar hacerlo), o que ante la inconsistencia económica del sistema, los alemanes comunistas intercambiaban personas que querían salir de su paraíso, por unos dólares.

Tampoco debe desconocer que actualmente Cuba, ha debido permitir una serie de actividades económicas privadas porque su economía centralmente planificada, a manos de una gerontocracia, se ha vuelto insostenible, y sobrevive gracias al aporte económico de economías capitalistas europeas. ¿Cómo se explica que tantos lleguen a escapar en balsas de la isla, si todo esta tan bien?

Y ojo, cuando cuestiono el proyecto comunista, no propongo el mercantilismo capitalista imperante, donde el Estado, con dinero de los contribuyentes, se dedica a rescatar a especuladores irresponsables, o donde quienes ejercen el poder político favorecen a sus amigos de las grandes corporaciones. No. Propongo un sistema de libre intercambio, sin privilegios. Un libre mercado, que nunca ha existido realmente.

Saludos cordiales

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

El diálogo será un proceso, donde el autogobierno será el punto central del debate, que debemos trasladar a toda la sociedad del Wallmapu
+VER MÁS
#Cultura

He recibido carta de Movimiento Wallmapuwen

La Contraloría en forma categórica precisó en su pronunciamiento, que la suscripción de esos acuerdos por parte de la entidad edilicia, no implica que dicha repartición pública asume la responsabilida ...
+VER MÁS
#Ciudad

En Las Condes los ´errores`son reiterativos

Ahora es tiempo de que los instrumentos técnicos que norman el desarrollo de la ciudad sean el reflejo de una planificación urbana de largo plazo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Desarrollo inmobiliario y áreas verdes: ¿Dimensiones incompatibles?

El hecho de que tantas personas aún crean en Jesucristo demuestra que las condiciones objetivas en que nace su pensamiento no han cambiado tanto
+VER MÁS
#Política

El cristianismo como un pensamiento emancipador

Popular

El dinero aportado por los trabajadores sirve para el aumento de capital de las grandes empresas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pensiones: El regalo de Piñera a los grandes empresarios

Todo se ha emocionalizado, como si la búsqueda de justicia amparada en la idea de un nosotros tribalizado y auto referenciado, fuera más importante, que lo que nos pasa a todos
+VER MÁS
#Política

Honor, sentimiento y política

Y si esa energía humana, no es otra que el amor recíproco, ¿Qué es? El miedo a ese amor, y su ausencia hace que huyamos despavoridos ante la posibilidad de relacionarnos el uno con el otro, de construir ...
+VER MÁS
#Sociedad

El compromiso y el amor hacia el otro: la base para vivir en comunidad

El diálogo como instrumento de relaciones políticas no debe centrarse en las necesidades sino en los derechos, tal como ya se ha consensuado por la comunidad política internacional.
+VER MÁS
#Política

El debate sobre el derecho a la tierra