#Ciudadanía

Señales de humo: ¿Por qué despenalizar?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No sólo se trata de evidenciar los beneficios económicos de los Gobiernos al recaudar esos dineros en sus arcas públicas a partir de una nueva política de droga, sino que reconocer que, a pesar de los altos gastos, el índice de consumo y la violencia han ido en aumento.

Contingente se ha hecho éste último tiempo, la discusión acerca de la despenalización de la marihuana en nuestro país. Al parecer, razones sobran; oídos sordos a estas razones, también.

En primer lugar, se hace necesario realizar una contextualización sobre la actual situación de la política de drogas en nuestro país. Esta desmedida e injusta criminilización de la marihuana y sus consumidores tiene su origen en los años 70, específicamente en Estados Unidos, donde Richard Nixon dio comienzo  a la reconocida “guerra contra las drogas”, campaña que rápidamente fue respaldada por autoridades de la época y medios de comunicación. Con ello su impuso un imaginario colectivo (negativo) de la planta y quienes la consumen. Nixon estaba dispuesto a combatir esta “guerra” a costa del presupuesto público, el bienestar social y del sentido común. Dicha política sobre drogas, de persecución y castigo rápidamente fue replicada en múltiples países del orbe, incluyendo Chile durante la Dictadura de Pinochet.

En relación a aquello, las razones para despenalizar la cannabis sobran, y la implementación de una nueva política de drogas en nuestro país y el mundo, urge. En un primer aspecto, el económico. Para nadie es un misterio las grandes cantidades de dinero que invierten los gobiernos para combatir el tráfico y castigar el consumo, datos que uno encuentra en las mismas páginas gubernamentales encargados de ésta tarea. A modo de ejemplificar, el presupuesto anual del SENDA (Servicio Nacional de Prevención y Rehabilitación de Drogas y Alcohol) sólo en la Región del Maule alcanza la suma de $1.463.717.680 (año 2012, según datos publicados en su sitio web, para prevención y tratamiento.

No sólo se trata de evidenciar los beneficios económicos de los Gobiernos al recaudar esos dineros en sus arcas públicas a partir de una nueva política de droga, sino que reconocer que, a pesar de los altos gastos, el índice de consumo y la violencia han ido en aumento.

Basta con mirar las estadísticas de consumo que éste mismo organismo de Gobierno publica en su página web, donde el consumo total país entre el 2002 al 2012 ha aumentado desde un 5% a un 7.1%, y sin duda ésta índice va en forma ascendente.

Otro aspecto a considerar es el de la seguridad. El prohibir, se puede hasta entender y comprender la aparición de estos grupos de “narcotraficantes” los cuales venden lo que se considera ilegal; esta formación de grupos “criminales” encargados del tráfico vienen consigo con violencia, y un sentimiento de inseguridad y vulnerabilidad social, situación que hasta podría ser intencional -a modo personal-, para mantener un control sobre los sujetos. Al regularizar (reglamentar) el mercado de la cannabis éstos grupos encargados del tráfico se verían neutralizados, ya que el Estado y el suministro -de diferentes medios- de cannabis estaría compitiendo con éste mercado negra. Tal cual, el modelo uruguayo de política de drogas del “Pepe” Mujica.

El aspecto de salud se nos presenta como una de las principales razones para modificar ésta política actual. Múltiples profesionales de la salud reconocen a la cannabis como una sustancia curativa, así lo reafirman diversos estudios sobre los atributos beneficiosos de la planta en todas sus variedades y especies. Sólo por nombrar algunas: combate las migrañas, alivia diarreas, náuseas, dolores abdominales, combate el glaucoma, previene convulsiones, disminuye malestar del síndrome pre menstrual, abre el apetito, entre otras. Es así como los diferentes efectos provocados por la variedad de cepas de cannabis tiene una utilidad médica que aun no es reconocida por el Estado chileno, la cual deja a la deriva a miles de pacientes que deben ser dependientes de remedios que no son la cura total, y en muchas ocasiones con altos precios, haciendo crecer el oscuro negocio farmacéutico.

Otro aspecto a considerar es el de libertad personal; sin duda ésta persecución y criminilización atenta contra el sentido de libertad que inspira a uno de los derechos fundamentales del ser humano y el respeto del bienestar común y los derechos del otro. Por qué no optar por un nueva mirada, entregar esta responsabilidad cívica y velar por la auto responsabilidad y compromiso de seguir ésta reglamentación gubernamental a la política de drogas. Los usos de la cannabis pueden ser tan diversos que se hace urgente terminar con ésta hostigación a consumidores por parte de las policías nacionales, las personas que usan a la marihuana de forma recreacional, otras desde la inspiración artística hasta el desarrollo espiritual, todas y cada una de ellas y ellos merecen y trato justo, y sin prejuicios.

Finalmente, queda en evidencia que el castigo, la persecución a lo ilegal, a lo marginal, no resuelve el problema social de fondo. Al existir una despenalización regulada y el mayor control sobre el uso y distribución de la cannabis se puede entregar una solución oportuna para quienes decidan y opten por plantar o comprar cannabis en lugares establecidos.

 

TAGS: #Marihuana Drogas Política de Drogas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
maría haydée mateluna

06 de Agosto

tengo 63 años consumo desde los19 tuve 5 hijos todos fumaron desde que estaban en mi vientre….todos fuman somos sanos felices y lo más fuera del sistema posible ……ando en bicicleta corro y me sonrio todo el día …….es claro que el sistema webea porque asi pierde adeptos porque la Santita (como le llamamos los más Espirituales)ayuda a tu despertar ….además no produce adicción …la he dejado 2 veces por 1 año completo (ofreciéndocela al gran Espíritu ) paseandose ante mi hermosos y perfumados cogollos …y también no hay que olvidar que el creador la trajo a la tierra comola menta ..la ruda y otras hermosas plantas ..así que más claro donde…solo pedir a los Arcángeles la Luz Vileta para que se Transmute toda esta parafernalia…..Bendiciones para [email protected] los que Saben…..OOOOooooMMMMmmmm

07 de Agosto

muchas gracias maría por compartirnos tu experiencia.. un abrazo!

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

La construcción de esta institucionalidad obedeció a un trabajo colectivo de años, en el que participaron diversos actores institucionales e individuales [...] este carácter colectivo debe marcar el que ...
+VER MÁS
#Ciencia

¿Un ministerio sin memoria?

Popular

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine

La certeza jurídica que se exige para fines privados, por encima de los intereses de la sociedad, es la base que genera segregación, abuso y un estado de derecho al servicio de unos pocos
+VER MÁS
#Justicia

Certeza jurídica