#Ciudadanía

¿Represión en democracia?

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Para muchos de los noventeros  (38 años) crecieron en la fragilidad de la “transición” política. Entre discursos de “Nunca más”, y “Fortalecimiento de la democracia”, “Las Instituciones funcionan”, “No somos un país corrupto” (según CPI, 2013 de Transparencia Internacional).


Hay algunos que dicen que cambiar la constitución es la solución. Otros dicen que una Asamblea Constituyente podría marcar la diferencia, No importa qué alternativa, lo importante es sentar un precedente y pasar a la acción.

Sin embargo, veo a los vecinos de Lampa protestando por un proyecto que prácticamente es una realidad. Por supuesto, se firmó a espaldas de la ciudadanía. Aunque existan miles de protestas y marchas ya es un hecho.

No hay ninguna posibilidad de que aún cuando el ciudadano ejerza su derecho constitucional de expresarse en democracia y éste no está de acuerdo, pueda cambiar algo. Es decir, efectivamente puede protestar, coordinar marchas, llamar la atención, quemarse a lo bonzo en la entrada de la Moneda. Sin embargo, nada de lo que un ciudadano común manifieste podrá cambiar negociaciones y contratos ya firmados.

Sí, existe el derecho a manifestarse, es un derecho en democracia, pero la gente no es escuchada. Y lo que es más grave, tampoco existe institución alguna que defienda los derechos de esa ciudadanía.

Si hacemos un ejercicio tan simple, en algo tan superfluo para algunos como los derechos del consumidor. Si estos son pasados a llevar, existe una “Institución” llamada SERNAC que no tiene ninguna otra función  más que “mediar” entre consumidor y empresa, y bueno, los típicos estudios de mercado que hacen para marzo y navidad para llevar un sondeo de los precios. Pero más allá carece de peso ante alguna vulneración de derechos. SERNAC tiene cargos más bien políticos, que dejando los tecnicismos de lado, la institución vulgarmente pesa menos que un paquete de cabritas.

Tocando un tema más sensible como el de las Isapres, es aún peor, pues suben en forma descarada y unilateralmente los precios a los afiliados todos los años sin dar a cambio un mínimo aumento a alguna prestación, mientras que sus utilidades suben en un 56% con respecto al año anterior (Estrategia, 16 de marzo 2015). Bajo la mirada indiferente del Estado. Para qué hablar de la Superintendencia de Isapres, misma situación.

Otro tema al “debe” es el de las AFP. Nuevamente el Estado es indiferente a un sistema represivo, oscuro y rígido que obliga a cotizar durante toda una vida de trabajo, para que los únicos que saquen utilidades sean las mismas “Instituciones”. Haciendo caso omiso frente a una realidad de “pobreza encubierta” de todos aquellos jubilados que no reciben nada del Estado, es decir, los que no tienen la “dicha” de estar en el percentil más pobre de los jubilados, pues perciben $10.000 más de jubilación

Sin ganas de seguir retratando un panorama  triste, oscuro y decadente, es necesario lograr mirar hacia adelante con esperanza en el futuro e intentar cambiar lo que estamos viviendo, esta represión de un Estado disfrazada de “democracia”  que dejó de mirar al ciudadano y que lo ignora.  Lograr darle un “refresh”, a esta democracia es casi una obligación, puesto que lleva ya  mucho tiempo en un sistema arcaico que era aplicado a un ciudadano poco informado, medianamente educado  y muy poco empoderado.

Hay que salir de esta abulia extrema, donde todo “nos pasa”. Dejemos de ser ovejas obedientes que llevan al matadero. Salir de esta Matrix que tiene a todos en una realidad casi virtual inexistente, en un concepto muy bien retratado por los Wachowski.

Hay algunos que dicen que cambiar la constitución es la solución. Otros dicen que una Asamblea Constituyente podría marcar la diferencia, No importa qué alternativa, lo importante es sentar un precedente y pasar a la acción.

Sólo así dejaremos de ser un paraíso para los abusadores de poder, los corruptos que hacen arreglines a espaldas del ciudadano, los que hacen cosas “falto de ética” pero legal.

TAGS: #NuevaConstitución Ciudadanía

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de abril

Ayer en Concepción 150 personas marcharon denunciando a la industria forestal mientras en Tocopilla los vecinos se manifestaban contra las plagas de ratones y moscas derivadas de la catástrofe social que dejaran las lluvias. En Santiago los estudiantes protestaron en las oficinas de Penta y Soquimich contra la corrupción y por la educación gratuita. Finalmente un grupo de deudores habitacionales se tomó la sede del BancoEstado. Valparaíso aportó con los técnicos que prestan servicios a Movistar cerrando una paralización de una semana.

Lo interesante de esas protestas, al igual que la marcha de hoy, es que se circunscriben en una batalla mayor que no tiene solo que ver con la indignación que produce la corrupción y con la crisis política que le acompaña, sino que colocan en duda esa “democracia” hecha a la medida de la casta política- empresarial, de quienes compran votos y conciencias. Eso involucra la consigna de “que los corruptos no decidan lo que Chile necesita”. Así, nuestra convergencia busca cambios reales en la manera de vivir, de trabajar y de estudiar. Por eso esta jornada del pueblo en la calle debe ser contundente.

Javiera Vera Mascayano

16 de abril

Efectivamente, hay muchos movimientos sociales, lo que ocurre es que lo tapan con noticias de puros delincuentes sin corbata y llenan programación con telenovelas turcas.
Están callando al ciudadano. El año pasado a fin de año el gremio de profesores estuvo en paro Nacional durante 1 mes!! Y nadie supo en las noticias.
Claramente están manipulando la información.
Saludos!

Pablo

16 de abril

Excelente artículo
Creo q es hora d armar un plan de acción

Javiera Vera Mascayano

16 de abril

Y eso que me faltó tocar el tema de la Educación y Salud… Y los “honorables”.
Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?