#Ciudadanía

¿Quién se preocupa por nuestra felicidad?

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estamos orientados al trabajo y a la productividad, nadie se preocupa del bienestar de las personas, porque para eso hay que sacrificar muchas cosas, trabajar el ego de las personas y controlar las ambiciones y el enriquecimiento. Habría que pensar más en la equidad e igualdad, palabras que surgen fuertemente sólo en época de campañas. Debemos posicionar más el auto cuidado y también el cuidado del medio ambiente.

El viernes en la tarde muchos fuimos los afectados por los tacos que se generaron en toda la zona norte de Santiago por problemas de coordinación de semáforos y accidentes, estuvimos más de 3 horas tratando de llegar a nuestras casas en un trayecto de no más de 5 kilómetros.

Durante ese tiempo seguramente pudimos experimentar situaciones de rabia e impotencia, pero también deberíamos haber tenido el tiempo para hacer un análisis más profundo acerca de lo que realmente nos quiere decir esta situación. Muchos pensamos en la responsabilidad de la autoridad que no actúa en situaciones como estas, es impactante ver que no había carabineros en las calles, desconocemos que pasaba en ese momento en la Unidad Operativa de Control de Tránsito, pero por otra parte  muchos tuvimos tiempo para pensar en nuestra calidad de vida y cómo hacer para mejorarla.

Vivimos en una ciudad colapsada, mal diseñada y las autoridades no tienen un plan de acción para poder mitigar el impacto que esto genera en las personas. Esta autoridad, que aparentemente no sabe qué hacer, debería comprender mejor el daño que se genera en las personas que perdemos tiempo en los traslados y cómo ésto impacta seriamente en los estados de ánimo que nos llevan a generar impacto negativo en la vida familiar, desempeño laboral y por ende en la salud de cada uno de nosotros. La calidad de vida va de la mano con nuestro bienestar: si estamos bien nuestra familia está bien, el trabajo estaría bien y la productividad en las empresas sería mucho mejor, seguramente nos enfermaríamos menos y seríamos más felices.

Suena mágico e inalcanzable, pero ¿qué hacemos para poder empezar a trabajar en esto? Será bueno analizar incluir un Ministerio de la Felicidad en el próximo gobierno, una entidad gubernamental que se preocupe de las personas desde su felicidad, alguien que se preocupe de analizar todo el país y proponer planes de trabajo para poder mejorar lo que nos afecta de manera negativa. Seguramente generaría grandes conflictos en las autoridades que deberán entender que para ser feliz se necesita calidad de vida, tiempo para descansar, trabajar y tener espacios de ocio. Estamos orientados al trabajo y a la productividad, nadie se preocupa del bienestar de las personas, porque para eso hay que sacrificar muchas cosas, trabajar el ego de las personas y controlar las ambiciones y el enriquecimiento. Habría que pensar más en la equidad e igualdad, palabras que surgen fuertemente sólo en época de campañas. Debemos posicionar más el auto cuidado y también el cuidado del medio ambiente.

Debemos cambiar, motivar que se generen los verdaderos cambios, desde las personas. ¿Cual de los candidatos está preocupado hoy de esto? ¿Cual de ellos se hará cargo de esta pobreza que nos impide ser un gran país?

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nuevo Impuesto Territorial o contribuciones de las propiedades se calcula considerando el avalúo afecto a impuesto, una tasa anual y una sobretasa dependiendo del caso.
+VER MÁS
#Economía

¿En qué consiste el reavalúo de una propiedad y cómo puedo apelar?

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?