#Ciudadanía

Proyecto Fénix y el necesario rol que cumplen los cargantes

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“La guerra del fuego”, película de 1981 dirigida por el minucioso Jean-Jacques Annaud, relata la permanente lucha de tribus premodernas por apropiarse del preciado elemento, el fuego, ante la imposibilidad de la mayoría de los neandertales, homo erectus y homo sapiens de la época de generarlo autónomamente. Por ello, cuando se logra recuperar aunque sea una diminuta llama (de un bosque incendiado o arrebatándosela a un clan rival) es menester cuidarla por todos los medios: protegiéndola del viento, el agua, la falta de combustible de relevo y de todas las amenazas presentes en las largas travesías en búsqueda de un lugar de cobijo donde encender una nueva fogata para alimento y calefacción.

En los últimos meses y años, nuestro país ha tenido sus propias hogueras. El movimiento Patagonia sin Represas, las movilizaciones estudiantiles y el Movimiento Social por Aysén han representado verdaderos incendios sociales, no sólo por la fuerza que han impreso y demostrado, sino porque buscan calcinar el viejo pacto social, económico, político y ambiental chileno, para que resurja, de entre las cenizas, un nuevo Chile. Todas luchas integrantes de un verdadero Proyecto Fénix (como la mitológica ave que renace cada 500 años de sus carbonizados despojos), plan colectivo sinérgico -ni fantasioso ni mítico- que sueña y trabaja por la refundación nacional.

Tal es el rol de Patagonia sin Represas. Un movimiento social, en el entendido que éstos son los que no apuntan sólo a la coyuntura ni a la anécdota, sino que su objetivo final es el entramado institucional que es necesario desarmar y rearmar para que sirva de verdad al interés superior y colectivo de los chilenos y no, como hoy ocurre, de la banca, las universidades y clínicas privadas, las AFPs, las Isapres, las corporaciones eléctricas, mineras y de todo tipo, las multitiendas, y todos los grupos económicos que se sirven de los territorios y de los bolsillos de la mayoría.

Quienes nos movilizamos por Patagonia sin Represas queremos cambiar Chile y Aysén. Porque sabemos que si no lo hacemos, aunque logremos que HidroAysén y Energía Austral desistan de sus faraónicos proyectos, mañana los tendremos con otro nombre, que puede ser nuevamente represas, o mineras, forestales, salmoneras, grandes áreas de conservación. E incluyo especialmente estas últimas entendiendo que cualquier intervención o decisión a gran escala en los territorios debe considerar la opinión de la ciudadanía, parecer vinculante al que se llegue mediante procedimientos informados, democráticos y legitimados.

Como en todo proceso de movilización general, la participación de la ciudadanía se da por oleadas. Las protestas post 9 de mayo de 2011 luego de aprobarse HidroAysén fueron las mayores expresiones ciudadanas en la calle desde el fin de la dictadura de Pinochet. Algo que repetimos durante las jornadas de febrero y marzo de este año, donde Patagonia sin Represas apoyó desde las organizaciones y ciudadanos que queremos una consulta regional sobre los proyectos hidroeléctricos. Nuestra causa no está basada exclusivamente en lo económico, no se arregla con subsidios, bonos ni planes hoy necesarios por la urgencia que imprime la desigualdad, nuestra lucha se sustenta en el derecho a decidir la región que queremos. Queremos recuperar el poder para la gente, queremos, en el fondo, transformar el Chile que conocemos.

Pero esta tarea no es sencilla. Requiere compromiso y persistencia. Requiere ser cargantes, porque no todos están disponibles para movilizarse en todo momento.

Eso fuimos la última semana, cuando el martes 8 de mayo, el miércoles 9 y el sábado 12 nos reunimos como Movimiento Ciudadano Patagonia sin Represas en las calles de Coyhaique para reclamar por lo inaceptable e impulsar verdadera justicia socioambiental. Bajo la mirada de muchos que seguro pensaban “ahí van otra vez”.

Y tal rol es uno necesario y esencial. El de los protectores de la llama de la esperanza en esas travesías por territorio hostil: ¿qué más hostil que una institucionalidad construida para la depredación, el adormecimiento de la necesidad de participar y el despojo de los ciudadanos? Esa llama que es esencial mantener encendida, siempre encendida, para iluminar el camino por el cual debe el país transitar. Esa llama que, también, servirá mañana para encender nuevamente la hoguera de la sociedad más justa que queremos y soñamos.

———

Foto: Francisco Schmidt / Licencia CC


TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Expertos y analistas coinciden en que el propósito de la difusión de noticias falsas, informaciones con contenido erróneo o injurioso, es crear un clima de confusión, de polarización, incitar emociones ...
+VER MÁS
#Política

Solo la verdad nos hará libres

Expertos y analistas coinciden en que el propósito de la difusión de noticias falsas, informaciones con contenido erróneo o injurioso, es crear un clima de confusión, de polarización, incitar emociones como el temor, o la rabia

Lo que la hace vanguardista a nivel global, es que por vez primera se incluye: el cuidado irrestricto del ecosistema como un derecho humano; otorga derechos plenos a los animales proclamándolos individuos ...
+VER MÁS
#Política

Representación del Apruebo y del Rechazo

Lo que la hace vanguardista a nivel global, es que por vez primera se incluye: el cuidado irrestricto del ecosistema como un derecho humano; otorga derechos plenos a los animales proclamándolos individuos “sintientes”, y asegura la paridad sexual en la repartición del poder

Creemos que algo central de la nueva Constitución es el cambio de paradigma respecto a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, los que en definitiva tienen directa relación con condi ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Cómo cambian los derechos sociales en la nueva Constitución?

Creemos que algo central de la nueva Constitución es el cambio de paradigma respecto a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, los que en definitiva tienen directa relación con condiciones de vida más dignas

¿Cómo hacer para que no construyamos una sociedad basada en supuestos que no son ciertos, supuestos que son dirigidos por el poder con la única intención de hacer que nosotros creamos algo que no es?
+VER MÁS
#Medios

¿Cómo hacer para que no construyamos una sociedad basada en supuestos?

¿Cómo hacer para que no construyamos una sociedad basada en supuestos que no son ciertos, supuestos que son dirigidos por el poder con la única intención de hacer que nosotros creamos algo que no es?

Nuevos

Expertos y analistas coinciden en que el propósito de la difusión de noticias falsas, informaciones con contenido erróneo o injurioso, es crear un clima de confusión, de polarización, incitar emociones ...
+VER MÁS
#Política

Solo la verdad nos hará libres

Lo que la hace vanguardista a nivel global, es que por vez primera se incluye: el cuidado irrestricto del ecosistema como un derecho humano; otorga derechos plenos a los animales proclamándolos individuos ...
+VER MÁS
#Política

Representación del Apruebo y del Rechazo

Los domingos al salir del trabajo y cuando asiste de vez en cuando a alguna fiesta de gente de su pueblo, Valerio se viste de gala usando su indumentaria indígena, para él vestir esa ropa por lo menos una ...
+VER MÁS
#Sociedad

La cáscara de pino

El 14 de junio la Secretaría, y a través suyo la Administración Municipal, fue notificada de la aclaratoria de sentencia, en la que se corroboraba que la suspensión era por 82 días. 
+VER MÁS
#Municipales

¿Vacío legal o desacato?

Popular

Ni en las organizaciones ni en los países es bueno tomar decisiones trascendentales bajo tanta presión sicológica y mucho menos con el diagnóstico societal,
+VER MÁS
#Salud

La salud de los decisores e incumbentes en la aventura constitucional

El “Día del Sobregiro de la Tierra” evidencia con qué avidez el ser humano consume los recursos del planeta, una fecha que es dinámica y cambia año a año y según la realidad de cada país
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sobregiro de la Tierra: soluciones para dejar de endeudarnos

Ya no se trata de una reforma de la reforma, si no que el Servicio Nacional de Salud, al representar el financiamiento más equitativo posible, sería más justo en la fuente de recursos y en sus resultados ...
+VER MÁS
#Salud

La urgente necesidad de refundar el Sistema de Salud en Chile

Cuestiones como la sucedida, independientemente de las verdaderas razones, deben evitarse, más aún en momentos de tanta complejidad. Las decisiones comunicacionales deben tomarse de manera fundamentada y ...
+VER MÁS
#Medios

El error de convertir a Matías del Río en un mártir