#Ciudadanía

Pensando las ciudades del futuro, construyendo las ciudades del pasado

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hay, en mi opinión, dos cosas que podemos aprender de los desastres naturales en lo que respecta a sus efectos en personas humanas y daños materiales —sobre todo en su etapa reconstructiva— primero, la oportunidad de reconstruir la ciudad de manera amigable haciendo un fuerte énfasis en los espacios públicos, es decir, en el bien común y, segundo, la oportunidad de ocupar de manera inteligente, eficiente y sustentable el espacio habitable. En cuanto al primer punto, debemos ser cuidadosos, pues las oportunidades que  ofrecen los desastres naturales, generalmente se transforman en oportunismo, sobre todo para aplicar políticas públicas arbitrarias y de espaldas a la ciudadanía; el capitalismo del desastre es una amenaza más (ex post, sino la más importante) de la cual la ciudadanía debe estar alerta, y ahí donde se haga presente, resistir.


Es preciso convenir que megaeventos como terremotos y tsunamis, trasforman de manera radical la geografía de la zona afectada, lo que implica una insoslayable planificación urbana a largo plazo.

Para desarrollar el segundo punto haré un acercamiento ejemplificador y mucho más elocuente. Amanda Burden es una reconocida planificadora de EE.UU. que estuvo a la cabeza de la Comisión de Planificación Urbana de la atiborrada Nueva York. Ha demostrado de manera exitosa con sus proyectos urbanos cómo los espacios públicos hacen a las ciudades funcionar. Advierte lo difícil que resulta crear espacios públicos valiosos, agradables para la gente y lo más importante, que funcionen (espacios públicos que bien podrían considerarse campos de batalla, puesto que prácticamente se debe luchar por ellos). Es significativo que los espacios abiertos en las ciudades estén siempre al acecho de oportunismos para la inversión comercial e inmobiliaria, pero —y esto es lo importante desde el punto de vista de una ciudadanía empoderada— también constituyen una oportunidad para favorecer el bien común. Claramente, ambos propósitos no van —la mayoría de las veces— de la mano y ahí reside el problema. La experiencia de Burden abarca la recuperación de espacios que estuvieron absolutamente abandonados, (como una zona costera que funcionaba como vertedero clandestino, pasando por pequeños parques públicos casi recónditos en la inmensa NY) pero su proyecto estrella es el High Line, una antigua línea férrea elevada que pasaba por tres barrios de west side de Manhattan y que Burden transformó en un parque gratuito (público) de gran éxito. Su experiencia demuestra que es necesario luchar por esos espacios con altura de miras, pensado en el futuro, pero no construyendo las ciudades del pasado siendo su condición sine qua non la sintonía con la ciudadanía.

¿De dónde surge entonces toda esta reflexión? Primero, el terremoto del 1 de abril de 2014 en Iquique (8,2Mw) liberó sólo un 5% de la energía acumulada desde el último terremoto tsunamigénico de la macro zona norte (Iquique, 1877; Magnitud 8.8). Este antecedente debería ser motivo de la aplicación de sendos resguardos sobre las vidas humanas en riesgo mediante la promoción de una cultura preventiva (en este sentido los ya muy frecuentes simulacros de terremotos y tsunamis apuntan en la dirección correcta) acompañada de una adecuada planificación urbana. Segundo, desde el momento en que se desata una catástrofe, inmediatamente entran en conflicto intereses tan disímiles como los del capital privado (inmobiliario) y los del interés o bien común representados por los espacios públicos, por lo tanto la ciudadanía debe estar atenta ante una eventual disputa por dichos espacios.

Para concluir, es preciso convenir que estos megaeventos —como ha demostrado nuestra vasta experiencia terremotriz— trasforman de manera radical la geografía de la zona afectada, lo que implica una insoslayable planificación urbana a largo plazo. Hemos aprendido que las autoridades locales administrativas, generalmente, son reaccionarias ante este tipo de eventos y carecen de una sólida cultura preventiva, por lo que respecta a la ciudadanía tomar nota de estos peligros y dar cuenta de los riesgos a los que ellos mismos están expuestos, conformando así una racionalidad social que debe hacer frente a los oportunismos que se presentan inmediatamente después de un evento extraordinario como un maremoto.

TAGS: Ciudades Planificación Urbana

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde la zanja

Además de ser valioso músico y actor, Matías tiene extraordinaria capacidad de encarnar distintos y dramáticos escenarios
+VER MÁS
#Cultura

Extraordinario rol de Matías Oviedo en Verdades Ocultas

Buscamos una nueva institucionalidad económica para nuestras sociedades. Un régimen de bienestar que vaya más allá de esas “necesidades básicas”, o que esté más acá de los patrones de consumo qu ...
+VER MÁS
#Política

Para un proyecto de alternativa de mundo

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad