#Ciudadanía

Nueva política de Rehabilitación Urbana del MINVU ¿Una intervención intersectorial o nuestro clásico centralismo?

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen: Bajos de Mena; 100 historias de segunda oportunidad, MINVU, 2014.

A partir del año el 1998 el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) inició en Bajos de Mena, en la comuna de Puente Alto, una intervención en regeneración urbana que ha sido replicada hasta la actualidad en otros condominios de viviendas sociales de otras comunas como Cerro Navia o Quilicura y en regiones como Valparaíso y O’Higgins.


El problema público definido por este programa, reconoce una tensión entre la producción de vivienda en altura y la producción de un parque de condominios deficitarios cualitativamente en su ámbito habitacional y urbano.

El argumento de esta intervención ha sido variable y aleatorio a cada caso: Un presunto riesgo estructural ante un terremoto, la reducida superficie, escasos bienes públicos, excesiva densidad, altos índices de delincuencia o concentración de la pobreza. A su vez que ha estado estrechamente ligado con las prioridades de los gobiernos de turno.

En todos los casos esta intervención ha derivado en la demolición de edificios, en procesos largos, con reubicación de las familias que allí habitan, en que la toma de decisiones ha sido centralizada en la institucionalidad y con escasas herramientas de parte de las familias para fiscalizar, controlar o ejercer influencia en dichos planes de intervención en sus barrios.

Esta situación cambia a partir del 17 de marzo de 2018, fecha donde  fue aprobado el D.S N° 18 del MINVU que regula el programa de Regeneración de Conjuntos Habitacionales de Viviendas Sociales. Viene a constituir el primer programa que regula la intervención del MINVU en conjuntos de condominios de viviendas sociales.

Resulta importante considerando que esta línea de intervención en la actualidad, según la información de la formulación presupuestaria 2018 (Ministerio de Desarrollo Social, 2017), define su población objetivo en 11 nuevos conjuntos habitacionales para el año 2018.

La siguiente columna analiza dicho instrumento en base a su definición del problema público que desea resolver; sus áreas de intervención; su gobernabilidad y finalmente el rol que entrega a las familias en el control y la fiscalización como mecanismo de legitimación de la acción pública.

El problema público definido por este programa, reconoce una tensión entre la producción de vivienda en altura y la producción de un parque de condominios deficitarios cualitativamente en su ámbito habitacional y urbano. Esta dinámica produciría conjuntos de condominios de viviendas sociales con problemas urbanos, tales como déficit en áreas verdes, equipamientos, etc., con problemas constructivos;  definidos como densidad excesiva o tamaño insuficiente de las unidades, pero a su vez integra problemas sociales; tales como alta concentración de pobreza y delincuencia.

Las áreas de intervención de este programa se articulan en torno a un plan maestro de regeneración urbana, que considera la intervención en el ámbito urbano; proyectando obras de macro infraestructura deficitarias en el conjunto, habitacionales; orientadas a actualizar el programa de la vivienda original al nuevo standard de la vivienda social, lo que implica proponer alternativas de rehabilitación des densificada o demolición de conjuntos.

Otro eje del programa es la movilidad habitacional, principalmente orientado a generar soluciones para la salida de las familias del condominio, ya sea a soluciones fuera del conjunto o bien a proyectos a desarrollar en el mismo predio posterior a su demolición y finalmente incorpora algunas acciones orientadas a mejorar las dinámicas de la organización comunitaria.

La gobernabilidad propuesta es una articulación de la Secretaría Regional de Vivienda, quién es el líder del programa, un SERVIU ejecutor, un Municipio patrocinador y un Comité de Regeneración Urbana en que se organiza la comunidad. Las decisiones son aprobadas por una mesa técnica regional, integrada por SEREMI, SERVIU y División de Desarrollo Urbano.

La participación de las familias se encuentra acotada al Comité de Regeneración Urbana, instancia consultiva que no forma parte de las instancias resolutivas, tales como la mesa técnica regional y que tampoco forma parte de los espacios de evaluación de resultados, puesto que estos son acotados a la SEREMI respectiva.

En conclusión, a través del D.S N° 18 no se define un problema público específico, sino que aborda un amplio espectro de problemáticas de los condominios sociales, es una iniciativa de actualización del standard del barrio y de las viviendas, en que su gobernabilidad es principalmente centralizada, no contemplando una participación activa de las familias en la definición de la intervención de la que serán parte en sus barrios y que transformará su experiencia vital.

La formalización de este programa constituye un avance, que esperamos se vaya optimizando en la medida de su implementación. No obstante, ¿estamos ante una política pública validada ante la comunidad o bien sólo actuamos como autoridad?

Trabajos citados

Ministerio de Desarrollo Social: Regeneración de Condominios sociales l.
(15 de Noviembre de 2017).

 

TAGS: #RehabilitaciónUrbana #Vivienda #ViviendaUrbanismo Minvu

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de mayo

Un ghetto donde vive sólo gente pobre, estratificada por su poder de compra. Lejos de todo centro urbano, en la periferia de la periferia. En una ciudad inmensa, donde la conexión con el núcleo se perdió hace tiempo. Si todos esos “pobres” se repartiesen por otras comunas, no tendríamos un ghetto, y ni siquiera serían “pobres”. La pobreza viene dada, entre otras cosas, por el lugar donde se vive. Allí vive gente que por su poder adquisitivo solo pudo “comprar” un espacio en un lugar lejano, depauperado, un lugar barato porque nadie lo quiere. Esa es la política urbana de una autoridad que no tiene políticas. Que sólo reacciona ante los hechos, pero no los conduce ni los anticipa. Y se resuelve, al menos en teoría, de manera muy simple: no favoreciendo guetos, no fabricandolos. En una ciudad inclusiva los pobres y los ricos viven en la misma manzana, en el mismo edificio. En el Paris del siglo XIX, ciudad con mucha pobreza, los ricos arrendaban los departamentos de los primeros pisos de un edificio. Luego, arriba, venía la clase media. Y en los ultimos pisos y buhardillas, los pobres. En Santiago, dos siglos después, los ricos y los pobres viven en comunas diferentes. No sabemos nada porque nunca le hemos dado a nuestras ciudades y a nuestra vida en ellas ninguna importancia, nos creemos una sociedad “rural”, siendo que el 80% y mas de la gente vive en ciudades, pueblos, etc.

31 de mayo

No me extraña que sea centralizada, en Chile las politicas habitacionales además de ser erraticas y preferentemente cuantitativas, son de visión y formulación centralizada, el resultado : ambientes urbanos degradados, peligrosos y tóxicos. Para cambiar todo ello sería bueno que algún día esté allí un ministro urbanista, alguien que sepa que lo que está haciendo, ya esta bueno de colocar ingenieros comerciales, asistentes sociales o abogados, zapatero a tus zapatos dice el dicho, ¿que opinaría el ministerio de salud si el ministro fuera un ingeniero mecánico?.

31 de mayo

La verdad varios ministros han sido urbanistas. El problema no es de profesiones, sino de modelos, puesto que aún no conozco urbanismo integrado o retroaliementado. Es un problema de modelo, en que no se sabe aprender de la experiencia exitosa, por ejemplo Quiero Mi Barrio implementó muy buenos sistemas de co gobernanza territorial de los qué no hemos extraído nada.

05 de junio

No confundamos las cosas, hacer un curso de algunos días o meses no te hace urbanista, como hacer un diplomado en astronomía no te hace astrónomo:
Patricio Aylwin, ministro Ingeniero Civil
Eduardo Frei , ministro Ingeniero Comercial
Ricardo Lagos, ministro Abogado, luego una Arquitecta (única Urbanista especializada)
Michelle Bachelet, ministra Economista
Sebastian Piñera, ministra Ingeniera, luego un Ingeniero Comercial
Michelle Bachelet, ministra Asistente Social
Sebastian Piñera, ministro Abogado

05 de junio

Pero ninguno de los que indicas fue Ministro de Vivienda y Urbanismo, Sonia Tschorne fue ministra entre 2004-2006, Arquitecta, imagino que podemos darle el apelativo de urbanista.

Si, te doy el punto, la mayoría de los Ministros han sido o Abogados o Ingenieros Comerciales (distingo que no todo Ingeniero Comercial es economista), pero el problema del centralismo de las políticas de vivienda y urbanismo, es reflejo de la pugna entre una racionalidad técnica (reflejada en los arquitectos, que no todos son urbanistas por cierto, constructores civiles, ingenieros civiles entre otros) y una racionalidad política, en que la primera impone el principio de que la creación de la ciudad es un problema de expertos, mientras que la segunda cree que sólo a través de la imposición de principios de poder se desarrolla. Mientras no entendamos que cualquier construcción de la ciudad tiene elementos técnicos orientadores, es una construcción social y con ello política, por lo que para romper este centralismo es necesario reconocer al “urbanismo ante todo como una práctica política técnicamente asistida” F. Indovina.

Saludos.

06 de junio

En mi opinión, los urbanistas o las autoridades están llamados a tomar decisiones. Resulta dificil pensar en una avenida que no haya sido diseñada o pensada por alguien. Se dice de los directores de cine que son: personas que saben rodearse de gente que sabe un poco más que ellos en cada tema en particular. De la misma forma, los alcaldes deben ser personas que sepan hacerse asesorar y valorar el conocimiento, las buenas opiniones, etc. El urbanismo no puede ser solo un tema politico, economico, “de gestion”, no es eso. Es tambien un tema de diseño. Hace decadas que no surge en Santiago ninguna: avenida, plaza, perspectiva, eje, parque, etc. Se trata de decisiones que las toma alguien, en base a un plan o vision mas amplia. El tomar decisiones solo en base a lo que la gente pide o necesita produce soluciones o acciones dispersas. La gracia de las autoridades es que sepan: interpretar y recoger las necesidades y el sentir de la gente; para a la vez elaborar una respuesta integrada. Por lo mismo, tal vez no es importante que las autoridades sean urbanistas, arquitectos, pero sí deben hacerse asesorar por personas que lo sean o sepan del tema; y tambien interesarse y valorar la temática. Lo que no puede haber es alcaldes con desprecio hacia el urbanismo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Esas piñericosas que protege la vocera, no son ni más ni menos que la ayuda para encubrir al machista que el gobierno posee y lleva en sí, y que buscan sea amable. La vocera trata de ocultar esos rasgos ...
+VER MÁS
#Política

El chiste machista de Piñera y la defensa de su discurso

Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada
+VER MÁS
#Sociedad

El dedo en la yaga, la supremacía del yo o la extinción de la empatía

Popular

Quienes no entiendan que este joven es producto de un abandono total por parte de las instituciones del Estado y la sociedad civil hablan desde una superioridad moral violenta, con una miopía recalcitrante ...
+VER MÁS
#Ciudad

Narcotráfico y violencia: Un problema estructural

Sería ingenuo pensar que la construcción de estos conceptos proviene de la mera ignorancia de quienes los emiten, cuando en verdad son productos de falacias interesadas que buscan ganar un espacio en la d ...
+VER MÁS
#Género

El vocabulario de la discriminación

Las escuelas existen para reproducir las desigualdades sociales; por lo tanto, el mejor predictor del futuro de un niño es el estatus económico de sus padres, más que los logros académicos y la intelige ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Currículum Oculto y la perpetuación del poder socioeconómico

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)