#Ciudadanía

Nosotros no bombardeamos

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Propia


El plebiscito es la oportunidad más importante desde el regreso a la democracia de comenzar a arreglar lo malo y mantener lo bueno

Llegamos a un punto incomparable. El 18-O y los meses posteriores reflejan una sociedad que necesita cambios. Desde mi punto de vista, consciente o inconsciente, la mayoría de las personas se siente identificado con las siguientes ideas:

a- Hay una idea vacía y repetitiva señalante de un estatus económico en Chile que no es tal. Economía significa “norma del hogar”. Se usaba para referirse a la hacienda doméstica, a eso que llamamos familia y a su esfuerzo para sobrevivir materialmente. La idea era ordenar los hogares. En Chile estos están sobreendeudados, desordenados, cautivos porque deben caer en la trampa del crédito. Un 73,5% de los hogares presenta algún tipo de deuda (1) La economía no debía tratarse de que tan fácil para una multinacional es instalarse para monopolizar pero para nuestros economistas la economía ya no significa “la norma del hogar”, si no “la norma de la empresa capitalista” (2).

b- Crisis de normas sociales. Hay un discurso instalado en Chile de que el esfuerzo individual encontrará si o sí un resultado positivo. Un retorno satisfactorio. Los números darán. Puede ser verdad, pero los voceros de este discurso, creo yo, son los que rebalsan el vaso. Piñera es un ejemplo. Una persona-personaje. Pillo, mentiroso, evasor. innumerables faltas a las normas sociales que ha cometido y luego apunta a otros. Instituciones y élites nos obligan a cumplir reglas que ellos no cumplen. Mayol (2019) lo llama “desequilibrio normativo”. Esto es la existencia estructural y de consecuencias relevantes de diferencias en las pautas que se deben seguir. Piñera puede evadir, usted no. Las élites pueden robar, usted no. SQM, Milicogate, Pacogate, colusiones, Isapres, Martín Larraín, puente Cau Cau son por nombrar algunos, ejemplos del desequilibrio. (3)

En el contexto de este movimiento, a los días o semanas del 18-O escuchamos “Ya entendimos, ya los escuchamos”; “Ya tenemos una gran agenda social, ya hay una pauta que seguir”; “Ya podemos volver a la normalidad”. Busque el sector político de este tipo de declaraciones y pregúntese qué podrían haber entendido o qué tipo de agenda podrían haber desarrollado. Busque qué sector legisla sagradamente en contra de que el agua sea declarada como un bien público; no se opone al lucro en la educación; quién se opone a que redactemos nosotros mismos cómo debemos ordenarnos; quién menospreció a los cabildos de Bachelet; quién se opuso a la “Asamblea Constituyente chica” de Recabarren desde las bases sociales. Principalmente hemos tenido 3 constituciones impuestas a la fuerza (1833, Portales; 1925, Alessandri; 1980 Pinochet). No fueron nuestra voluntad, fueron redactadas por grupos pequeños representantes de una oligarquía con apellido. Peor aún, era oligarquía corto-plasista “mercantil financiera”, aburguesada. No es oligarquía industrial. Las mayores fortunas de Chile son distribuidores de productos que otros producen o son explotadores de materias primas. No hay diversificación de la producción, no hay fomento al desarrollo de la productividad. (4) Recomiendo leer a Gabriel Salazar.

Acá entro al punto central que quiero comunicar:

Tenemos un sistema político en su mayoría inútil, añejo y tramposo. Quienes quieren hacer las cosas bien, representar a quienes los eligieron, hacer política limpia, se ven impedidos por unos pocos. Guzmán lo decía claro: cuando no esté al mando su sector, los cambios se verán impedidos con los votos de una minoría. Maravillosamente, por primera vez, podemos hacer algo al respecto. El plebiscito es la oportunidad más importante desde el regreso a la democracia de comenzar a arreglar lo malo y mantener lo bueno. Tenemos la oportunidad de asegurar a través del texto fundamental de la nación los acuerdos relevantes y derechos básicos que una minoría quiere acaparar para ellos.

Destaco que, al igual que cualquier persona, no soy imparcial. Escribo desde mi visión e ideales. Me considero de izquierda. Yo no habría firmado el Acuerdo, ya que se hizo sin la ciudadanía, sin discusiones fundamentales sobre pueblos originarios o participación femenina. Sin embargo, dentro del contexto, lo esencial es participar de las oportunidades que se crean. Tenemos que ser capaces de armar consensos y discutir con quien no piensa como nosotros. Este Acuerdo es el contexto y en él debemos triunfar. En esas reglas. Nosotros no bombardeamos para lograr las cosas.

Como dice Jadue. Nacimos en un lugar y tiempo que no escogemos, con padres que no escogemos y desde que nacemos y nos desarrollamos nos meten ideas en la cabeza que tampoco escogemos. Podemos llegar a pensar que bienaventurados son los pobres y de muertos los vamos a recompensar o que hay guerras santas. Incluso que los pobres son pobres porque son flojos. En algún momento uno decide si cuestionar si lo que nos han enseñado calza con lo que vemos. En ese momento nacemos de nuevo. Vivir como uno piensa y no pensar como uno vive. Ese momento para algunos puede ser ahora.

TAGS: #ChileDespertó #Democracia #PlebiscitoConstitucional #ProcesoConstituyente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
J.A.

25 de Marzo

Estimado, es un asunto de visiones y de creencias, al asumir una ideología uno se compra lo que esa ideología a construido y se transforma en un soldado. Si realmente fuéramos personas buenas, gente recta y que nos interesen genuinamente los otros , y además no les intentemos imponer por engaño, por la fuerza o por cualquier otra vía nuestras utopías, ni siquiera necesitaríamos una constitución. Si lo pensamos bien, no nos echaron del paraíso, nosotros lo destruimos cada día.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

Nuevos

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad