#Ciudadanía

¡No en mi jardín!

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La democracia se fortalece cuando todos tenemos participación en ella, y no sólo nos referimos a la participación electoral ya bastante mermada, sino a la acción en lo público. Hemos crecido en una sociedad donde lo privado es lo primordial y cambiar el esquema lleva su tiempo.

¿Hasta dónde estamos dispuestos a comprometernos por aquello que expresamos desear? Es recurrente escuchar, incluso de nosotros mismos, las quejas frente al sistema, las empresas, los servicios de diverso tipo, pero a la hora de poner algo de nuestro esfuerzo para que las cosas mejoren, comenzamos a corrernos, comenzamos a decir: bueno, lo que pasa es que ahora no puedo, no tengo, etc. Somos de los que decimos: NO EN MI JARDÍN.

Un ejemplo muy concreto es el de la telefonía móvil. A ninguno de nosotros nos gusta cuando se nos va la señal, cuando eso que nos prometieron en la banda ancha no se cumple, pero ¿cuántos queremos tener una antena de celular en la esquina de nuestras casas?

La complejidad del asunto al que me refiero, plantea problemas para las decisiones públicas, a la inversión de las empresas privadas y los ciudadanos de a pie que nos sentimos vulnerados en nuestros derechos.

Cambiemos el sistema, pero que lo hagan otros. ¿Solución? Pienso que para avanzar en destrabar estas cuestiones, se requiere al menos dos cosas:

1. Educación ciudadana: Si no somos capaces de educarnos en la responsabilidad pública y comunitaria, en entender que los problemas son de todos y nos afectan a través de diversas vías a todos, nos daremos contra la pared.

2. Participación ciudadana real: Hay quienes creen que la participación consiste en invitar a un grupo de gente, por lo general afín a mis intereses, para pedirles una lluvia de ideas y luego sintetizar en un papelógrafo las conclusiones, ¡listo!, ya tenemos participación. Claramente no ha resultado así. Debemos ser capaces de crear espacios ciudadanos, comunitarios, de participación real. ¿Cómo es que sabremos si la participación es real o no? Lo sabremos cuando las decisiones que tomamos se convierten en acciones y afectan al conjunto de personas involucradas.

Las tareas propuestas no son fáciles de llevar a cabo, tampoco son inmediatas y menos aún son baratas. Entonces se requiere esfuerzo, trabajo, voluntad y dinero. La democracia se fortalece cuando todos tenemos participación en ella, y no sólo nos referimos a la participación electoral ya bastante mermada, sino a la acción en lo público. Hemos crecido en una sociedad donde lo privado es lo primordial y cambiar el esquema lleva su tiempo, pero hay opción, se pueden hacer las cosas diferentes, cuando se tiene la voluntad de hacerlo.

Los discursos promueven visiones, pero no se harán parte de nuestras vidas si no comprendemos lo importante que es involucrarnos en ellas. De no avanzar vendrá la desilusión y la frustración, porque cuando queremos promocionar un cambio, hay muchos dispuestos apoyarte vía redes sociales, incluso en la calle, pero cuando los cambios deben producirse en tu propio círculo, y afectan a tus propios intereses, allí es cuando saltan los resortes de la cultura individual, de lo privado, del egoísmo y decimos: ¡Sí claro, adelante, pero NO EN MI JARDÍN!

——–

Foto: Marco Gomes / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes