#Ciudadanía

No + discriminación sexual en Chile

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy, 17 de mayo 2012, se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia y Transfobia, fecha instituida por organizaciones de la diversidad sexual celebrando la eliminación en 1990 de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, se trata de una conmemoración a medias, pues a la fecha, la transexualidad aún es parte de los manuales de psiquiatría donde se la define como “trastorno de la identidad sexual”.

El término homofobia hace referencia a la aversión, al pánico, según la etimología del griego fobos, al rechazo obsesivo contra hombres y mujeres homosexuales o lesbianas, incluyendo bisexuales o transexuales e incluso, rechazo de todos aquellos que aún sin serlo, parezcan. Carlos Monsivais, fallecido escritor mexicano que vivió su homosexualidad reservadamente, señalaba que la principal conquista de los grupos gays era la visibilidad de la “homofobia” como categoría denunciante. Una particular visibilidad que no sólo es palabra y denuncia militante. Hoy alrededor de 80 países en el mundo criminalizan la homosexualidad y condenan los actos sexuales entre personas del mismo sexo con penas de prisión, algunos países, incluso, mantienen para estos casos la pena de muerte.

En Chile la homofobia institucionalizada se conoce desde la colonia cuando se castigaba legalmente la sodomía, popularmente conocida como “pecado nefando”. El mismo pecado que intentó ahogar Carlos Ibáñez del Campo en los años 50 cuando ordenó “fondear” a un grupo de homosexuales en las frías aguas de Valparaíso o cuando la prensa sensacionalista inventó nombres de famosos homosexuales “muertos” en el fatídico incendio de la disco gay Divine en los años 90. En los 80, Mónica Briones, artista y lesbiana asumida en su diferencia sexual, falleció ferozmente pateada por un agente de la CNI cerca de Plaza Italia. En nuestros días y cada noche, compañeras travestis son brutalmente golpeadas, algunas asesinadas, llamando poco o nada la atención de la prensa. En contraste, recientemente, el caso del joven homosexual, Daniel Zamudio, golpeado y torturado por un grupo de neonazis, repuso violentamente la homofobia en la palestra pública.

Buscando castigar la discriminación -primer paso a la homofobia- hace unos días se aprobó en el parlamento chileno la polémica Ley Antidiscriminación. Si bien la ley es un avance, “ahora somos una realidad humana” decimos irónicamente, la legislación aborda sólo aspectos punitivos y no contempla acciones afirmativas que se sumen a bienvenidos actos reparatorios a las víctimas de discriminación arbitraria. La Ley Antidiscriminación actuará -esperamos- como un factor intimidante frente a los actos de discriminación arbitraria, pero no previene ni apunta a lo fundamental que es la educación en la diversidad. La Ley solo castiga y creer que por la sola existencia de un castigo monetario – legal se suprimirá la discriminación sexual en Chile es no entender los procesos culturales y sociales de un país. Representa un avance porque -simbólicamente- instala la no discriminación como un valor social que debe ser protegido, pero habrá que ver cómo opera en la realidad. Todo queda en manos de los jueces de letras que determinarán si hubo un acto discriminatorio arbitrario. El proceso se anuncia engorroso, complejo y dificultoso en su actuar, particularmente pensando que si no se prueba la denuncia, serán los denunciantes los que deben pagar, más pareciendo una acción amenazante que protectora. Del mismo modo, pensando en los jueces, después del actuar de la justicia chilena en el caso de Karen Atala y sus hijas, debemos dudar de la valoración y respeto a la diversidad sexual.

Si bien se señala que el Estado debe elaborar e implementar las políticas destinadas a garantizar a toda persona, sin discriminación arbitraria, el goce y ejercicio de sus derechos y libertades reconocidos por la Constitución Política de la República, las leyes y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes, no establece una institucionalidad pública que garantice y promueva la no discriminación. Si no se educa en el respeto a la diversidad, si no se previene la discriminación, la Ley será letra muerta. Tan muerta nace la Ley que, pese a que señala que los organismos del Estado deben elaborar políticas que garanticen la no discriminación, el alcalde de Providencia, ex coronel e integrante de la DINA, Cristián Labbé, critica la Ley Antidiscriminación por “discriminadora”, señalando de modo amenazante que en su municipalidad “los homosexuales no pueden andar de la mano”.

Más polémico y lamentable fue lo ocurrido en la Cámara de Diputados. El martes 8 de mayo de 2012 se votó la Ley Antidiscriminación con 90 votos a favor, 16 en contra y 3 abstenciones. No llamó la atención los votos adversos de parlamentarios contrarios a los derechos de homosexuales, lesbianas y trans, entre ellos los UDI María Angélica Cristi, José Antonio Kast o Enrique Estay. Si resultó curioso, alarmante y contradictorio el voto negativo de Miodrag Marinovic, independiente por Magallanes, diputado reconocido por líderes de la comunidad gay como parte de la “diversidad sexual”. A la fecha, Marinovic no ha explicado por qué votó contra la Ley Antidiscriminación. No se puede votar públicamente contra la protección de derechos y/o deseos que privadamente se practican.

Una vez muerta Mónica Briones, nació en su memoria la agrupación de lesbianas feministas Ayuquelén. Hoy, para muchas y muchos, para Mónica y Daniel, la Ley Antidiscriminación llegó tarde, muy tarde.

* Víctor Hugo Robles es periodista, activista y apóstata, conocido como “El Che de los Gays”, autor de “Bandera Hueca, Historia del Movimiento Homosexual de Chile”.

————

Foto: 28 de junio de 1995, Pedro Lemebel y Víctor Hugo Robles, encabezando manifestación del MOVILH con un lienzo que rezaba: “SOMOS UNA REALIDAD HUMANA”. Registro: Álvaro Hoppe.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Pretty

17 de Julio

b7Manuel, a mi me encanta que la gente se queje. O mejor no, non me gusta (y aqued me estoy qdeajnuo :D). 😀 recuerdo que me conte1bais Sole y tfa del campamento de verano; sereda de pensar que casos ased sean aislados. Quize1s, ojale1, las voces que se han levantado en nuestro colegio fueran sf3lo una minoreda, aunque ruidosa.b7Jose9, muchas gracias por tus palabras. Estoy pensando si enviar un mensaje de apoyo a la directora (no es responsable directamente pero sed representa a la institucif3n escole1stica), a delegacif3n e incluso a la empresa de catering (comentando tambie9n que9 cosas sed espero vayan arreglando). Es tan importante criticar como apoyar.b7Eugenia, de veras que tenemos que quedar con tranquilidad 🙂 Gracias.b7Fer, llamarla obsesif3n es una hipe9rbole meda. Digamos que me interesa mucho cf3mo llega la comida a nuestras mesas es un intere9s hacia la cocina que incluye tambie9n economeda, medioambiente, sociologeda Con eso quiero decir que no es sf3lo un intere9s gourmet’, elitista. Quiero saber que9 me meto en la boca y que9 conlleva eso; no es algo que echo en cara a nadie, aunque sed me gustareda que hubiera me1s y mejor informacif3n acerca de estas cosas.Gracias por los cumplidos, eres un credtico genial!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

La confianza de los brasileños en la democracia se ha visto seriamente dañada por la corrupción, la desigualdad y la inseguridad, socavando la representatividad de las instituciones políticas
+VER MÁS
#Política

Bolsonaro desploma a derecha tradicional brasileña

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No se puede ver de forma aislada lo que sucede en Nicaragua. Para comprender lo que sucede en América Latina, no podemos observar la situación política de cada país de forma de forma aislada
+VER MÁS
#Internacional

Nicaragua: Mitos y construcción popular de la realidad en Latinoamérica

Tiempos donde tu derecho a pataleo está constreñido por las “nuevas verdades” (¿o posverdad?), nuevas verdades que se han construido en forma “express” y que en poco tiempo han conseguido una est ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tiempos Modernos

Popular

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

El fascismo es sumamente ágil en canalizar los instintos más bajos de las masas: el odio a lo diferente, el miedo, el paternalismo, anti-elitismo, y sobre todo un odio profundo a los intelectuales
+VER MÁS
#Internacional

El fascismo del siglo XXI