#Ciudadanía

Nada de pasos al costado

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Abstraer la justicia de la política resulta cuando menos una idea aberrante. Si consideramos la política como la actividad tendiente hacia la consecución del bien de las sociedades humanas y dejamos la justicia de lado por ser “inapropiada”, entonces estamos hablando de un ideal vil y abyecto, que no creo sea en absoluto inspiración y motor de los movimientos sociales que vemos.

A propósito de la marcha estudiantil realizada en Santiago el 11 de Abril (las del resto del país no le importan a nadie, según se desprende de la cobertura mediática), don Eugenio Tironi fue entrevistado en el programa Resumen Ejecutivo de CNN Chile donde analizó brevemente el movimiento estudiantil.

Afirma Tironi que “la política no es el reino de la razón, no es el reino de la justicia, no es el reino de los expertos en políticas públicas, no es nada de eso”. Le encuentro absoluta razón si se estaba refiriendo a nuestra política, a la chilena, aquella en que impera la sinrazón y el sinsentido, la que ha cambiado la justicia por las leyes, aquella que es el reino de los inexpertos en todo, excepto en componendas propias de trabajadores mediocres ocupados en preservar sus empleos.

En el debate que se produce a diario en las redes sociales se puede advertir claramente la confusión que existe entre la política y los políticos pues, tal como afirma el filósofo español Fernando Savater, “política es una palabra a la que atribuimos tantos significados que cuesta ya definirla”. Estamos confundiendo la política con los indeseables personajes que hoy la ejercen. De allí que concuerde con Tironi en que en nuestra política no prima la razón ni la justicia y, además, carece de expertise, como de tantas otras virtudes para no exagerar y decir todas. Tal es el desencanto de la juventud y comparto conellos la arcada que les produce.

Pero esta noción de la política no tiene nada que ver con el invento griego.

Tironi afirma además que “así como en los negocios hablar de justicia es inapropiado, en política hablar de justicia es inapropiado”. De lo primero pocas dudas caben; es inapropiado para nuestra clase empresarial tener en consideración la justicia a la hora de maximizar utilidades, sobre todo si esta no es una partida de los Estados de Resultados. Injusto es que se vean obligados a pagar impuestos, pero ese es otro tema.

Sin embargo, abstraer la justicia de la política resulta cuando menos una idea aberrante. Si consideramos la política como la actividad tendiente hacia la consecución del bien de las sociedades humanas y dejamos la justicia de lado por ser “inapropiada”, entonces estamos hablando de un ideal vil y abyecto, que no creo sea en absoluto inspiración y motor de los movimientos sociales que vemos. (Y tampoco creo que haya sido lo que Tironi quiso decir).

Volviendo al título de este artículo, dijo Eugenio Tironi que los jóvenes quieren “algo nuevo, esta generación tiene que hacerse un lado, esta generación por razones biológicas ha ido perdiendo su capacidad para soñar, para pensar que es posible que haya un mundo distinto al que ella misma creó con tanto esfuerzo”. Comprendo que su lucha de tantos años le deba tener fatigado pero, en lo que a mí respecta, a mis 57 años, esta pelea me entusiasma, me vigoriza y no veo razón alguna para “hacerme un lado”. Todo lo contrario, creo que no hay mejor momento que este para ser partícipe.

Si nuestra generación sigue el consejo de Tironi, en vez de haber conseguido en los afanes de la vida el ideal de llegar al fondo de las cosas se habrá ido apique en la desidia, cometiendo la imprudencia de retirarse indignamente a su poltrona para refocilarse en el deber ciudadano supuestamente cumplido. No se da paso a las nuevas generaciones, como se acostumbra llamar a los jóvenes, abandonándolos en el Estado que propiciamos para ellos. Lo mínimo es acompañarlos, soñar con ellos.

Desconozco las fuentes de Tironi para señalar que he perdido mi capacidad de soñar por “razones biológicas”; debo estar enfermo ya que sigo soñando con un mundo, si no distinto, mejor del que he vivido hasta ahora.

No sueño con una educación gratuita ya que eso es un tema estructural y habrá que modificar las bases de nuestro Estado que permitieron llegar a la barbarie quetodos conocemos. Creo que hay mucha gente soñando y actuando para ello. Yo sueño y busco una vida buena, sueño con una educación buena, destinada a la formación de ciudadanos y no la fábrica de embutidos que tenemos hoy, impelidos a la producción y obtención de bienes, uniformados e instruidos para desfilar como un ejército detrás del éxito y aterrorizados de fracasar en la vida, sin saber qué significa exactamente ni lo uno ni lo otro. Sueño con la formación de seres conscientes y capaces de afrontar las grandes preguntas de la filosofíasin esconder la cabeza, con personas que privilegien el conocer para afrontar el mundo y cuyas nociones básicas para tal fin le sean entregadas a la par, cuando menos, de la formación de destrezas productivas. Sueño con que primero seles ayude a ser personas, luego ciudadanos y, al final, el oficio.

El 23 de marzo el movimiento Revolución Democrática invitó al Taller de Formación de Participación Ciudadana. Algo se está haciendo y me resulta dramático y hasta vergonzoso ver que esto surgió de los propios jóvenes y no de la generación queTironi invita hoy a dar un paso al costado. Yo me quedo, creo que puedo ayudaren algo.

Reconozco que Tironi me dejó inquieto. Tal vez por “razones biológicas” ya no debería soñar. Quizá deba ir al médico antes de seguir escribiendo.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Nuevos

La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad