#Ciudadanía

Movimientos ciudadanos y legitimación de sus organizaciones

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
El nuevo y reciente protagonismo alcanzado por los ciudadanos y sus organizaciones, alentado y visibilizado por la oposición a los proyectos hidroeléctricos de Hidroaysén  y a las políticas universitarias del actual Gobierno, constituye una gran oportunidad para que las organizaciones sociales que encabezan estos procesos den un paso más en su desarrollo: rendir cuenta de sus métodos, objetivos y fuentes de financiamiento, sobre todo cuando entre los críticos de las organizaciones del sociedad civil se enarbola el argumento sobre “su oscuro financiamiento”. No sólo se lo deben a quienes los han seguido con entusiasmo y esperanza, sino además, lo necesitan para fortalecer sus propias capacidades de convocatoria. 
 
La representatividad y masividad que han alcanzado los movimientos expresan un malestar que trasciende a la conservación de nuestro patrimonio ambiental y al financiamiento de las universidades públicas.  Ambas demandas son, por cierto, fundamentales, pero subyace a ellas una aspiración mayor, una vocación  ciudadana de incidir en las decisiones públicas.
 
El anhelo de satisfacer demandas sociales significa, en este caso, nada menos que desafiar intereses particulares y participar en la construcción de una democracia desarrollada.  Lo anterior adquiere aún mayor significación, cuando constatamos la ausencia de los partidos políticos, a quienes  de seguro los manifestantes no echan de menos.  No hay cabida para el partidismo –al menos en su forma actual-, aunque sí la hay para la Política con mayúscula, aquella capaz de vincularse con la ciudadanía, conducirla y expresar sus intereses a través de políticas públicas, leyes y programas. 
 
Ciertamente no están cerradas las puertas a los únicos instrumentos que conoce la Democracia para representar a las personas: los partidos políticos. Pero el “santo y seña” para el ingreso es  recuperar la capacidad de expresar a la ciudadanía.
 
Mientras tanto, los movimientos cuentan con la simpatía de una abrumadora mayoría en la opinión pública, según lo revelan todas las encuestas.  En suma, es un fenómeno altamente legitimado, con un impresionante poder de convocatoria y una autonomía a toda prueba.
 
La pregunta es si posee sostenibilidad y auténtico potencial de incidencia. Detrás de esa duda laten dos peligros: uno es la violencia de unos pocos que de manera oportunista aprovechan la efervescencia para cometer  tropelías y que terminan opacando el protagonismo ciudadano. Otra, la real capacidad de las organizaciones sociales para honrar la confianza que le ha dado el movimiento social. 
 
Allí es  donde se juega la responsabilidad de las organizaciones sociales e instituciones sin fines de lucro. Las asociaciones que encabezan las manifestaciones, así como otras cientos de instituciones consagradas a fines sociales, estamos llamadas a preservar los más altos niveles de transparencia.
 
Precisamente porque la ciudadanía deposita en nosotros sus expectativas de aportar al bien común, no puede bastarnos con  la masividad y dinamismo de este movimiento. Tenemos que responder a su confianza, y también a la de nuestros cooperantes fortaleciendo nuestras instituciones, modernizando nuestros mecanismos de gestión y abriéndonos al escrutinio público, mediante criterios más exigentes de rendición de cuentas y de transparencia.
————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

08 de junio

Bla, bla, bla, bla … …

¿Tú crees que la ciudadanía puede incidir en las políticas públicas?…
¿A la cuenta de cuántas marchas y destrozos?…

¿Efectivamente hay cabida para la Política con mayúscula, aquella capaz de vincularse con la ciudadanía, conducirla y expresar sus intereses a través de políticas públicas, leyes y programas?.
¿Dónde viste esa película?…

¿De verdad no están cerradas las puertas a los únicos instrumentos que conoce la Democracia para representar a las personas, esto es, los partidos políticos.?…
De hecho… ¿A qué te refieres con la palabra «Democracia» y a qué cosa con la expresión «representar a las personas»?…
¿Tú piensas que los partidos representan a las personas?…
Y qué es «recuperar la capacidad de expresar a la ciudadanía.»
¿Expresarle qué cosa?…

Si la ciudadanía deposita su confianza en las organizaciones, no veo de qué sirva que modernicen sus mecanismos de gestión y su apertura al escrutinio público, mediante criterios más exigentes de rendición de cuentas y de transparencia… Eso siempre lo debieran estar haciendo y seguramente esto se ha pensado en el pasado y ¿de qué se supone que ha servido?…

klgfgkdfklgjdfkl

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?