#Ciudadanía

Movimientos ciudadanos y legitimación de sus organizaciones

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
El nuevo y reciente protagonismo alcanzado por los ciudadanos y sus organizaciones, alentado y visibilizado por la oposición a los proyectos hidroeléctricos de Hidroaysén  y a las políticas universitarias del actual Gobierno, constituye una gran oportunidad para que las organizaciones sociales que encabezan estos procesos den un paso más en su desarrollo: rendir cuenta de sus métodos, objetivos y fuentes de financiamiento, sobre todo cuando entre los críticos de las organizaciones del sociedad civil se enarbola el argumento sobre “su oscuro financiamiento”. No sólo se lo deben a quienes los han seguido con entusiasmo y esperanza, sino además, lo necesitan para fortalecer sus propias capacidades de convocatoria. 
 
La representatividad y masividad que han alcanzado los movimientos expresan un malestar que trasciende a la conservación de nuestro patrimonio ambiental y al financiamiento de las universidades públicas.  Ambas demandas son, por cierto, fundamentales, pero subyace a ellas una aspiración mayor, una vocación  ciudadana de incidir en las decisiones públicas.
 
El anhelo de satisfacer demandas sociales significa, en este caso, nada menos que desafiar intereses particulares y participar en la construcción de una democracia desarrollada.  Lo anterior adquiere aún mayor significación, cuando constatamos la ausencia de los partidos políticos, a quienes  de seguro los manifestantes no echan de menos.  No hay cabida para el partidismo –al menos en su forma actual-, aunque sí la hay para la Política con mayúscula, aquella capaz de vincularse con la ciudadanía, conducirla y expresar sus intereses a través de políticas públicas, leyes y programas. 
 
Ciertamente no están cerradas las puertas a los únicos instrumentos que conoce la Democracia para representar a las personas: los partidos políticos. Pero el “santo y seña” para el ingreso es  recuperar la capacidad de expresar a la ciudadanía.
 
Mientras tanto, los movimientos cuentan con la simpatía de una abrumadora mayoría en la opinión pública, según lo revelan todas las encuestas.  En suma, es un fenómeno altamente legitimado, con un impresionante poder de convocatoria y una autonomía a toda prueba.
 
La pregunta es si posee sostenibilidad y auténtico potencial de incidencia. Detrás de esa duda laten dos peligros: uno es la violencia de unos pocos que de manera oportunista aprovechan la efervescencia para cometer  tropelías y que terminan opacando el protagonismo ciudadano. Otra, la real capacidad de las organizaciones sociales para honrar la confianza que le ha dado el movimiento social. 
 
Allí es  donde se juega la responsabilidad de las organizaciones sociales e instituciones sin fines de lucro. Las asociaciones que encabezan las manifestaciones, así como otras cientos de instituciones consagradas a fines sociales, estamos llamadas a preservar los más altos niveles de transparencia.
 
Precisamente porque la ciudadanía deposita en nosotros sus expectativas de aportar al bien común, no puede bastarnos con  la masividad y dinamismo de este movimiento. Tenemos que responder a su confianza, y también a la de nuestros cooperantes fortaleciendo nuestras instituciones, modernizando nuestros mecanismos de gestión y abriéndonos al escrutinio público, mediante criterios más exigentes de rendición de cuentas y de transparencia.
————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de Junio

Bla, bla, bla, bla … …

¿Tú crees que la ciudadanía puede incidir en las políticas públicas?…
¿A la cuenta de cuántas marchas y destrozos?…

¿Efectivamente hay cabida para la Política con mayúscula, aquella capaz de vincularse con la ciudadanía, conducirla y expresar sus intereses a través de políticas públicas, leyes y programas?.
¿Dónde viste esa película?…

¿De verdad no están cerradas las puertas a los únicos instrumentos que conoce la Democracia para representar a las personas, esto es, los partidos políticos.?…
De hecho… ¿A qué te refieres con la palabra “Democracia” y a qué cosa con la expresión “representar a las personas”?…
¿Tú piensas que los partidos representan a las personas?…
Y qué es “recuperar la capacidad de expresar a la ciudadanía.”
¿Expresarle qué cosa?…

Si la ciudadanía deposita su confianza en las organizaciones, no veo de qué sirva que modernicen sus mecanismos de gestión y su apertura al escrutinio público, mediante criterios más exigentes de rendición de cuentas y de transparencia… Eso siempre lo debieran estar haciendo y seguramente esto se ha pensado en el pasado y ¿de qué se supone que ha servido?…

klgfgkdfklgjdfkl

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Este nuevo pacto debe sustentarse en el diálogo respetuoso en el que los diferentes actores validos establecen compromisos de acatamiento de los acuerdos.
+VER MÁS
#Política

Medidas urgentes que el Gobierno debe adoptar en La Araucanía

Vivimos tiempos de rupturas. Todo lo que tenemos es cambiante y con fecha de caducidad no muy lejana, en comparación con las estructuras fijas del pasado. Quizás esa volatilidad nos mantiene ansiosos y es ...
+VER MÁS
#Sociedad

La filosofía necesita tiempo

Habían barrido con insultos, amenazas, golpizas y cualquier acción violenta casi con todas las áreas donde vivían inmigrantes, homosexuales, negros, judíos, árabes y opositores a sus ideales de pureza ...
+VER MÁS
#Cultura

Cabezas de maní

Los y las docentes de Chile merecemos un trato digno; tenemos el respaldo de nuestro trabajo y de nuestra profesión, una de las pocas que, en un mundo obsesionado por cuestiones materiales, sigue poniendo ...
+VER MÁS
#Sociedad

A dignificar la labor docente

Nuevos

Este nuevo pacto debe sustentarse en el diálogo respetuoso en el que los diferentes actores validos establecen compromisos de acatamiento de los acuerdos.
+VER MÁS
#Política

Medidas urgentes que el Gobierno debe adoptar en La Araucanía

Vivimos tiempos de rupturas. Todo lo que tenemos es cambiante y con fecha de caducidad no muy lejana, en comparación con las estructuras fijas del pasado. Quizás esa volatilidad nos mantiene ansiosos y es ...
+VER MÁS
#Sociedad

La filosofía necesita tiempo

Habían barrido con insultos, amenazas, golpizas y cualquier acción violenta casi con todas las áreas donde vivían inmigrantes, homosexuales, negros, judíos, árabes y opositores a sus ideales de pureza ...
+VER MÁS
#Cultura

Cabezas de maní

Los y las docentes de Chile merecemos un trato digno; tenemos el respaldo de nuestro trabajo y de nuestra profesión, una de las pocas que, en un mundo obsesionado por cuestiones materiales, sigue poniendo ...
+VER MÁS
#Sociedad

A dignificar la labor docente

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado

Nadie discute la importancia vital de la presencialidad y sus virtudes, todos sabemos que debemos volver a ella lo antes posible, pero no a cualquier costo y sin importar las condiciones para que ella sea s ...
+VER MÁS
#Educación

1 de Marzo: clases presenciales e industria educacional

Los globos tienen que terminar en algún lado y habitualmente es en alguno de esos grandes vertederos de basura que llamamos mares y océanos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sobre los inocentes globos