#Ciudadanía

Momentos decisivos del Parque Cultural de Valparaíso “Ex Cárcel”

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Lo que las organizaciones postulan es que se retome el proyecto original de la Ex Cárcel, esto es: la construcción conjunta entre Estado y ciudadanía de un proyecto cultural. Para que ello se concrete no basta con que las organizaciones de base tengan un tercio de los miembros del directorio, como ocurre ahora, sino que es necesario que uno de los puestos ejecutivos del Parque Cultural sea elegido por los trabajadores culturales porteños, en forma amplia y participativa.

Especialmente preocupados quedaron quienes se vincularon a las históricas organizaciones que dieron vida a este emblemático proyecto. Y no es para menos. Por tres años esperaron que se acabara el gobierno del derechista Sebastián Piñera quien instaló al curador Justo Pastor Mellado como director general del Parque Cultural, decisión que fue ratificada por el directorio en el que la derecha contaba con mayoría.

Justo Pastor Mellado expresó en diciembre de 2011 en una reunión del recién constituido directorio del Parque Cultural, que “las organizaciones históricas de la Ex Cárcel no tienen el estándar de calidad necesario para ser parte del nuevo Parque Cultural de Valparaíso”. Así no más: el recién llegado quería marginar de un sopetón a quienes habían hecho el trabajo sucio y duro, y él, el elegido, el dedo gordo, el iluminado, determinaba que los “andrajosos” artistas no eran merecedores del privilegio de su propia obra.

Afortunadamente esta afirmación fue categóricamente rechazada por el vocero de la Corporación Parque Cultural Ex Cárcel, Francisco Marín, quien in situ exigió respeto por los trabajadores culturales y que se reservara un espacio en la programación del parque a las organizaciones por él representadas. Fue así, peleando, que estas organizaciones pudieron entrar y ser parte de la programación de apertura del lugar. Las actividades introducidas por estos a la programación fueron el “Encuentro de teatro porteño independiente” y el “Festival internacional de espectáculos de calle invasión callejera”, ambas actividades un éxito de público y de calidad artística.

Las organizaciones históricas de la Ex Cárcel y muchas otras, nunca más fueron consultadas respecto de la programación. Ni siquiera el directorio lo ha sido. La gestión de Mellado no es resultado de un proceso participativo ni obedece a la línea de gestión elaborada durante 15 meses de trabajo -entre diciembre de 2008 y marzo de 2010- entre las organizaciones de la Ex Cárcel y otros entes ciudadanos, artísticos y de derechos humanos, en mesa que fue presidida por la entonces ministra de cultura, Paulina Urrutia. Mellado abolió lo acordado y redactó solus ipse su línea editorial y su línea programática. No por nada fue el rostro del piñerismo cultural.

Hagamos algo de historia. La concreción de este Parque Cultural –nacido en abril de 2000- es quizás el más importante logro de los trabajadores culturales chilenos. Fueron artistas, gestores, jóvenes soñadores quienes produjeron el milagro: convirtieron un lugar que había sido de encierro y dolor, en un espacio público, abierto a la creación espontánea y libre. Brotó el color y la alegría en una alquimia de incontable belleza. Llegaron los niños a jugar sobre un espacio de la memoria, donde está el edificio más antiguo de la ciudad: el polvorín colonial y que está flanqueado por los cementerios laicos más antiguos del país.

Ellos, los humildes, los sencillos, los amantes del arte y la cultura popular, fueron los gestores principales de este “parque cultural de los pueblos”, como lo denominaron sus impulsores en el majestuoso cónclave de artistas y ciudadanos del 6 de junio de 2009. Liderados por la Corporación Parque Cultural Ex Cárcel, ese tejido cultural consiguió bajar el proyecto de Inmobiliaria Novaterra (2002-2003) e hizo lo propio con el proyecto Niemeyer (2007-8), promovido por el alcalde Aldo Cornejo. Una vez que Cornejo perdió las municipales de octubre de 2008 y murió definitivamente el proyecto Niemeyer, estas organizaciones, mostrando toda su madurez, construyeron en forma conjunta con el gobierno –liderado por la ministra Urrutia- las bases del concurso nacional de arquitectura Parque Cultural de Valparaíso. Este fue el más participativo de todos los concursos nacionales realizados en la historia por el MOP.

Este concurso se realizó en marzo de 2009 y el proyecto ganador, perteneciente a un grupo de arquitectos de la PUC, fue el que finalmente se construyó. En aquel certamen de arquitectura fue miembro del jurado –en representación de las organizaciones de la sociedad civil de Valparaíso- Marín, el dirigente de la Ex Cárcel que actualmente representa en el directorio a las organizaciones históricas de este proceso.

¿Qué es lo que viene? Los cuatro representantes del gobierno de Piñera ya hicieron abandono del directorio del Parque Cultural. El actual gobierno ya designó a sus nuevos directores, cuyas identidades pronto se harán públicas. Estos, sumados a los representantes ciudadanos, deberán decidir respecto de la continuidad de Justo Pastor Mellado y de la directora ejecutiva, Catalina Gatica.

Lo que las organizaciones postulan es que se retome el proyecto original de la Ex Cárcel, esto es: la construcción conjunta entre Estado y ciudadanía de un proyecto cultural. Para que ello se concrete no basta con que las organizaciones de base tengan un tercio de los miembros del directorio, como ocurre ahora, sino que es necesario que uno de los puestos ejecutivos del Parque Cultural (director general o director ejecutivo), sea elegido por los trabajadores culturales porteños, en forma amplia y participativa.

Un párrafo de la línea editorial acordada en marzo de 2010 expresa muy bien la visión de Parque Cultural que las organizaciones quieren retomar: “El Parque Cultural de Valparaíso (PCV) es un espacio con vocación de convocatoria amplia, sin ningún tipo de exclusión, donde se combina  naturalmente la expresión formativa e inicial de la actividad artística, con aquella que es desarrollada como vocación de vida y  por tanto propende al perfeccionamiento y a la especialización. Es entonces un lugar donde no tiene cabida la censura  ni  el prejuicio, donde se promueve la diversidad y la fraternidad, en que los creadores tienen plena libertad para desarrollar su actividad artística y cultural. En consecuencia el PCV debe constituirse en la expresión más cercana y concreta del derecho a la cultura que tienen todos los ciudadanos, haciéndolos parte e  instándolos a ser protagonistas de su  desarrollo”.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
ronald

11 de Abril

Bien dicho!

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

Sin duda, la derecha consolidó sus votación histórica en a figura presidenciable de la carta conservadora, pero difícilmente se puede observar un espacio para el crecimiento natural o espontáneo para este.
+VER MÁS
#Política

Elecciones generales 2021: ¿Quién ganó?

Hemos presenciado varias olas de populismo, tanto de derechas como de izquierdas y los tiempos que corren, son también tiempos populistas, aquello forma parte del ethos de esta época y por lo mismo ha sid ...
+VER MÁS
#Política

Parisi: Populista de centro

Si intersectamos las actuales dos ideologías en disputa política en la máquina, introduciéndolas en un sistema de cuestionamiento y estudio lógico para votar por una u otra ideología, debiera haber co ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno Digital de Inteligencia Colectiva

Llenaré sus casas de mi hedor que al respirar sentirán un extraño dolor. Pondré los vicios sobre sus senderos de sus hijos amados. Animaré la lujuria sobre sus hijas. Llenaré de dudas sus apacibles vi ...
+VER MÁS
#Cultura

Me deben un grito

Popular

El desafío para Chile es la primacía del sistema económico y su capacidad de reducir la autonomía de otros sistemas parciales, con lo que termina condicionando sus operaciones a su código particular: p ...
+VER MÁS
#Política

La tentación de afirmar la política mediante la ciencia: el caso de Pablo Ortúzar

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

Lamentablemente, negacionistas y lobistas hacen sentir su influencia en las decisiones finales de las distintas Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y logran atenuar o minimizar las ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

#COP26 para negacionistas del Cambio Climático