#Ciudadanía

Migraciones: Las nuevas formas de esclavitud

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
La relación entre migración y esclavitud es directa. La sujeción de un inmigrante poco calificado a empleos con malas condiciones y la imposibilidad de acceder a estándares aceptables de protección social hacen que la vulnerabilidad de los inmigrantes, sobre todo los latinoamericanos, se profundice aún más.
 
Ha sido el propio Benedicto XVI hace unos días quien ha sostenido que presenciamos “el avance de nuevas formas de esclavitud”, aquellas que provocan los países menos aventajados oprimiendo y matando literalmente la esperanza y la vida de sus habitantes, los que emigran en goletas o en verdaderas  travesías por los desiertos hacia los países ricos o los que aparentan serlo, buscando reconstruir sus vidas a través de una nueva oportunidad.
 
Pero estos países, los más aventajados o los que aparentan serlo, entre los que se incluye Chile, todavía carecen de una comprensión integral de la cuestión migratoria. Las regiones del norte del país son un foco hoy de inmigración en explosivo crecimiento. La mayoría de los casos de esta inmigración muestra altos niveles de vulnerabilidad, no sólo por el hecho de migrar, que posee en sí mismo sus propios efectos en las personas sino que, además, una legislación obsoleta, sistemas de integración frágiles, la discriminación social, económica y cultural, sumada a la carencia de una política de migración justa y pertinente, que provocan la radicalización del riesgo para estas personas, que toman empleos precarios a menores precios, aumentando el rechazo de la población nacional que atribuye a estos nuevos trabajadores el desempleo nacional.
 
Mención especial merece el caso de las mujeres latinoamericanas jóvenes inmigrantes quienes en un porcentaje en alarmante crecimiento se emplean como trabajadoras sexuales en condiciones menos humanas, a veces, que en las que vivían en sus propios países. 
 
Hoy existe en el mundo el triple de esclavos que durante los siglos XVIII y XIX, a los que erróneamente se les atribuyen el auge de esta actividad.
 
Fortalecer la protección de las personas en situación de migración es una herramienta provechosa para la política, cultura y economía de los países, mejor aún que las rebajas arancelarias o las ganancias superfluas que puedan existir luego de un libelo limítrofe terrestre o marítimo.
 
Hoy, toda esclavitud comienza con una promesa de empleo. La preocupación de los estados no puede ser sólo la de fiscalización y emisión documentaria. En tiempos de democracias modernas debemos esperar y exigir más a los gobiernos, los parlamentos, la sociedad civil y por cierto a cada uno de nosotros en esta materia.
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jody

18 de Julio

aquesta nit he somiat amb tu!!feia temps que no rdcoreava cap somni i mira, vas i surts tu i se’m queda.estaves a barcelona i jo estava a un bus i et deia que quedavem deme0, e9s a dir, avui. no faltis a la teva cita amb mi, ok? xD

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

El país requiere de políticas públicas coherentes con una estrategia de desarrollo inclusivo, también en la dimensión digital y requiere de una Institucionalidad robusta que las ordene y sostenga en el ...
+VER MÁS
#Sociedad

eLearning y sociedad

No sólo nos ataca esta pandemia en términos de salud, nos ataca obligándonos a mirar al lado, a mirar al frente, adelante y atrás de nosotros. Nos ataca enrostrando que en nuestro Chile hay una gran inj ...
+VER MÁS
#Sociedad

Santiago no es Chile: descentralización una deuda pendiente

Seamos conscientes en que para resolver un conflicto a cualquier escala debemos esconder las armas, sentarnos en comunidad y hablar, hablar y hablar.
+VER MÁS
#Política

Un tercer lado del conflicto social

Popular

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

El país requiere de políticas públicas coherentes con una estrategia de desarrollo inclusivo, también en la dimensión digital y requiere de una Institucionalidad robusta que las ordene y sostenga en el ...
+VER MÁS
#Sociedad

eLearning y sociedad

No sólo nos ataca esta pandemia en términos de salud, nos ataca obligándonos a mirar al lado, a mirar al frente, adelante y atrás de nosotros. Nos ataca enrostrando que en nuestro Chile hay una gran inj ...
+VER MÁS
#Sociedad

Santiago no es Chile: descentralización una deuda pendiente

Seamos conscientes en que para resolver un conflicto a cualquier escala debemos esconder las armas, sentarnos en comunidad y hablar, hablar y hablar.
+VER MÁS
#Política

Un tercer lado del conflicto social

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma