#Ciudadanía

¿Más Calidad en educación? Entonces, mejoras para todos

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La educación suele ser mencionada como pilar para el desarrollo de las sociedades y la superación de la pobreza y la desigualdad en todos los discursos políticos y académicos de nuestro país. Para mejorarla, se está discutiendo una ley basada en un cuerpo de ideas creado precisamente para mejorar y asegurar la calidad de cualquier proceso productivo.

Lo lamentable es que nos hemos habituado a copiar modelos a medias, pasándolos por el cedazo de la ideología dominante, excluyendo de ellos toda exigencia a los sostenedores de la misma.

En este caso, se centra la preocupación en el control y la evaluación de los profesores, que actúan sólo en la fase final del proceso, sin asegurar la infraestructura y los recursos necesarios para el mismo y sin abrir espacios para discutir la política y las responsabilidades concurrentes de cada actor. Tampoco se discute con el cuerpo social el sentido y la visión del sistema educativo que necesitamos. La calidad, entonces, es entendida como fin y no como medio para el mejoramiento de la educación y el desarrollo de nuestra sociedad.

Como es sabido, la gestión de calidad se basa en hacer las cosas bien a la primera; realizando nuestro trabajo sin errores y a tiempo; dando a la siguiente persona en el proceso lo que requiere para realizar su parte del trabajo. Y por sobre todo, satisfaciendo las necesidades y expectativas de los clientes del proceso, tanto internos como externos.

En este caso, los clientes o destinatarios del sistema educacional corresponden a los directivos, docentes, codocentes, padres, apoderados, alumnos y a la sociedad en su conjunto, que son los miembros del sistema y aquéllos a quienes deseamos servir. Hablar de calidad entonces, sin las consideraciones anteriores, representa un ejercicio meramente retórico.

Se afirma buscar calidad en la educación, pero sin la participación de los actores, lo que demuestra nula preocupación por los destinatarios internos y finales del proceso. Tampoco por las condiciones en que se desarrolla, ni que los recursos necesarios no estén disponibles o sean claramente insuficientes. Como si fuera poco, se plantea que primero debe llegar la calidad, para ser premiada luego con los recursos necesarios para lograrla.

Seguimos sin entender que tener a los profesores entre los profesionales peor pagados, con la presión de ser los únicos responsables de los resultados, es un mal camino para tratar de alcanzar la tan mentada calidad, sino el peor.

La ley debe ser transformada radicalmente, incorporando mecanismos y procedimientos para la participación de todos los miembros en las definiciones del sistema, ya que son la esencia del mismo y sólo su total implicación posibilitará que sus habilidades sean usadas para el beneficio de la sociedad y de los destinatarios finales, generando identidad e identificación con el sistema en su conjunto y con sus objetivos.

Resulta obvio que para asegurar la calidad de la educación deben asegurarse, de manera previa, las condiciones para desarrollar el proceso. Estos requisitos no deben estar supeditados a resultados, pues si requisitos como infraestructura, recursos, respeto y salarios dignos, son un premio por la calidad y no una condición para ella, jamás lograremos mejorar la educación.

————————————————————

Foto: Escuela Arturo Alessandri Palma, Los Ángeles – Chile ayuda a Chile / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de agosto

Daniel, me gustó el artículo. Como planteas, esperar que se genere calidad para entregar recursos es un sin sentido. Una forma de enfrentar la crisis de nuestra educación que es propia de la “lógica económica”, esa torpe idea que todo puede regularse en base a premios y castigos.

Hoy, aparentemente abundan los economistas. o afines, dentro del gobierno. Varios de ellos con formación “made in USA” de hace veinte años. Puede que varios de estos personajes tengan la formación idónea para hacer de la educación un buen negocio, pero les falta bastante para saber como llevar a la educación chilena hacia una educación de calidad; tarea que ciertamente es muy difícil.

La ética de los incentivos, de los premios y castigos, tan corrupta, tan vacía, no es capaz de dar a fruto una educación de calidad. Esa torpe opción está certificada en su fracaso dentro del sistema educativo en USA y aquí, de seguirse, no será distinto.

Saludos.

04 de agosto

Daniel,gran artículo, en lo personal el tema calidad en la educación me despierta muchas dudas que bien expresas:
Se tiende a establecer que la calidad de la calidad estará dada en medida que los profesores sean evaluados satisfactoriamente y lo primero que consulto es quien evalúa a los que evalúan a los profesores, con que infraestructura se cuenta en la educación, lo cual no es sólo comprar computadores y regalarlos, me refiero a establecimientos que cumplan con standares (Salas, baños, canchas,etc).
Dónde dejamos a los padres y su responsabilidad formacional, puesto que muchos de verdad piensan que educación y formación es exclusivo de las entidades educacionales.
Por mi trabajo algo entiendo de aplicación de Normas de Calidad, pero siempre me ha quedado la sensación que en muchas de las áreas esto se aplica a la chilena, nivelando para abajo, porque se basan en que los incentivos monetarios son los que rendirán frutos.
En algunos sistemas de Calidad en la educación efectivamente se habla de clientes, satisfacción, etc. pero no leo que en ellos se hable de valores, de vocación, de servicio …aspectos fundamentales en la calidad educacional.
O se tratan todos los tópicos y se consideran a todos los actores o la Calidad de la que tanto hablamos será algo poco tangible e irreal.
Saludos

30 de septiembre

Gracias por tus comentarios Javier, efectivamente la ética del capitalismo es la que opera en etas formulaciones y esa es la misma que debemos esforzarnos en cambiar, educando y generando formas de pensar y ver la realidad distintas a las que nos impone el modelo.

14 de septiembre

El enfoque del artículo es el que se debe aplicar a nuestro sistema educacional, es verdad, no se puede mejorar la calidad dejando fuera a sus principales actores, creo que esta es una de las razones que provoca el rechazo del Colegio de Profesores hacia el Mineduc. El Colegio de Profesores tiene una visión emancipatoria de la educación que es muy diferente al sistema de control y fiscalización de las políticas del Mineduc. Un ejemplo muy representativo de estas prácticas es el SIMCE que de ser un instrumento de diagnostico se ha convertido en uno de selección y discriminación y que finalmente perjudica gravemente la educación pública. La evaluación es un tema complejo y existen dos enfoques principales, la evaluación del aprendizaje basada en la calificación del producto educacional y la evaluación para el aprendizaje donde la evaluación es un instrumento que informa al evaluado y al evaluador cuales son los pasos siguientes para ir desarrollando todas las competencias necesarias que se traduzcan en un aprendizaje significativo. Este enfoque se puede llevar a todos los estamentos educacionales e implica una visión verdadera de la realidad que se pretende modificar para su mejora. Si hacemos evaluaciones externas deben perseguir y provocar un impacto en la metacognición del evaluado.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad